Compartir

tn

 

Muy buen sabor de boca nos ha dejado esta primera temporada que ha emitido en nuestro país Canal + Series, y os vamos a contar por qué:

Nueva York. 1900. La sociedad está en plena convulsión: grandes olas de inmigrantes acentúan la desigualdad de una sociedad clasista y racista. La sociedad está cambiando a pasos agigantados, y la sanidad… también. Se están gestando grandes avances médico-científicos y hasta esa época nos transporta brillantemente STEVEN SODERBERGH (ERIN BROKOVICH, TRAFFIC, OCEAN´S ELEVEN) centrando su atención en el hospital Knickerbocker, por el que incluso muchas veces cámara en mano, SODERBERGH se pasea a sus anchas.

Comienza THE KNICK y no hay cabecera, no hay unas imágenes elaboradas, no hay una música inicial para cada capítulo que tararear durante el resto del día. Sólo hay unas letras blancas: “THE KNICK”, sobre un fondo negro. Y es que esta serie es directa, agresiva, y sencillamente genial. Un retrato de la época y del sector médico de manera casi documental que consigue enganchar gracias a un esmerado cuidado en la ambientación y una fotografía sublime: las frías calles de tierra neoyorkinas, los oscuros escenarios donde viven las personas con menos recursos, los cálidos prostíbulos, el espacioso y frío Knick, y sobretodo, el inmaculado quirófano que se tiñe de sangre en cada intervención. En varias ocasiones es denominado “el circo”.  Acertadamente, la sensación es de estar asistiendo a un circo: los académicos, formalmente vestidos, concurren a las intervenciones quirúrgicas relatadas en voz alta por los impolutos cirujanos. Intervenciones, basadas en la prueba-error, en pos del avance científico y con los utensilios de la época… no dejarán a nadie indiferente.

 

1403058926_740215_0000000000_noticia_normal
“El circo”

 

Al mando, el Dr Thackery. Un arrogante, racista y ambicioso cocainómano jefe de cirujanos que encarna poderosamente CLIVE OWEN. Con su personalidad avasalladora, su talento y su obsesión por lograr avances en la medicina, este personaje cautiva y conduce perfectamente el interés por la acción durante toda la temporada. A su lado, unos buenos secundarios, ANDRE HOLLAND, JULIET RYLANCE, MICHAEL ANGARANO, EVE HEWSON, JEREMY BOBB o EERIC JOHNSON, para profundizar en temas como el racismo, el papel marginal de la mujer, las mafias, el poder de la Iglesia, el aborto…. aspectos todos ellos que enriquecen y entrelazan la trama principal.

Mención especial merece la música de CLIFF MARTÍNEZ, que contrasta con la época en la que nos situamos. Que elimina cualquier intento de romanticismo (sin duda no es la intención de SODERBERGH). Podríamos decir que es una música futurista para acompañar a un tiempo que está cabalgando de manera trepidante hacia el futuro, y que en este momento no es sosegado, de hecho sacude, da miedo.

 

http://youtu.be/6HAX8Xn5SEo

 

La serie arranca bien, muy bien. Tras ver el piloto, y si tu estómago aguanta, devorarás los nueve capítulos restantes.  La trama narrativa va enriqueciéndose gradualmente hasta un perfecto cierre de temporada. Ahora queda esperar la segunda temporada que también rodará SODERBERGH, y en la que también estará OWEN… y que… sí, ¡hay ganas!.

Recordar que podéis ver THE KNICK todos los miércoles en Canal Plus Series, y si se os pasa algún episodio no os preocupeis porque los repiten varias veces.

 

Elena Martín 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.