El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

A Ghost Story El Palomitrón
CINE DOSSIER CINE EL CINE EN LISTAS REDACTORES

LA POÉTICA DE LA INVISIBILIDAD EN 10 PELÍCULAS ÚNICAS

La invisibilidad, quizás porque guarde en su propia definición la capacidad de pasar desapercibida, es normalmente olvidada dentro de los círculos cinéfilos. Sin embargo, a lo largo de las décadas se ha ido convirtiendo en un elemento narrativo clave dentro del género fantástico, ya sea para mostrar las ventajas positivas de dicha capacidad o para exponer las atrocidades que se podrían llevar a cabo con ella. Esta semana llega a nuestras salas el esperado remake de El Hombre Invisible, por lo que aprovechamos la ocasión para reivindicar el papel de la invisibilidad en el séptimo arte con diez películas esenciales para adentrarse en el fascinante mundo de lo transparente.

A Message from Mars (Wallett Waller, 1913)

A Message from Mars El Palomitrón

Hace más de un siglo nos llegaba una de las primeras representaciones de la invisibilidad en el séptimo arte. A Message from Mars, reinterpretación del clásico de navidad de Dickens, eleva el egoísmo a lo más alto de la decadencia humana. De esta forma, la película de 1913 presenta la invisibilidad como única manera de desmontar la perspectiva egocéntrica y tacaña de un hombre destinado a no ser querido por nadie. Es gracias a la capacidad de no ser visto que su mecanismo de cambio se activa y puede, consecuentemente, dejar paso a un nuevo yo. La invisibilidad sería, en este caso, una especie de terapia de redención y de aceptación de las visiones ajenas sobre uno mismo.

Te Veo y No Te Veo (Robert Butler, 1972)

Te veo y no te veo El Palomitrón

En 1972 Disney nos trajo la primera parte de esta peculiar trilogía de humor sobre las desdichas que la invisibilidad provoca en la vida de unos jóvenes universitarios. La capacidad de volverse transparente, en este caso, llega como propiedad innata de un líquido que, a su vez, se disuelve con el agua. Esta extraña substancia engendra una avalancha de interesados que buscan hacerse con ella para sus propios intereses. Todo ello mezclado, por supuesto, con situaciones absurdas y gags cómicos que hacen de este filme una verdadera joya a preservar. Y, por cierto, la cinta guarda en su interior un breve homenaje al Hombre Invisible de los años treinta.

Depredador (John McTiernan, 1987)

Depredador El Palomitrón

Si hablamos de invisibilidad, resulta casi una obligación mencionar la lucha de titanes que se da en Depredador. El enfrentamiento entre Arnold Schwarzenegger y el invisible alien que está mutilando a su fuerza de élite origina un verdadero juego de caza en el que lo transparente y el camuflaje quedan sublevados a un relato sobre cómo lo que se encuentra fuera de nuestros límites como humanos acaba por convertirse en una amenaza. Y es que resulta escalofriante pensar que, como ya nos advertía este filme en 1987, quizás estemos rodeados de seres extraterrestres que no podemos ver y que esperan la oportunidad perfecta para cazarnos.

Memorias de un Hombre Invisible (John Carpenter, 1992)

Memorias de un Hombre Invisible El Palomitrón

Memorias de un Hombre Invisible podría pasar perfectamente por una película de origen de superhéroe en la que su protagonista es víctima de la ironía del destino. Palomitera hasta el extremo y divertida por un tubo, la cinta se sustenta sobre un fallo científico que desencadena la ya conocida dinámica del gato y el ratón, aunque añadiéndole a esto una cantidad insana de efectos de serie B que acaban por convertirse en puro ingenio cinematográfico. Y es que la influencia del monstruo transparente de la Universal es más que palpable en este filme de Carpenter, a pesar de que su trama traslade el conflicto de la invisibilidad a un ámbito de persecuciones y gobiernos corruptos.

El Hombre Sin Sombra (Paul Verhoeven, 2000)

El Hombre sin Sombra El Palomitrón

Como humanos, sentimos la imperante necesidad de ser vistos por los demás. Sin embargo, ¿y si la única forma de hacerse visible a ojos del mundo fuera, precisamente, a través de la invisibilidad? A priori, El Hombre Sin Sombra nos ofrece el típico relato del científico loco y egocéntrico que acaba causando una catástrofe a su alrededor. No obstante, la película pronto da un giro radical sobre sí misma para convertirse en nada más y nada menos que un slasher sobre un hombre cuya invisibilidad acaba destapacando su verdadera naturaleza de depredador sexual y de asesino en serie. Moraleja de todo esto: no os hagáis invisibles, pues la invisibilidad elimina cualquier rastro de humanidad.

Donnie Darko (Richard Kelly, 2001)

Donnie Darko El Palomitrón

Los amigos imaginarios se caracterizan precisamente por ser invisibles a ojos del resto del mundo. ¿Y si, en realidad, la esquizofrenia fuese una forma de ampliar el espectro de visión humano y de hacer visible aquello que no podemos ver? De entre todos los conflictos que plantea Donnie Darko, cobra especial relevancia aquel que indaga en la manifestación visual del destino y en la personificación del mismo. Frank “el conejo gigante” no solamente es invisible para el resto de las personas, sino que en realidad también lo es para el propio protagonista, pues nada puede hacer para evitar la rendición al deus ex machina y someterse al juicio del ojo que todo lo ve. Incluso lo invisible.

El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo (Peter Jackson, 2001)

El Señor de los Anillos El Palomitrón

El anillo como desencadenante de una guerra entre mundos opuestos. El poder como medio de corrupción de los seres racionales. El síndrome de abstinencia como consecuencia de un imaginario ansioso de dominio. Si hablamos de películas cuyo epicentro narrativo es la invisibilidad, resulta prácticamente impensable no mencionar en algún momento la trilogía de fantasía medieval por excelencia: El Señor de los Anillos. Lo transparente, como ya hemos visto en El Hombre Sin Sombra, guarda en su interior la perversión del alma y una especie de maldición que acompaña a quien, por el azar del destino, se ve atraído por el anillo que proporciona dicho poder. Y es que, aunque todos hayamos deseado ser invisibles alguna vez, no debemos olvidar que el Ojo de Sauron siempre estará puesto sobre nosotros.

Her (Spike Jonze, 2013)

Her El Palomitrón

Cinematográficamente hablando, no existe nada más invisible que el fuera de campo. Las cámaras son nuestros ojos y los planos nuestra realidad, por lo que aquello que se queda fuera de ambos ámbitos pasa a convertirse en la nada más absoluta; en pura transparencia. No obstante, el fuera de campo puede llegar a transformarse en un protagonista más del relato. Y, por supuesto, el ejemplo canónico de esto es Her, película capaz de hacer de una voz uno de los mejores personajes de la década. Al fin y al cabo, formar parte del universo narrativo de alguien a quien nunca vemos e incluso empatizar con el mismo es algo que sólo se puede definir como pura poesía sobre la invisibilidad.

A Ghost Story (David Lowery, 2017)

A Ghost Story El Palomitrón

El mundo, incluso cuando dejas de respirar, sigue en funcionamiento. La desgarradora expresión de la invisibilidad y la no-existencia que A Ghost Story nos regala (si es que tal dolor puede llegar a considerarse una ofrenda) queda sucumbida a un relato sobre la soledad, el vacío existencial, la muerte, el paso de tiempo, los recuerdos y la imposibilidad de descansar en un cosmos que nunca desconecta. El pausado filme indaga, pues, en un tipo de invisibilidad que no sólo es cínica en su propia expresión (pues a ojos de espectador nada se convierte en transparante), sino que además traslada la tragedia personal del personaje a un ámbito puramente trascendental y sitúa, consecuentemente, lo invisible como foco central dentro de la creación humana. Poético, ¿verdad?

Y vosotros, ¿qué peliculas sobre la invisibilidad echáis en falta en esta lista? ¿Consideráis que la invisibilidad debería considerarse patrimonio cultural dentro del género fantástico? Nosotros desde luego que sí.

Martí Farrés


#ContenidoRelacionado

Crítica de Las Invisibles

Las Invisibles El Palomitrón

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Estudiante de Comunicación Audiovisual. Tengo una ligera obsesión con los musicales y a veces fantaseo con vivir en algunos de mis favoritos. De pequeño me daba pánico Chucky y, sorpresas de la vida, ahora es uno de mis mayores referentes cinematográficos.