El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

CINE CRÍTICAS REDACTORES

LÚA VERMELLA

objetos

ANTECEDENTES

A pesar de ser un desconocido para el gran público, la trayectoria de Lois Patiño, entroncada en la corriente artística Novo Cinema Galego, cuenta con varias obras encuadradas dentro de un cine que entre la videocreación y lo experimental encuentra su camino. Una filmografía inmersa en la exploración artística contemporánea, en la que destaca Costa da Morte, premiada en Locarno y en los Feroz, y que cristaliza en esta explosión festivalera que ha supuesto Lúa Vermella. Este viaje metafórico y sombrío a la costa gallega comenzó su andadura en el pasado festival de Berlín dentro de la interesante sección Forum, y desde ahí han sido numerosos los festivales que ha recorrido, y los premios que ha recogido. Por citar algunos recientes, el premio a la mejor película en la sección Zonazine del festival de Málaga, y los premios a la mejor película y a la mejor fotografía en el festival de cine español de Toulouse.

LA PELÍCULA

La luna, las mareas, la costa, la aldea, su gente, la muerte, la soledad, el tiempo, la herida, las meigas, estas ideas evocan el conjunto plástico sobre el que navega esta historia que nos lleva a un remoto y solitario paraje de la costa gallega. Una especie de estado en suspensión que a través de ese monstruo, tantas veces evocado, tantas veces citado, se siente el dolor, la tristeza y la soledad de un pueblo que mira hacia el horizonte inerte y casi inmerso en una especie de nebulosa sin alma. Pues así se manifiestan todos ellos: evocando ideas, recuerdos, miedos, que no tienen principio, ni fin, sólo la sensación de querer atrapar un tiempo sin alma, e inundado por la tristeza de quien acude al duelo, una y otra vez.

Vagando en este viaje de ideas nace la nueva película de Lois Patiño que nos sumerge en las contradicciones y en la personalidad de una tierra tan única como la gallega. Un ejercicio de idiosincrasia que, confabulando un imaginario muy tenebroso, nos permite adentrarnos en el corazón de un estado anímico completamente anclado a las ideas de una tierra de fantasmas y brujas. Ellas recuperan al marinero perdido para que ponga cordura a ese fuego, que cada luna llena irradia a sus gentes: el Rubio. Ese personaje, esa idea de cerrar la herida, de ofrecer toda esa catarata de agua que limpie ese fuego que abrasa la vida de todo lo que nació alguna vez allí. Una mirada expresiva y plástica a una tierra, firmemente encuadrada por esos tableaux vivant de enorme belleza, o dibujada en el complejo abanico sonoro que despieza con solvencia cada uno de los elementos que hacen sentir el eco de ese rincón del planeta. Las firmezas descritas nos ayudan a adentrarnos en este fascinante ejercicio de presente y memoria que nos hace perdernos en las paradojas del tiempo, los juegos de la tierra y el dolor de la pérdida.

ELLOS Y ELLAS

No es una película de actores, es una película de semblantes expresivos. De rostros apocados al dolor de ese duelo que sobrevuela toda la película y que encuentra en el trío de meigas: Ana Marra, Carmen Martínez y Pilar Rodlos, y en el marinero perdido, Rubio de Camelle, sus mayores aliados.

LA SORPRESA

Es una película que dentro de una cadencia y un tempo muy marcados, tiene asombrosos hallazgos visuales y expresivos en todo su recorrido.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Sin duda, ese tramo final, virado en rojo, por ser capaz de cerrar con tanta firmeza este ejercicio de discursiva compleja, por deslumbrarnos por la belleza plástica de sus cuadros y por comprender una historia que cierra todo su complejo entramado en este discurrir final.

TE GUSTARÁ SI…

Si te dejas admirar por la precisión y la complejidad de un cine que invita a la inmersión y a la participación activa sobre sus devenires semánticos y discursivos.

LO MEJOR

  • Su belleza y su compleja capacidad de inmersión.
  • Su brillante ejercicio de fotografía y su laborioso trabajo sonoro.

LO PEOR

  • Su exigencia a la hora de seguir y procesar el discurrir de su metraje.
  • Su cadencia temporal, completamente alejada del gran público.

Alberto Tovar

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.