Compartir

Si hubiese que describir con una sola palabra la trayectoria de Mateo Gil, probablemente el término más apropiado sería versátil. Pocos palos le quedan ya por tocar al director y guionista canario. Ganador de cuatro Goyas y coescritor de algunos de los títulos cumbre de su amigo Alejandro Amenábar (como Tesis, Mar adentro, Ágora o Abre los ojos), Gil ha hecho de todo a lo largo de su carrera: thriller, ciencia ficción, drama, wéstern… y ahora está a punto de probar suerte en la comedia romántica. Con motivo del estreno de su nuevo filme, Las leyes de la termodinámica, analizamos su destacable filmografía como realizador.

NADIE CONOCE A NADIE (1999)

La primera incursión en el largometraje del cineasta, Nadie conoce a nadie, llegó un año después de su primer trabajo como director en el cortometraje Allanamiento de morada. Para ello, Gil adaptó la novela homónima de Juan Bonilla. Ambientada en la Semana Santa de Sevilla previa al nuevo milenio, la película convierte a la capital hispalense en un macabro juego de rol que pondrá en jaque a un anodino escritor (Eduardo Noriega) y su peculiar compañero de piso (Jordi Mollà).

¿Por qué verla? Pese a la tirria que despertó entre los sevillanos más tradicionales por la imagen que, según ellos, se daba de la ciudad (y hasta se la acusó de los incidentes ocurridos durante la Madrugá del año siguiente), el filme roza la genialidad de sus primeros trabajos como guionista (véase Tesis) en una época en la que las cintas de este género no estaban muy arraigadas al cine español. Un más que digno entretenimiento para amantes del thriller que traza una historia con todos los ingredientes para que fluya el suspense.

REGRESO A MOIRA (2006)

A caballo entre el drama y el terror psicológico navega este telefilme de Telecinco incluido en la serie Películas para no dormir, el intento de la cadena por resucitar las Historias para no dormir del mítico Chicho Ibáñez SerradorMateo Gil es también el responsable del guion, junto a Igor Legarreta, y narra la historia de Tomás, un escritor de éxito de edad avanzada que ha pasado fuera de España los últimos cuarenta años. Tras la súbita y violenta muerte de su esposa, recibe, inesperadamente, una vieja carta del tarot, la carta de “los amantes”, que parece tener para él un inquietante significado.

¿Por qué verla? El filme tiene todos los elementos para conseguir enganchar al espectador: suspense, intriga, ternura, misterio y amor. Pero, además, sorprende. Bajo el envoltorio de película de terror se esconde un trasfondo mucho más humano y entrañable de lo que pueda parecer a simple vista.

BLACKTHORN. SIN DESTINO (2010)

No es solo una de las obras más originales del realizador, sino quizás también la más redonda. El largometraje ahonda en la leyenda que relata que el legendario forajido Butch Cassidy no murió en un tiroteo en Bolivia, como asegura la versión oficial, sino que sobrevivió, y tras dos décadas escondido, intentó volver a su país. Un wéstern con sabor a los de antes, apasionante e intrépido, con un reparto de lujo encabezado por Sam Shepard y Eduardo Noriega.

¿Por qué verla? Blackthorn trasciende más allá del simple filme de aventuras. Es una película genuinamente cimentada, desde el envoltorio al contenido, y es imposible resistirse a ese aire de cine clásico que desprende.

PROYECTO LÁZARO (2017)

El estreno de Mateo Gil en la ciencia ficción con Proyecto Lázaro demostró una vez más que el director no se achanta ante los nuevos retos, además de poner sobre la mesa el complejo debate sobre las posibilidades de “engañar” a la muerte. Narra la historia de Marc, un enfermo terminal incapaz de aceptar su final que decide criogenizar su cuerpo. Más de sesenta años después, en 2084, se convierte en el primer hombre resucitado de la historia.

¿Por qué verla? Más allá de una historia interesante y bien contada (que lo es), plantea una cuestión más apegada a la filosofía que a la ciencia ficción. Un extra que invita a una profunda (y necesaria) reflexión, que hace de la cinta mucho más que un mero entretenimiento.

LAS LEYES DE LA TERMODINÁMICA (2018)

LAS LEYES DE LA TERMODINÁMICA - EL PALOMITRÓN

La comedia es uno de los géneros con los que aún no había experimentado, aunque ya se ha resarcido. Su nuevo trabajo, Las leyes de la termodinámica, ha sido el encargado de subir el telón de la reciente edición del Festival de Málaga, donde además compite en la Sección Oficial.

El nuevo filme de Mateo Gil, galardonado con el premio a la Mejor dirección en la 35.ª edición del Festival de Cine de Miami, logra dar un giro al muy trabajado género de la comedia romántica. Protagonizada por Vito Sanz, Berta VázquezChino Darín y Vicky Luengo, la película nos enseña cómo las leyes de la física, aquellas que descubrieron genios como Newton o Einstein, determinan desde un principio las relaciones amorosas.

¿Por qué verla? Porque el cineasta se aleja completamente de los usos habituales del género y lo disfraza de documental, abrazando términos de la física cuántica a priori poco aptos para individuos con un cociente intelectual en la media. Por eso, y porque ya sabrás qué excusa ponerle a tu pareja si lo vuestro no funciona.

Tanto si esperáis con ganas Las leyes de la termodinámica como si no sabéis si acercaros o no a ella, lo que sí sabéis ahora es lo variada que ha sido hasta la fecha la trayectoria como director de Mateo Gil. Y estamos bien seguros de que os va a apetecer acercaros a más de uno de los títulos que os hemos nombrado, ¿verdad? ¡Ya nos contaréis!

María Robert 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.