Compartir

 
 
Better Call Saul

 

MOVISTAR+ vuelve a demostrar este año que tiene mucho soul (o mejor dicho, mucho “Saul”) estrenando en España (en versión original y doblada de forma simultánea) la segunda temporada de la aclamada serie de VINCE GILLIGAN y PETER GOULD, BETTER CALL SAUL. Un estreno que se producirá solo un día después de su emisión en Estados Unidos en su cadena creadora, AMC, y que nosotros tuvimos la suerte de disfrutar ayer, día 15, en la sala Flagship Store del edificio de Telefónica.

BETTER CALL SAUL ya nos dejó impresionados en su primera temporada con una fantástica crítica y siete nominaciones a los premios Emmy, en una temporada fresca, diferente y que, aunque menos intensa que su serie madre, BREAKING BAD, siempre ha sabido conservar su esencia. Nuestro abogado favorito, Jimmy McGill, interpretado por el maravilloso BOB ODENKIRK, se verá entre la espada y la pared tras el final de la primera temporada, en el que nos dejó con la intriga de qué sucedería en su futuro como abogado tras sus discrepancias y problemas con su hermano Chuck (MICHAEL MCKEAN) al rechazar una perfecta oferta laboral.

 

Better Call Saul

 

Con un plano en blanco y negro para indicarnos que estamos ante un flashforward, es como arranca esta segunda temporada. Como veis, aquellos viajes en el tiempo a los que nos tiene acostumbrados GILLIGAN siguen sin faltar. Igual que ocurriera en el episodio piloto, esta vez volvemos a ver a Saul Goodman, tiempo después de lo acontecido en BREAKING BAD, trabajando en una cafetería, en continua guardia ante los peligros que le puedan acechar y, por supuesto, añorando sus años de abogado. Si bien no queremos desvelaros mucho (¡nos gusta que os sorprendáis!), podemos adelantaros que esta segunda temporada contará también con 10 episodios e, igual que la anterior, incluirá esos guiños a BREAKING BAD que emocionarán y sacarán una sonrisita al espectador fanático del mundo de Walter White.

 

Better Call Saul

 

Hemos podido observar también las primeras pinceladas de lo que será la transformación del peculiar abogado, que se intuyen a través de pequeñas pistas (especialidad de la casa GILLIGAN: nunca darnos nada hecho y dejar que nosotros seamos quienes lo procesemos en nuestra mente): veremos cómo pasa de ser el bondadoso y humilde Jimmy McGill, al extravagante Saul Goodman en todo su esplendor, siendo infiel a la moralidad por la que, hasta entonces, siempre había intentado regirse. También se tratará el avance de su relación con el personaje de Mike (JONATHAN BANKS) en una faceta nada legal que empezará a mostrar a su amiga y confidente compañera (profesional y personalmente) Kim, a la que encarna RHEA SEEHORN. Con todo, vemos que el título del primer capítulo, Switch (‘cambiar’ en español), tiene mucho sentido. ¡Y lo que nos quedará por ver!

 

Better Call Saul

 

Dejando la trama a un lado, no podemos dejar de destacar la fantástica fotografía de Albuquerque (realizada por ARTHUR ALBERT y MICHAEL SLOVIS), con ese color amarillo prevaleciendo sobre todos los demás. Tampoco podemos olvidar la banda sonora de DAVE PORTER, que siempre acompaña en algunas secuencias, incluidas las finales, para ayudar, aún más si cabe, a dejarnos con la miel en los labios. Porque los finales de episodio de BETTER CALL SAUL, aunque silenciosos, suelen contar con cliffhangers, marca de la casa GILLIGAN, que nada tienen que envidiar a su predecesora.  ¡Y hasta aquí podemos leer para no hacer spoilers! Solamente queda esperar a que vosotros mismos lo veáis en su estreno de esta noche. Recordad: tenéis una cita con CANAL+SERIES y Saul Goodman esta noche a las 23:30.

It’s all good, man!

 

 

 

María Páez 

No hay comentarios