Compartir

Reseña de Moriarty el patriota #1 personajes - el palomitron

No cabe la menor duda de que el novelista de origen escocés Arthur Conan Doyle fue, y continúa siendo a día de hoy, uno de los autores más distinguidos y mediáticos de la historia de la literatura. La creación y el éxito de las aventuras del icónico detective Sherlock Holmes llevaron al estrellato a un autor cuya trayectoria no se reduce solamente a ello. Los cincuenta y seis relatos y las cuatro novelas que conforman el universo canónico de Sherlock Holmes son el magnus opus de Doyle, uno que eclipsa en gran medida el resto de un rico y variado repertorio de obras que oscilan entre la ficción y la política, la poesía o el género bélico y paranormal. Con Sherlock Holmes, Arthur Conan Doyle creó a una bestia y a su particular némesis; una de la que, parece ser, intentó librarse mediante un final a la altura y la actuación del personaje de James Moriarty. Un escenario y un recurso narrativo insuficientes para aplacar la presión corporativa de la editorial y la de un público para nada complaciente.

Reseña de Moriarty el patriota #1 Moriarty - el palomitron

Ni la voluntad de Doyle ni el papel de Moriarty fueron determinantes para marcar el último punto en aquel relato titulado ‘El problema final’. Sherlock regresó, y con él la gallina de los huevos de oro seguía procurando éxito tras éxito. Desde entonces, el personaje del profesor James Moriarty ha sido objeto de estudio y ficción para muchos y muy diversos autores. El hermetismo y misterio alrededor del personaje creado por Arthur Conan Doyle ha servido como fuente de interés e inspiración en la creación de productos de entretenimiento audiovisual como Sherlock Holmes: Juego de Sombras, Sherlock Holmes (BBC One) u otros literarios como el que nos ocupa, Moriarty el patriota.

Moriarty el patriota (Yukoku no Moriarty) es un shōnen donde el suspense y el intelecto priman sobre el resto. La obra bebe de la novela criminal y acerca al lector a una perspectiva diametralmente opuesta, aquí Moriarty es el protagonista de la historia, el antihéroe en busca de un noble fin sin importar los medios empleados. Llevada a cabo por el binomio compuesto por Ryosuke Takeuchi (All You Need is Kill) en materia de guion y Hikaru Miyoshi (Psycho Pass) a cargo de la ilustración, Moriarty el patriota cuenta actualmente con seis volúmenes publicados en Japón y sigue su serialización en la revista mensual Jump Square desde 2016. Así pues, comenzamos la reseña de Moriarty el patriota #1. Un análisis donde no destriparemos detalles sustanciales de su argumento e intentaremos ir más allá de lo que vemos a primera vista.

Reseña de Moriarty el patriota #1 cartel - el palomitron

La primera página de Moriarty el patriota #1 ilustra la famosa escena de las cataratas de Reichenbach, escenario donde tiene lugar la confrontación final entre el detective Sherlock Holmes y el profesor y criminal William James Moriarty. Las dos mentes más brillantes de Reino Unido. Tras este panel, y empleando el recurso del flashforward, el dúo de autores traslada al lector tiempo atrás, en concreto a la Gran Bretaña del año 1866. Un período histórico caracterizado por la supremacía del Imperio Británico sobre el resto del mundo, llegando a controlar una cuarta parte del territorio mundial. Un contexto moldeado por un sistema de clases tan arraigado e inamovible que marcaba los límites infranqueables entre los distintos estratos sociales y potenciaba una feroz discriminación entre clases. Reseña de Moriarty el patriota #1 Moriarty niño - el palomitronAlbert James Moriarty es el primogénito de los Moriarty, una familia de la aristocracia asentada en Londres, pero sus ideales distan en demasía de los de sus allegados. Odia con fervor todos los valores y la corrupción de su sociedad. Desea un profundo cambio, una revolución. Y todo cambiará a partir del momento en que conoce a dos pequeños huérfanos de un orfanato. Uno de ellos con un intelecto capaz de cambiar el mundo. Aquel que un futuro se hará llamar William James Moriarty, profesor y asesor del crimen.

Si algo permite el personaje creado por el novelista escocés es su reinterpretación. Como decíamos, se trata de una figura cimentada sobre el hermetismo, sobre un soberano desconocimiento acerca de su pasado y sus motivaciones, así como su trayectoria hasta alcanzar el estatus de mente maestra del crimen. Así pues, Takeuchi y Miyoshi guían al lector a ese descubrimiento, a los primeros movimientos que supusieron el germen de la revolución. Siguen los pasos de un pequeño huérfano que desde una temprana edad ya denota claros síntomas de grandeza intelectual. Alguien que pese a pertenecer al estrato social más bajo no dedica sus esfuerzos a delinquir, sino a ayudar a los demás a cambio de algo de comida o dinero. Alguien con firmes e indestructibles ideales y un carisma capaz de encandilar a las masas, de guiar a sus fieles.

Reseña de Moriarty el patriota #1 Moriarty 1 - el palomitron

En el interior del joven habita una inagotable llama que busca prender e incendiar los cimientos que sostienen el sistema social de clases y la consecuente discriminación imperantes en el período histórico establecido. Una llama avivada con el paso de los años y que es compartida con gran parte del elenco de personajes mostrados por el momento. William Moriarty emerge como la mente pensante detrás de la fachada de carismático y afable profesor de universidad. Su evolución social y la manera de comportarse en público distan de sus verdaderas intenciones, de su auténtico rol. William Moriarty es el equivalente a un Robin Hood que se encarga de ayudar al oprimido y azotar a la nobleza, sin importar el qué y el cómo. Todo detallado, todo calculado al milímetro. Se trata de cometer el crimen perfecto. Y para ello cuenta con la inestimable ayuda de sus hermanos Albert y Lewis Moriarty, además de otros acompañantes como el coronel Moran. Piezas necesarias e indispensables para acometer el jaque mate a una sociedad victoriana impregnada de corrupción y desigualdad.

A lo largo de este primer volumen el lector puede comprobar de primera mano la mezquindad, arrogancia y superioridad exhaladas por aquellos asentados en las posiciones más elevadas del modelo de la pirámide social. Cómo la aristocracia y los altos cargos abusan de su poder y cruzan la delgada línea de la humillación asiduamente. La Inglaterra del siglo XIX es una de claros contrastes, una donde un ínfimo porcentaje de la población que se ahoga en su riqueza y privilegios tiene un enorme poder de control y decisión sobre el mundo; y una donde una prominente proporción de la misma se ahoga en su miseria y está sentenciada desde su nacimiento. Un sistema societario que crea demonios y que diferencia el valor de la vida de las personas según su condición.Reseña de Moriarty el patriota #1 Moriarty 2 - el palomitron El conde que asfixia a impuestos y elevadas rentas a los agricultores que trabajan sus terrenos o el aristócrata que protege sus intereses y comodidades aunque sea necesario acabar con vidas ajenas son ejemplos de la calaña que conforma esta sociedad. Una que, al fin y al cabo, no dista en gran medida de la que habita la nuestra actualmente.

Ryosuke Takeuchi confecciona un primer volumen en términos de guion y desarrollo argumental con un marcado regusto a presentación e introducción. Focaliza los primeros compases de la obra en el pasado, en el humilde origen de William James Moriarty y en el de su misión, una autoimpuesta por él mismo para arrojar algo de luz sobre un mundo tan oscuro como pesimista para una gran parte de la población. Hace uso del salto temporal para situar al lector en el año 1879, con un Moriarty situado en la veintena e impartiendo clases de matemáticas en la universidad. Su plan de provocar un cambio total en el país inglés se va hilando a través de capítulos centrados en pequeños “casos” o situaciones de carácter autoconclusivo donde la nobleza es el fuerte que somete al débil y cuya erradicación es necesaria para el plan. Son percances, pequeños conflictos independientes de resolución rápida que sirven de escenario para que el ingenio del asesor del crimen salga a relucir. Pequeñas dosis que sirven como aperitivo hasta la más que probable entrada en escena de Sherlock Holmes. Un duelo de intelectos que promete ser el punto fuerte de la trama e impregnar la narrativa de un mayor grado de dinamismo.

Por otro lado, Hikaru Miyoshi realiza un trabajo notable a nivel artístico que acompasa a la perfección la temática de la obra. La narrativa visual se antoja fácil de seguir gracias, también, al ritmo sosegado que caracteriza este primer volumen. Moriarty el patriota es una ficción donde el intelecto es el músculo más poderoso, por lo que la acción queda relegada a una situación de casi olvido. Algo que, teniendo en cuenta el origen de la obra, no pillará a muchos por sorpresa. Miyoshi crea a unos personajes bajo un diseño muy similar, un elenco principal compuesto —por el momento— por hombres en su totalidad. Todos ellos bajo un estilo de dibujo de trazo fino y limpio, contornos muy delineados y un elevado nivel de detalle en las indumentarias. Algo indispensable si pensamos en el tema predominante en la obra y la presencia de la nobleza en ella. El estilo y el atuendo de los personajes denota también esa estratificación social tan patente. Es bastante notoria la similitud entre el estilo artístico de Moriarty el patriota y el anterior trabajo de la autora, Psycho Pass; sin embargo, en la obra que nos atañe los personajes están recreados bajo cierto grado de pulcritud, elegancia y un halo de sensualidad tanto en lo físico como en su comportamiento. Todo ello sin llegar a la feminización de los mismos. Un estilo que quizá busca retratar especialmente la distinción entre clases o, quizá, atraer a un mayor público femenino.

«Convertir a la nobleza en tu enemiga… ¿No te hace estar en pie de guerra contra todo un país? ¿Podrás luchar contra todo el Imperio Británico?»

«Ese es mi deseo»

Reseña de Moriarty el patriota #1 cartel 2 - el palomitron

Reseña de Moriarty el patriota #1 edicion - el palomitron

Hace escasos meses Norma Editorial anunció la licencia de Moriarty el patriota durante el 36 Salón Internacional del Cómic de Barcelona. La llegada de una de las obras no canónicas respecto al trabajo de Arthur Conan Doyle y que supone un interesante punto de vista desde el archienemigo de Sherlock Holmes. Moriarty el patriota #1 está compuesto por un total de 208 páginas, contando además con la inclusión de dos páginas a color. Sigue el clásico formato tankoubon con una edición rústica con sobrecubierta y una dimensión de 11,5 x 17,5 cm. La calidad de los materiales que conforman este tomo es indiscutible, en la línea de este tipo de obras de la editorial. La portada logra un gran impacto visual tanto por su diseño, como por su composición. El diseño de la cubierta respeta al máximo el original japonés, respetando la ubicación horizontal del título y optando por una traducción a nuestro idioma. En la misma podemos observar una paleta de colores cálidos y vivos que, junto a la presencia del protagonista principal de la obra, logra transmitir las intenciones del mismo. Unas que recaen en su fuerte presencia, personalidad gélida y mirada escarlata —un tono que además define la portada—. En la contraportada dejamos la presencia de personajes para observar hacia dónde nos dirigirá la acción, una Inglaterra del siglo XIX. Al igual que ocurría en la portada interior de The Promised Neverland, esta también aguarda un secreto, el verdadero propósito de William James Moriarty «Je crois en moi». Un propósito que comprenderemos con el devenir de la historia.

Moriarty el patriota #1 salió a la venta el pasado 24 de agosto de 2018 a un precio de 8,00 €. Este primer tomo cuenta con un total de tres capítulos que narran el origen del afamado archienemigo de Sherlock Holmes y sus primeros pasos hasta convertirse en la mente brillante del crimen. En cuanto a errores de impresión o diseño no hemos encontrado ninguno. Tanto el entintado, como el sangrado y las viñetas gozan de una perfecta armonía en el tomo. Por último, la localización a nuestro idioma está perfectamente lograda gracias a la labor de Jesús Espí (DARUMA Servei Lingüístics, SL), algo muy satisfactorio teniendo en cuenta el peso e importancia de los diálogos en la obra.

Edu Allepuz

Banner inferior Norma Editorial agosto - El Palomitrón

Compartir
Intento de muchas cosas y una de las piezas que hacen funcionar la sección manganime. Ávido lector de manga, enamorado de la tinta y de la tragedia de Sui Ishida. Firme defensor de la industria como arte y la abolición de estúpidas etiquetas.

2 Comentarios

    • Efectivamente, la obra está siendo publicada en España por Norma Editorial con un ritmo bimensual (este mes de octubre debería salir el segundo volumen).

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.