Compartir

sinsajo

 

LOS JUEGOS DEL HAMBRE ha construido, con el paso del tiempo y el transcurso de sus tramas, crear una sólida y amplia representatividad de la crítica y el descontento social partiendo de una simple idea: convertir la tragedia en espectáculo. Espectadores de una cruel realidad circense, hemos comprobado cómo una minoría ciudadana perteneciente al Capitolio ha contemplado a lo largo de dos entregas, en pos de su divertimento y de su aislamiento de las precarias situaciones reales, las conmovedoras situaciones de jóvenes forzados a matar y mostrar lo peor de la naturaleza humana, sin analizar que nosotros, espectadores de una ficticia realidad, hemos hecho lo mismo, sucumbidos a los encantos de contemplar las dramáticas situaciones como un mero entretenimiento y espectáculo más. Pero como todo espectáculo, el de los Juegos también finaliza, tal y como nos mostraba la segunda entrega de la saga, EN LLAMAS. ¿Qué queda de LOS JUEGOS DEL HAMBRE tras la erradicación de los Juegos? ¿Sobrevive la crítica social, la crudeza de la opresión y el radicalismo político, eliminada la más clara referencia a la exageración hollywoodiense en la saga, e igualadas, más que nunca, ficción y realidad?

Con el planteamiento de nuevos interrogantes de fondo, SINSAJO PARTE 1 supone una evolución de la historia hacia un tono más oscuro y maduro. Erradicado el divertimento y el disfraz ante la realidad que suponían los Juegos, la caída del sistema y la alegoría política protagonizan la primera parte del final de una saga que, ahora sí, ahonda y profundiza en la complejidad de los radicalismos, la opresión, la democracia y las injusticias y crudeza social, e incluso, se permite ironizar con ello (“Las viejas modas siempre vuelven. Como la democracia”). Al frente de la lucha, el Sinsajo, Katniss Everdeen (JENNIFER LAWRENCE), en el recién descubierto Distrito 13, devastada tras la destrucción del Distrito 12 y la ausencia de Peeta Mellark (JOSH HUTCHERSON), y una sola misión, bajo el liderazgo de la Comandante Coin (JULIANNE MOORE) y el consejo de sus amigos más leales: salvar a Peeta y liberar del Capitolio a una nación rebelada y alentada por su valentía.

 

descarga

El Sinsajo no vuela alto. El fuego se enciende, pero no se propaga (aún). Con una clara fijación por los detalles y la búsqueda de los simbolismos, asistimos en SINSAJO PARTE 1 a una introducción sólida e interesante, enmarcada en el tono y entorno bélico, pero excesivamente pausada e innecesariamente prolongada. Nos interesa lo que se nos cuenta, pero no el cómo, anclado en las problemáticas que ya residían en la novela de Collins, más que en el tratamiento realizado por FRANCIS LAWRENCE de la película. Pese a un descenso de ritmo destacable en el tramo intermedio, la cinta debe gran parte de su valor a un director que exprime el material disponible al máximo, transformando un excesivo tono emocional literario en un creciente y moderado clímax sentimental fílmico, sabiendo, en ese moderado escalamiento, de cómo dotar de transiciones complejas a sus personajes.

Porque SINSAJO: PARTE 1 es una cinta de personajes, más que de sucesos y acontecimientos. Parte de su complejidad residía en la capacidad actoral para transmitir la crudeza, la agitación y la intensidad de los acontecimientos sin, a raíz de la división de la trama en dos partes, mostrar dichos sucesos. Relegar la acción a un plano secundario en pos del dinamismo de la acción narrativa y las complejidades emocionales. Y en cierta forma, lo consigue. Si bien es cierto que SINSAJO PARTE 1 acusa en momentos esa ausencia de acción, reservada para una segunda parte que, en estos términos, promete ser épica, el reparto parece estar sumido en un continuo estado de gracia. JENNIFER LAWRENCE nunca ha estado mejor. El variado registro interpretativo, el grado de desesperación y la dureza emocional que le permite mostrar su Katniss en esta entrega hace que, probablemente, realice su mejor trabajo hasta la fecha (prueba de ello es la escena en la que regresa por primera vez al Distrito 12, no se la pierdan). Y si bien LAWRENCE podría soportar el peso de la película por sí sola y esta seguiría funcionando, en esta entrega está inmejorablemente acompañada. JULIANNE MOORE se consolida como robaescenas de la película, brindando una gran actuación. SAM CLAFLIN o JOSH HUTCHERSON (a partir del tramo intermedio) han estado pocas veces mejor. PHILIP SEYMOUR HOFFMAN, WOODY HARRELSON, ELIZABETH BANKS, STANLEY TUCCI (que alguien deje presentar a Caesar Flickerman los Óscar. Ya.), DONALD SUTHERLAND, NATALIE DORMER… El grado de compromiso y de buen estado interpretativo de cada uno de ellos es acorde a las exigencias y expectativas de los fans de la saga.

 

Mockingjay-Part-1-still-Katniss-Coin

SINSAJO PARTE 1 acusa de suficientes desperfectos como para ser considerada peor que su antecesora, pero posee la suficiente calidad y solidez introductoria como para dar paso, en esa continua intensidad, elegancia, emotividad y apuesta por lo bélico, al perfecto colofón del fenómeno mundial. Todo final necesita de un principio. Toda revolución necesita de una chispa.

 

LO MEJOR:

  • Soberbia JENNIFER LAWRENCE. Las posibilidades que le da su personaje en esta tercera entrega son infinitas. Y las aprovecha.
  • El buen nivel técnico que vuelve a brindarnos FRANCIS LAWRENCE en una producción de estas características.

LO PEOR:

  • Más inestable que su antecesora.

 

Lydia Martínez

1 Comentario