El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

CINE CRÍTICAS REDACTORES

HISTORIAS LAMENTABLES

objetos

ANTECEDENTES

A estas alturas de su trayectoria es fácil conocer y reconocer la obra de Javier Fesser, cineasta ingenioso y sensible, capaz de aunar el consenso entre público y crítica. Así lo demuestran sus películas, especialmente Campeones, rompedora de moldes históricos de la taquilla española, y ganadora del Goya a la mejor película. Este film más amable se une a propuestas más gamberras como las dos incursiones en el universo de Francisco Ibáñez, La gran aventura de Mortadelo y Filemón, y el film de animación Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo, así como su descacharrante ópera prima El milagro de P. Tinto. En este conjunto, la excepción la marca Camino, inmenso drama con tintes fantásticos. Con Historias lamentables aúna su desplegada producción de los últimos años con ese universo de humor absurdo, surrealista, con tintes sociales, que compendiaba en su ópera prima. Una película que tenía previsto su estreno a finales de abril de este año, tras su paso por el Festival de Málaga, y que debido a la Covid-19 tuvo que posponer, barajando varias fechas, y finalmente estrenándose en la plataforma Amazon Prime Video el pasado 19 de noviembre, con vistas a estrenarse en cines en la próxima primavera.

LA PELÍCULA

Aunque suene recurrente, la estructuración de la nueva propuesta de Javier Fesser nos remite a aquella maravillosa fábula social, llena de mala baba e ingenio, llamada Relatos Salvajes. Historias independientes, pero unidas por su enérgico mensaje a la hora de deconstruir y enfrentarse con mucha inteligencia a los devenires sociales más corruptos. En este caso, recorremos parte de la geografía española, que aporta singularidad, estética y discurso de una manera sutil, para adentrarnos en cuatro historias de líneas sociales mucho más livianas y cotidianas, que encierran auténticos mensajes de esperanza acercar del devenir humano dentro de una sociedad completamente desestructurada. Y desde esa desestructuración, desde ese punto de decadencia y hasta imposibilidad, empieza a emerger el tejido discursivo y narrativo de estas historias absolutamente curiosas.

La propuesta viene acompañada de un ejercicio de producción amplio y recio, que encuentra en las habilidades y expresiones de un notable trabajo técnico su mejor aliado. A destacar la maravillosa dirección artística, colorista, con vocaciones de viñeta, de César Macarrón, el hábil y complejo montaje de Mapa Pastor y unos conseguidos efectos que aportan dinamismo y energía a un conjunto tan loco como finalmente sensato en sus derivas críticas. A este firme trabajo se une un reparto de rostros desconocidos que compendian un ejercicio conjunto absolutamente meritorio. No podemos dejar de alabar de forma significativa las complicadas pero logradas composiciones de Chani Martín y Alberto Castrillo Ferrer, y sobre todo, el inmenso recital interpretativo que nos regala Laura Gómez-Lacueva, un trabajo explosivo y divertido que marca fuertes posiciones de cara al Goya de mejor actriz revelación.

No obstante, tras haber valorado las amplias virtudes de esta entretenida propuesta, hay que señalar la idea de que las historias, sus personajes, y los ensamblajes entre ellas, podrían haber sido mucho más arriesgadas, con más mala leche, y una garra que desaparece constantemente, a favor de un tono excesivamente liviano. Tampoco ayuda la descompensación formal y narrativa que hay entre historias, aunque compartan líneas discursivas. El resultado, por desgracia, es absolutamente desigual, y muy por debajo de lo esperado, entendiendo el gran talento de Fesser, y el notable respaldo que acompaña la película, gracias a los ya citados logros técnicos e interpretativos.

ELLOS Y ELLAS

A pesar del desconocimiento de sus rostros, la película comprende un reparto muy notable. Desde las fascinantes aportaciones de Laura Gómez-Lacueva, Chani Martín, Alberto Castrillo Ferrer y Matías Janick, a las aportaciones más secundarias, entre las que destaca una vibrante Rosario Pardo, liderando un ejercicio de reparto tan ingenioso como talentoso.

LA SORPRESA

La vuelta a un humor y un estilo que vio nacer a Fesser, cinematográficamente hablando, y que aunque, había desarrollado ciertas aportaciones, especialmente a través de sus cortometrajes, no recuperaba esa idea y esa esencia que entendieron uno los debut más curiosos y prometedores del cine español, El milagro de P. Tinto.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Sin duda alguna, hay que señalar la tercera historia, la protagonizada por Laura Gómez-Lacueva y Matías Janick. La aventura más descacharrante, la más vibrante, la más orgánica, y un viaje que va desde el humor hasta la emoción más reflexiva.

TE GUSTARÁ SI…

Si eres un admirador de las historias curiosas, y de ese humor absurdo capaz de llegar a rincones muy profundos.

LO MEJOR

  • Su talentoso reparto, en especial la vibrante Laura Gómez-Lacueva.
  • Su notable factura técnica.

LO PEOR

  • El absoluto desequilibrio entre historias.
  • La falta de garra y de contundencia en la construcción narrativa y discursiva.

Alberto Tovar

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.