Compartir

 

cinev

 

Todos los veranos la historia se repite. Da igual que os vayáis en julio, agosto, o que esperéis hasta septiembre para disfrutar del más que mereceido descanso estival. Vuestas semanas de de dura canícula están más que aseguradas. Pero el cinéfilo tiene una ventaja sobre el resto de mortales que todos los años le reporta una vida mucho más amable en el purgatorio de calor que está ya a la vuelta de la esquina: su amor incondicional por el cine. Un aliado inmejorable para sobrellevar los momentos más calurosos del día refugiados en las salas y también para ejercer de líder de la pandilla y plantear planes alternativos que resulten atractivos para todos. Porque gracias a dios, con el calor también viene de la mano el cine de verano, una manera de consumir cine que cada año que pasa suma puntos al incorporar nuevas variables a la ecuación, en su búsqueda de redondear la oferta y adaptarla a todos los públicos.

Y como sabemos que con tanto calor esto de buscar la información se hace un poquito más cuesta arriba, os hemos seleccionado los cines de verano que este año volverán a estar en boca de todos. Los que tenéis que visitar obligatoriamente, con vuestra pareja, con vuestros amigos, o con toda la familia a cuestas.

En las próximas semanas recogeremos en este dossier especial las diferentes propuestas de cine de verano que Madrid os ha preparado este año en varias entregas, y lo hacemos de esta manera porque nos está resultando muy complicado contactar con algunos organizadores y el tiempo corre…

Así que abrimos esta sección especial asomándonos al cine de verano más fugaz que podréis disfrutar este año en la capital: el nuevo Sing Along.

 

 

Sing Along

singalo1

 

El años pasado triunfaron importando el concepto londinense de ver y cantar musicales subtitulados a modo de karaoke. Si ya de por sí la formula era atractiva y realmente novedosa en la capital, la presencia de animadores en sus sesiones para romper el hielo y levantar al público de sus asientos y el formidable (e incomparable) marco del Palacio Conde Duque hicieron el resto.

Este año sus organizadores repiten fórmula y trasladan el show al Patio de Galileo, un teatro al aire libre que volverá a dar la bienvenida del 23 de junio al 5 de julio a todos los cinéfilos y melómanos con ganas de disfrutar una velada realmente animada.

 

 

Cuatro serán las cintas que se exhibirán de martes a domingo durante estas dos semanas: GREASE, THE ROCKY HORROR PICTURE SHOW, DIRTY DANCING y MOULIN ROUGUE. Cuatro clásicos básicos cuyos temas son ya parte de nuestra cultura pop y podréis bailar en catarsis colectiva.

Las sesiones, todas ellas a las 21:30, las podéis consultar en este enlace (también podéis consultar aquí las programadas para Barcelona y Leganés). Podéis comprar vuestras entradas en entradas.com o en la misma web del teatro Galileo

Además, en todas las proyecciones habrá un desenfadado Photocall para que todos los que asistáis podáis inmortalizaros, contaréis con la ayuda de un grupo de animadores que os explicarán las coreografías, y se os entregará un kit de participación con todo tipo de complementos y gadgets para interactuar con la película.

¿Por qué lo recomendamos?

Sin duda es la mejor opción para acudir en grupo, y juntar cine con música siempre es un aval de diversión.

Para redondear la propuesta…

  • Si comprais la entada en Let´s Bonus , ésta incluirá un mojito que podréis consumir mientras os dejáis la voz.
  • En el patio del Teatro Galileo podréis también pedir algo para picar (bocadillos y raciones) y todo tipo de bebidas a precios bastante contenidos.

 

Corta, muy corta la vida de esta propuesta, pero igual de efectiva que siempre. Todos los que aún no hayáis descubierto el formato, es el momento. Y los que ya lo conocéis, bien sabéis que se trata de una experiencia muy adecuada para sorprender con un plan diferente…

 

Alfonso Caro

Compartir
Artículo anteriorCRÍTICA : SAN ANDRÉS
Artículo siguienteLA BATALLA DE LAS SERIES: TWIN PEAKS
Alfonso Caro Sánchez (Mánager) Enamorado del cine y de la comunicación. Devorador de cine y firme defensor de este como vehículo de transmisión cultural, paraíso para la introspección e instrumento inmejorable para evadirse de la realidad. Poniendo un poco de orden en este tinglado.

1 Comentario