El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

El Palomitrón - Longa Noite
#16FESTIVALSEVILLA CINE CRÍTICAS FESTIVALES, EVENTOS Y GALAS REDACTORES

LONGA NOITE

LOS ANTECEDENTES

El cineasta gallego Eloy Enciso debutó en el largometraje de ficción en 2012 con Arraianos, un retrato sobre un pequeño pueblo gallego en la frontera con Portugal que se paseó con éxito por varios certámenes internacionales y gustó mucho en el Festival de Sevilla, donde se alzó con el premio a Mejor película en la sección Las nuevas olas. Siete años después, el director ha escogido la misma ciudad para presentar Longa Noite, esta vez en Sección oficial, antes de su estreno en salas el 5 de diciembre. 

LA PELÍCULA

Al igual que en Arraianos, Longa Noite transita los bosques gallegos, que sirven como escenarios imperecederos para contar una historia de nuestro pasado que anticipamos con preocupación en un horizonte no muy lejano. Si en su anterior película todo sucedía durante el día, en esta la noche es protagonista de los tres episodios en los que se divide el metraje. Una larga noche que da título al film y que representa la oscuridad de la posguerra española y el franquismo. 

El hilo conductor de esos tres episodios lo representa un hombre (Misha Bies) que regresa a la Galicia rural tras la Guerra Civil y se encuentra un escenario de tragedia, rencores, represión y miseria. El guion ha sido elaborado a través de textos de autores como Max Aub, Alfonso Sastre o Luis Seoane, además de cartas escritas por presos políticos de la época, que en voz de la narración y con el poder visual de las imágenes nocturnas, compungen y remueven de manera estremecedora. Con el lenguaje sencillo de quienes se expresaban desde las entrañas, los personajes entran en debate filosófico consigo mismos y a la vez contra un sistema fascista que está presente en todas las capas de la sociedad. 

Longa Noite huye de una representación historicista de los años de posguerra y se limita a mostrar pasajes de una época que hoy vuelve a tener más relevancia que nunca. Recuperar el pasado para comprender mejor el tiempo que nos ha tocado vivir e intentar repetir errores que nos devuelvan a la oscuridad de la larga noche. Es sorprendente cómo algunos de los diálogos que se escuchan en la película siguen protagonizando conversaciones de barra de bar a día de hoy. 

Longa Noite - El Palomitrón

ELLAS Y ELLOS

A Eloy Enciso le gusta trabajar con intérpretes no profesionales, como es el caso de Misha Bies, un conocido de Santiago que sorprende llevando con solvencia el hilo de la película en su debut como actor. Además, Enciso ha contado con actores y actrices de teatro amateur, todos ellos excepcionalmente dirigidos por el director.

LA SORPRESA

Para quienes recurren habitualmente a la muletilla del cine español produciendo constantemente películas sobre la Guerra Civil y el franquismo, encontrarse con un film que huye de la representación histórica y se limita a mostrar la posguerra únicamente con la crudeza de los testimonios de la época les supondrá una perspectiva más interesante desde la que abordar una parte de nuestra historia que precisamente hoy debemos tener más presente que nunca. 

Misha Bies - El Palomitrón

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

En todas las secuencias hay momentos que te dejan sin aliento, pero el testimonio de una mujer que narra lo que ella creía ser el camino hasta su fusilamiento, sobrecoge e hiela el alma. 

TE GUSTARÁ SI…

Te gustó Arraianos, el debut en largometraje de Enciso, y en general la nueva oleada de cineastas gallegos como Xacio Baño, Simone Saibene, Oliver Laxe o Lois Patiño

LO MEJOR

  • Guion y dirección de Encino
  • La bella fotografía nocturna

LO PEOR

  • Lamentablemente, su probable poco recorrido comercial

Fon López

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

He crecido viendo a Pamela Anderson correr a cámara lenta por la arena de California, a una Carmen Maura transexual pidiendo que le rieguen en mitad de la calle, a Raquel Meroño haciendo de adolescente con 30 años, a Divine comiendo excrementos y a las gemelas Olsen como icono de adorabilidad. Mezcla este combo de referencias culturales en una coctelera y te harás una idea de por qué estoy aquí. O todo lo contrario.