El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

Series de anime inspiradas en los juegos de azar destacada - El Palomitrón
REDACTORES

SERIES DE ANIME INSPIRADAS EN LOS JUEGOS DE AZAR

El animeeshon o anime como se lo conoce tradicionalmente, data desde 1900. Este entretenimiento japonés hoy se consume en todo el mundo, dejó de ser un fenómeno cultural local para trasladarse al resto de los países, algo similar está ocurriendo con los juegos de azar. Gracias a la tecnología el consumo de este tipo de entretenimiento va en aumento, pero qué pensarías si te dijera que ambos mundos pueden entrelazarse. Te presentamos algunos títulos inspirados en los juegos de azar.

OUSAMA GAME

Este anime tiene como protagonista a Nobuaki Kanazawa, quien junto a sus compañeros de la escuela secundaria reciben un extraño mensaje de texto en sus teléfonos celulares de una persona que ninguno de ellos conoce, el “Rey”. A medida que estos estudiantes comentan entre ellos lo sucedido, se dan cuenta de que cada mensaje tiene distintas órdenes al azar, que ellos deben obedecer o se arriesgan a ser penados con la muerte. Tras el sacrificio que hace por el juego y por él, la novia de Nobuaki, este decide detener al letal Ōsama Game, de una vez por todas. Cuando uno pierde dinero en los juegos, tiene la posibilidad de poder recuperarlo, pero en este mortífero juego de azar que está librando el “Rey” es difícil recuperar lo perdido.

Series de anime inspiradas en los juegos de azar - El Palomitrón

KAKEGURUI

Kakegurui nos presenta un anime de perfectos gráficos con una historia extraña. El contexto de la serie se centra en la universidad Hyakkao, donde no se tienen en cuenta las habilidades deportivas o académicas sino más bien la destreza que sus alumnos muestran a la hora de apostar a los clásicos juegos de casino como es el póker, un juego muy presente en los casinos ya sean online o físicos, o piedra, papel y tijera, un clásico del país asiático y que en muchas series de anime representan. El personaje principal es una misteriosa mujer, Yumeki Jabami, transferida a la Academia quien al principio parece ser modesta pero luego muestra un gran fanatismo por los juegos de apuestas.

DEATH PARADE

El argumento de este anime  consiste en el viaje que realizan las almas de las personas al morir, en este caso son enviadas a un bar llamado Quindecim donde el barman es quien decide el destino final de estas almas. Para ello los participantes deben salir victoriosos de ciertos juegos de azar que propone y supervisa Decim, quien tiene un curioso pasatiempo que consiste en hacer maniquies semejantes a los invitados que ha juzgado anteriormente. Esta serie se suma a los éxitos que ya tiene el director, Yuzuru Tachikawa, en su haber como Mob Psycho o Deca-Dance.

NO GAME NO LIFE

Los protagonistas de esta historia son Shiro y Sora, dos hermanos “neets” quienes son expertos en los juegos de azar y destreza. Su vida es tranquila y victoriosa, ya que no hay ni un juego que ellos no hayan ganado. Un dia les llega un mensaje de correo donde se les propone jugar un juego de ajedrez, como es la costumbre de estos dos hermanos, ganan la partida y sin tiempo a festejar una nueva victoria son enviados a otro mundo. Un mundo con muchos tonos pastel donde además de humanos hay criaturas de todo tipo. En este mundo solo se gana o pierde a través de los juegos, no están permitidos otro tipo de disputas por lo cual es el mundo ideal para estos dos hermanos. La manera y las apuestas que realizan Shiro y Sora durante toda la serie son suficientes para mantener al espectador tenso.

Este pequeño listado enumera algunas de las series que llenan todo el ser del espectador de adrenalina y tensión al ver los riesgos que toman los protagonistas.

Redacción

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Intento de muchas cosas y una de las piezas que hacen funcionar la sección manganime. Ávido lector de manga, enamorado de la tinta y de la tragedia de Sui Ishida. Firme defensor de la industria como arte y la abolición de estúpidas etiquetas.