Compartir

 

Arias y Gutiérrez, padre e hijo

 

Ya no somos tan pequeños. El año pasado la industria española dejó claro que teníamos fuerza, que no teníamos miedo a ningún género cinematográfico y que en la cantera patria hay calidad. JAVIER RUIZ CALDERA ha seguido esa senda con ANACLETO: AGENTE SECRETO.

Hace unos meses MORTADELO Y FILEMÓN CONTRA JIMMY EL CACHONDO dibujó el derrotero de las versiones de los cómics españoles al celuloide. Ahora le toca a otro agente, menos estrambótico pero emanando los mismos aires autóctonos; un James Bond a la española creado por MANUEL VÁZQUEZ GALLEGO. Y RUIZ CALDERA no ha podido ser más fiel al pasar la historia a la gran pantalla. El cineasta, con títulos como OPERACIÓN FANTASMA o TRES BODAS DE MÁS, se las apaña bien en los subgéneros de la comedia y ha mejorado el pulso en cada obra. Así, ha sabido mezclar la acción y el humor de forma destacable y el conglomerado final se presenta en el punto perfecto, siendo la risa el mayor ingrediente, puesto que envuelve la acción sin que ésta pierda tensión.

 

anacleto agente secreto

 

Para ello ha contado con buen casting. Algunos ya se han puesto a sus órdenes en trabajos anteriores, pero también hay buenos fichajes, como el que da vida al protagonista. IMANOL ARIAS es la versión del agente en nuestros días, lo actualiza con la esencia que VÁZQUEZ estableció, y se convierte el padre y guía de su hijo QUIM GUTIÉRREZ. El barcelonés es uno de los actores más versátiles de su generación ya que sabe lidiar con géneros dramáticos como ya hizo en AZULOSCUROCASINEGRO (DANIEL SÁNCHEZ ARÉVALO, 2006), ser un romántico en SEXO FÁCIL, PELÍCULAS TRISTES (ALEJO FLAH, 2015) o un melancólico y entrañable perdedor en PRIMOS (DANIEL SÁNCHEZ ARÉVALO, 2011). Y, ahora como vástago del súper agente (y verdadero personaje principal), su actuación resulta soberbia. Él es Adolfo, el típico treintañero español de a pie que sobrevive con su curro, sus colegas, su chica, sus porros y sus series. Cuando su novia le deja por su falta de expectativas ante la vida, comienza una mala racha que empeora cuando unos matones van tras ella. Su padre, del cuál desconoce su verdadera identidad, va en su auxilio y, ya en la masía que regenta, descubrirá sus verdaderos menesteres.

A esta animada trama le dan fuerza también los secundarios. Todos saben dar a sus personajes y a sus frases el toque triunfante para sorprender. ALEXANDRA JIMÉNEZ es una perfecta chica con ambiciones harta de que su chico sea un vago. A BERTO ROMERO su rol de colega de penurias le queda como un guante; además, no infla la interpretación haciendo de sí mismo, lo que supone un punto a favor para un actor que poco a poco se está haciendo un hueco en nuestro cine. Tampoco CARLOS ARECES ha exagerado el rol del antagónico Vázquez, un villano que encarna unos cánones muy patrios. ROSSY DEL PALMA tiene unas cuantas líneas de guion y, tal como hizo en TRES BODAS DE MÁS, lo borda. EMILIO GUTIÉRREZ CABA sigue en plena forma y pasa por la cinta también haciendo de superior del agente. Todos perfectos.

 

anacleto imanol arias

 

Sin duda, sobra talento dentro del equipo artístico, y estos se ciñen a un guion irónico y ágil que no se anda con sutilezas. Dispara ocurrencias que consiguen la carcajada en varias ocasiones y los diálogos mezclan la bravura con la jarana patria. La España cañí queda reflejada en varias ocasiones dado que, de refilón, sobresalen anécdotas de nuestra actual historia: el Fórum Filatélico, los recortes en la administración… Y la acción no transcurre en grandes avenidas o en puentes descomunales, sino que se desarrolla en mercados de barrio, en masías… Todo muy nuestro, aderezado con frases punzantes y muy buen rollo. Y, como en los anteriores largometrajes del realizador, la música es potente y bien insertada, como LOS NIKIS sonando en ese flashback.

Como los buenos agentes y los buenos héroes, RUIZ CALDERA se ha superado en su nueva misión. Tenemos por fin una comedia española del 2015. Ya se nota la curiosidad con SUPERLÓPEZ.

 

 

LO MEJOR:

  • Es una película dirigida a (casi) todos los públicos.
  • Comedia en estado puro durante su hora y media.
  • Un director muy acomodado en el género.
  • El costumbrismo bien acoplado a la acción y al espionaje.

 

LO PEOR:

  • El que sea versión en carne y hueso puede tener sus detractores.
  • Algunas escenas de acción cantan en lo que a credibilidad se refiere.

 

 

María Aller

1 Comentario