Compartir

 

insurgete41

 

Un año después de que su antecesora DIVERGENTE recaudara la friolera cifra de 290 millones de dólares en todo el mundo llega a nuestras pantallas INSURGENTE. La nueva entrega de la saga adolescente que intentará atraer de nuevo a las salas (como ya hizo la primera parte, DIVERGENTE) a los fans de la obra literaria de Verónica Roth. Recordemos que INSURGENTE es la segunda adaptación de la saga Divergente, formada por: Divergente, Insurgente y Leal. Una trilogía futurista post-apocalíptica en la que la acción se desarrolla en Chicago, la única ciudad amurallada que quedó en pie después de una guerra, con una sociedad de aparente libertad dividida en facciones: abnegación, osadía, erudición, verdad y cordialidad. Todos los individuos, dependiendo de su personalidad y aptitudes, son clasificados en una de éstas facciones. Ser divergente significa ser distinto y por tanto poner en peligro la organización estamental de esta sociedad.

Tris y Cuatro, son ahora perseguidos por Jeanine, líder de la facción de los Eruditos. En su huida se enfrentarán a un reto tras otro para desbloquear la verdad de su pasado y descubrir el futuro de su mundo. Es el momento de dar un paso adelante y rebelarse contra el tirano, aunque ello signifique enfrentarse al desmoronamiento de su orden existencial.

 

insurgente 42

 

ROBERT SCHWENTKE ( RIPD, DEPARTAMENTO DE POLICÍA MORTAL, MÁS ALLÁ DEL TIEMPO) sustituye a NEIL BURGER  y se pone a los mandos de esta segunda entrega; y presuntamente también de la tercera entrega, LEAL, que se dividirá en dos partes ( algo que ya nos suena en este tipo de películas juveniles, recordemos: LOS JUEGOS DEL HAMBRE, CREPÚSCULO o incluso HARRY POTTER) con estrenos programados para 2016 y 2017.

Se repite gran parte del elenco actoral con los protagonistas de su primera entrega.  SHAILENE WOODLEY ( BAJO LA MISMA ESTRELLA, LOS DESCENDIENTES) en el papel de Tris, cuya interpretación  funciona y convence, aunque sigue faltándole la espontaneidad y el carisma necesario para llenar la pantalla, en esta nueva entrega se corona como heroína indiscutible de la saga, con una personalidad más definida. Ya no es una niña asustada y miedosa con las ideas poco claras a la que adiestrar (ese corte de pelo es definitivo para plasmar esa evolución y esa seguridad en sí misma). Nuestra Tris  ahora ha madurado, es valiente y hará lo que sea para salvar a su gente. THEO JAMES  (SUPERCUTRES, UNDERWORLD: EL DESPERTAR), que interpreta a Cuatro, es plano y rutinario y aunque se queda algo cojo a la hora de  transmitir lo que siente, convence y conecta con el público. Por su parte MILES TELLER (WHIPLASH), que está soberbio en el papel de Peter, el sarcástico cobarde, firma una actuación madura que se adueña de la pantalla en cada secuencia en la que aparece, desplazando a sus compañeros de reparto a un segundísimo plano. Una pena que su personaje no tenga más protagonismo (Os aconsejamos que sigáis la pista a este actor de gran talento porque seguramente nos dará muchas alegrías en el futuro).  El buen panel de secundarios está coronado por KATE WINSLET (UNA VIDA EN TRES DÍAS, THE READER), que repite como manipuladora dirigente de los Eruditos con el único propósito es erradicar a toda costa a los divergentes, cuyo nivel interpretativo (lamentablemente) sigue sin explotarse y NAOMI WATTS ( BIRDMAN, ST. VINCENT), que se estrena en la saga como la líder de los Abandonados en una incorporación más que notable que enriquece el reparto, aunque su papel es bastante olvidable. Ambas actrices, secundarias de lujo que ofrecen un mayor atractivo para un público no tan adolescente, gozan de poco aprovechamiento.

 

insurgente43

 

Mientras que en DIVERGENTE nos introducían en esta sociedad distópica y en el adiestramiento de Tris, en INSURGENTE la principal novedad es el sentido de culpabilidad de la protagonista, la progresiva separación de las facciones, que a pesar de haber vivido siempre separadas comulgaban con el ordene establecido, y su lucha contra Erudición. Una segunda parte más dura y con más fuerza que la primera, que no deja de ser más que un puente necesario para llegar a lo que realmente importa, la tercera secuela.

Pocas pegas hay que poner al apartado técnico que es una de las bazas más importantes de la película. Los niveles de espectacularidad y de acción (mucho mayores que en la primera parte) se benefician de los notables efectos especiales generados por ordenador, sólidos y al servicio de la historia. Lo mismo pasa con el diseño de producción y el planteamiento de los decorados y la iluminación traslúcida de la naturaleza y los jardines, que contrastan con el estado emocional caótico de los protagonistas, dando una sensación de paz irreal a ese mundo post-apocalíptico.

En definitiva, el resultado de INSURGENTE es lo esperado, con un giro final excelente  y bien resuelto que consigue su propósito: ser atractivo y mantener el interés del espectador, dejándonos con esas ganas de una nueva entrega para conocer el desenlace de esa sociedad futurista.

 

 

LO MEJOR:

  •  Los efectos visuales.
  • La película es entretenida.
  • La interpretación sarcástica de MILES TELLER.
  • El giro final de la trama bien resuelto.

 

LO PEOR:

  • El tener que esperar un año para la próxima entrega.
  • La poca espontaneidad de los actores principales.

 

 

Silvia Estivill

No hay comentarios

Dejar una respuesta