Compartir

El regalo

 

Muchas veces es más efectivo sugerir que mostrar. Esto es lo que hace JOEL EDGERTON (MONKEYS) en su primer largometraje como director, THE GIFT (EL REGALO en español), en el que no solamente le ha bastado con dirigir, sino que también ha escrito el guion y, además, ha aparecido como uno de sus protagonistas. EL REGALO cuenta la vida de Robyn y Simon, una pareja casada que se muda a una nueva casa en Los Ángeles. Su vida, aparentemente perfecta, cambia de repente cuando, tras 20 años, aparece Gordo, un excompañero de instituto de Simon que quiere retomar la amistad. Para ello, comienza a mandar regalos misteriosos que destaparán el pasado de Simon.

Uno de los puntos fuertes del thriller es su elenco: unir a JOEL EDGERTON (BLACK MASS), JASON BATEMAN (AHÍ OS QUEDÁIS) y REBECCA HALL (TRANSCENDENCE) fue muy buena idea. JASON es Simon, el hombre al que todo le ha ido bien en la vida (de forma aparente) que vive por y para su mujer Robyn, interpretada por HALL, una mujer buena, sin maldad, fuerte, y que ha pasado el trauma de un aborto pero que, a pesar de las dificultades, saca la fuerza de donde puede para seguir adelante con su marido. Por último, la guinda del pastel la pone JOEL, una auténtica festividad gestual andante (ya entendemos su premio a mejor actor en el Festival de Sitges 2015) que da vida al famoso personaje de Gordo, excompañero de Simon. A pesar de la vida que ha tenido (sufrió acoso escolar, la vida no le fue como él quería y tiene acciones algo oscuras) el espectador le mira con ternura y lastima (y no solo al espectador: Robyn siente lo mismo). Un trío espectacular en la gran pantalla cuyos matices oscuros nos pondrán los pelos de punta y nos harán cambiar de bando: en ciertos momentos, odiaremos al personaje de Simon, y, en otros, lo amaremos, tal y como sucederá con Gordo.

 

El Regalo

 

Un guion lleno de tensión y escrito, tal y como ya hemos indicado, por el propio EDGERTON en el que destacan momentos como el del matrimonio en la casa de Gordo, los ruidos en la casa, los últimos regalos… Una sorpresa tras otra y un giro final que te dejará traspuesto, con la piel de gallina y los ojos llorosos. Una situación que podría ser totalmente realista y que a ninguno le gustaría experimentar. Su guion es su gran fortaleza, aunque como pequeña debilidad podríamos decir que, en ocasiones, en medio del metraje esperas más de lo que se da. Un juego cinematográfico de desconfianza que se irá acrecentando en su tensión en cada regalo que reciben sus protagonistas (desde una botella de un vino hasta un estanque con peces junto a las notas con carita sonriente). La fotografía, realizada por EDUARD GRAU, destaca por la oscuridad en sus planos y por la barrera entre la casa acristalada y la calle a un paso del “peligro”.

 

El Regalo

 

Algunos sustos te harán “levitar” de la butaca y te mantendrán en constante tensión durante los 108 minutos de filme: una cámara que persigue, que acosa constantemente no solo a Robyn, sino al público que acompaña a esta en la soledad de su asilada y gran casa. Parece que poco a poco vas descubriendo la trama, pero es una trampa que no ves hasta que llega su brutal final, que te deja boquiabierto y descolocado. Este es uno de los aspectos que gustan al espectador: nada es lo que parece. El perdón y la venganza son dos de los temas interesantes que están en el fondo de la trama y esto es lo que muestra el verdadero rencor que tenemos las personas.

Aunque la perturbación es la estrella del largometraje, el acoso es otro de los temas principales (pensar que alguien constantemente te vigila, te observa en tu propia casa…). Una situación que podría pasarle a cualquiera en realidad y que nadie desearía. Un regalo final con un vídeo escalofriante que dejará psicologicamente trastocado al personaje de Simon y a la persona que descubra el pastel con él. Recuerda que nunca sabrás realmente la verdad… Y es que este es el terror que más nos asusta. JOEL, gracias por EL REGALO.

 

 

LO MEJOR:

  • Un JOEL EDGERTON muy completo.
  • Guion realista, intrigante, perturbador y con sustos.
  • Su brillante elenco.
  • Escena final.

LO PEOR:

  • Para algunos, el nerviosismo que genera la cinta.
  • En algunas escenas exige más de lo que da.

 

 

María Páez 

1 Comentario