Compartir

 
tumblr_static_dil47ctnuz480c088kwgwsc0g_1280_v2

 

Una mirada rápida -a los cinco primeros minutos de la película (no llega)- al personaje de BILL MURRAY en esta simpática comedia y correcto drama de THEODORE MELFI (opera prima), nos es suficiente para emitir un juicio que parece absolutamente correcto para definirle: un viejo cascarrabias, borracho, adicto a las apuestas y con problemas de dinero que no merece la simpatía del público. Pero no debemos olvidar que la máxima de la comedia blanca típicamente made in Hollywood es que todas las personas son buenas: sólo es cuestión de encontrar la bondad en el alma de cada una (moralina con la que el director se encargará de martillearnos una y otra vez durante el filme).

 

st.-vincent-movie-still-23

 

La forma más fácil de definir ST. VINCENT es como una suerte de versión optimista y luminosa (y también bastante menos buena) de GRAN TORINO. Porque MURRAY interpreta a VINCENT, un viejo cascarrabias -combatiente y laureado en la guerra del Vietnam-, que tiene problemas con sus vecinos pero acabará llevándose bien con el chico de doce años (LIEBERHER) cuya madre es responsable de un problema con su antiguo coche. También asiste a la función NAOMI WATTS (con un divertido y acertado acento ruso) en el papel de una prostituta embarazada, que nos ofrece una buena actuación en un papel pobremente escrito que sólo es usado para dar un mínimo contenido a la existencia vacía del Vincent de MURRAY. Y lo mismo ocurre con el personaje de CHRIS O’DOWD (el cura católico/profesor de una absurda escuela católica muy poco ortodoxa), que se encuentra a medio camino entre las críticas punzantes a toda religión y el humor blanco y aburrido, y sólo sirve como detonante para el meloso mensaje moral del filme. Al contrario que con estos dos, no puedo decir nada bueno del joven LIEBERHER (ya sea por mi tendencia natural a odiar a la mayor parte de la comunidad de niños actores o por su ínfima calidad como actor), aunque su presencia no llegue a molestar porque sabe dejarse llevar por el gran actor con el que comparte más tiempo en pantalla: MURRAY.

Y esa que la gran virtud de esta recientemente nominada a la Mejor película de comedia o musical en los Globos de Oro reside en la (también nominada) brillante actuación de MURRAY. Y es que el adjetivo no le puede venir más al dedo: él es lo que más rutila en una película con pocos puntos en los que diferenciarse con las comedias dramáticas que afloran año tras año en el panorama cinéfilo americano. Sí, es una película agradable y funciona dentro de sus propias ambiciones (hacer pasar un rato agradable al espectador), pero lo hace sólo por la actuación de BILL MURRAY. El actor desata sus cualidades como comediante en un material que no le exige demasiado y, cuando llega la inevitable ruptura dramática de su personaje, se entrega al máximo con la sensibilidad que caracteriza al MURRAY-actor-dramático, dándole la posibilidad también de mostrar sus cartas con un nuevo personaje solitario de los que tantos hay en la carrera tardía del famoso actor.

 

bg_st-vincent-2014-movie-still-2

 

Para terminar, sólo puedo que seros honesto. La única verdad absoluta que emana este primer filme de THEODORE MELFI (en el que todo funciona bajo las expectativas de un final buen-rollista en el que todos reciben -recibimos- una lección moral insoportable y poco sutil) es que, por ahora, el director sigue un patrón ampliamente conocido por cualquier espectador con un mínimo bagaje a las espaldas, y que su primer filme sería fácilmente olvidable de no ser por la vida que le insufla el inmortal BILL MURRAY a los pequeños empaques trágico-cómicos que (en momentos inspirados) MELFI sitúa en su guión.

 

 
LO MEJOR:

  • BILL MURRAY
  • Algunos momentos cómicos inspirados del guión de MELFI, siempre basados en el choque entre la inocencia del personaje de LIEBERHER y la vida autodestructiva y pesimista del VINCENT de MURRAY

LO PEOR:

  • Personajes pobremente definidos
  • La moralina insoportable que se desprende de ST. VINCENT

 

Pol Llongueras

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.