El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

CINE CRÍTICAS REDACTORES

PALABRAS PARA UN FIN DEL MUNDO

objetos

ANTECEDENTES

Manuel Menchón vuelve al documental tras su ópera prima Malta Radio, y dejando tras de sí la aventura en clave de ficción sobre Unamuno en su exilio en Fuerteventura, La isla del viento. Completando su viaje a la vida de Unamuno, nos presenta Palabras para un fin del mundo, un ejercicio que combina material de archivo con locuciones sobre textos originales y hasta inéditos del maestro bilbaino, para intentar desmontar la historia del mismo en relación con la historia de España. Desde su regreso del exilio en 1930 a Salamanca, su vivencia de la Segunda República Española, continuando con su papel al comienzo de la Guerra Civil y su famoso discurso en el paraninfo de la Universidad de Salamanca, hasta cerrar el capítulo con los datos, testimonios y textos en torno a las posibilidades acerca de la muerte del literato, el 31 de diciembre de 1936. La película compitió en la pasada edición de la Seminci de Valladolid, dentro de la sección Tiempo de historia, con una buena acogida por parte de la crítica.

LA PELÍCULA

Fragmentada en tres bloques proporcionales en su duración de manera más o menos exacta se nos presenta la historia de Miguel de Unamuno, desde su regreso del exilio a Salamanca en 1930 hasta su muerte el último día del año 1936. Durante este recorrido por las hazañas, vivencias, palabras, del literato, del pensador, del político, del rector, manejamos una idea lógicamente subjetiva sobre el discurrir histórico de un período tan convulso como decisivo en la historia de España, y todo planteado a través de la ferocidad literaria de un hombre indispensable para entender el valor de nuestra historia y nuestras letras.

La película plantea sus objetivos discursivos combinando la fluidez del material de archivo, con textos escritos, locutados, y ciertos juegos visuales, como el cromatismo de las banderas y el ejercicio del fuego, que rompen esa mirada bicolor sobre la España de los años 30. La conjunción de elementos encaja a la perfección en este puzle que maneja la historia con ritmo incesante y pulso firme a la hora de construir sus diversos pasajes.

El historiador se sentirá satisfecho de este ejercicio que crece en su absoluta rigurosidad y en el esfuerzo titánico de ceñirse por completo a la discursiva de su protagonista, e incluso se arriesga y se atreve a desmontar el paradigma de una historia oficial: la del fallecimiento del genio, que aquí plantea dudas sobre el discurso que la historia dejó prevalecer sobre su ocaso. No obstante, el cinéfilo o simplemente el apasionado de las emociones cinematográficas quedará frío con este retrato, por su excesivo esquematismo, por su saturación informativa, y por la falta de una profundidad emocional y poética que irremediablemente plantea la idea de codearse con los formatos más televisivos. Ante todo, siempre nos quedará la verdad y la belleza de los textos del genio en voz del maestro de la narración cinematográfica, el gran José Sacristán.

LA SORPRESA

Desde el punto de vista histórico, el gran aporte de la cinta se encuentra en el desmontaje de la historia oficial acerca del fallecimiento de Miguel de Unamuno el 31 de diciembre de 1936.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Es de cierto valor expresivo, ante lo rudimentario del relato, el momento del discurso en el paraninfo, el 12 de octubre de 1936, refugiando en las paredes del edificio lo que son los presagios de un desastre nacional, a similitud de la muestra expresiva que construyera Francisco de Goya en sus series de grabados.

TE GUSTARÁ SI…

Si admiras los documentales históricos repletos de rigor y valor informativo.

LO MEJOR

  • El rigor de sus aportaciones
  • La expresividad de las palabras de Unamuno y la contundencia de la voz de José Sacristán.

LO PEOR

  • Su excesivo esquematismo y la falta de alma cinematográfica.
  • La saturación informativa a través de sus múltiples vías de expresión.

Alberto Tovar

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.