Compartir

Especial Halloween Los Simpson parte4 – El Palomitrón

Continuamos una semana más nuestro Especial de Halloween de Los Simpson, un repaso de los cinco mejores Casa-árbol del terror seleccionados de entre más de veinte episodios dedicados a Halloween. Hoy os traemos la Casa-árbol del terror VII, primer episodio de la octava temporada estrenado el 27 de octubre de 1996, dirigido por Mike B. Anderson y escrito por Ken Keeler, Dan Greaney y David X. Cohen. Este episodio nos presenta tres historias muy dispares, entre las que jugamos a ser Dios con Lisa, descubrimos “el lado bueno” de Bart y presenciamos una batalla política contra aliens.

La casa-árbol del terror VII

Especial de Halloween los Simpson VII parte 4 - El Palomitrón

A diferencia de los demás especiales que llevamos mencionados, la introducción del séptimo no es nada del otro mundo. Homer sale encendiendo una calabaza en la cocina, se quema la mano, posteriormente el cuerpo y aparece el título del especial. Después, en el gag del sofá aparece la muerte sentada y, según llegan los miembros de la familia, van muriendo. La muerte termina utilizando a Homer como taburete para apoyar las piernas.

Primera parte: The Thing and I

Aunque a primera vista parezca que el título parodia La cosa (John Carpenter, 1982) se refiere al musical El rey y yo (Oscar Hammerstein II, 1951). Sin embargo, más allá del título no existe similitud alguna entre el capítulo y el musical. También se comparó el episodio con el argumento de Basket Case (Frank Henenlotter, 1982), cosa que fue desmentida posteriormente.

Bart y Lisa salen de sus habitaciones en medio de la noche asustados por unos extraños ruidos que provienen del desván. A la mañana siguiente, Bart pregunta a sus padres durante el desayuno si escucharon los extraños ruidos, y ambos niegan con la cabeza. Justo después Homer coge un cubo de cabezas de sardina y se encamina escaleras arriba, cantando la canción Fish Heads, de Barnes & Barnes.

Aprovechando que no están sus padres, Bart, Lisa y Maggie se encaminan al desván a descubrir el misterio. Al subir, ven escapar una criatura. Aparece el Dr. Hibbert y le cuentan a Bart que tiene un hermano siamés: Hugo.

Salen todos de casa en busca del gemelo loco mientras Bart se queda esperando, encerrándose en la casa, hasta que descubre que Hugo está allí y que quiere volver a estar unido a Bart. Bart grita que está loco, pero Hugo ha estado practicando…

Justo antes de comenzar la operación, aparece el Dr. Hibbert y consigue noquear a Hugo, desatando a Bart y salvándole de una posible muerte. En ese momento, viendo la cicatriz de Hugo, se dan cuenta de que el gemelo malo siempre ha sido Bart…

La historia termina con la familia cenando una apetitosa cena con Hugo, relegando a Bart a vivir en el desván. Es una muy buena historia de Halloween en cuanto a guion y construcción de la historia, aunque no tenga tantos gags como hemos podido ver en especiales anteriores.

Este segmento cambió la dinámica de la serie en torno a la construcción de especiales de Halloween, ya que la historia del gemelo malvado de Bart fue reciclada de la anterior Casa-árbol del terror (la Casa-árbol del terror VI), que habían descartado.

Segunda parte: The Genesis Tub

La historia comienza con la caída de un diente de leche de Lisa, que utiliza para su proyecto de ciencias sobre si “Puede la Coca-Cola disolver los dientes”. Lisa muy en su línea. Gracias a Bart y su proyecto basado en la electricidad estática, Lisa transmite corriente a su proyecto de ciencias, creando una minicivilización y pasando a convertirse en un dios.

Después del ataque, los pequeños habitantes del cuenco de Lisa se vengan y atacan a Bart con naves espaciales diminutas. Lisa intenta proteger a toda costa su creación, hasta que es absorbida por el cuenco y llevada a su trono de reina. Una vez ahí, comienza un duro debate en el que los habitantes le preguntan a Lisa que, si es Dios, por qué pasan cosas malas. Justo en ese momento aparece Bart y se apropia del proyecto, ganando el concurso de ciencias y dejando a Lisa atrapada en su diminuta creación.

El episodio, aunque fue escrito por Dan Greaney, fue ideado por David X. Cohen. Además, en Simpson Already Did It, episodio de South Park, señalaron que Los Simpson sacaron la idea del serial de los 60 The Twilight Zone, concretamente del episodio The Little People; también se habla de similitudes con la historia Microcosmic God (Theodore Sturgeon, 1941). El título del episodio referencia a Star Trek y su artefacto “The Genesis Bomb”.

Tercera parte: Citizen Kang

De las tres historias del especial, la que mayor impacto mediático tuvo fue esta, escrita por David X. Cohen. El lanzamiento del episodio fue tan solo nueve días antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, que enfrentaban a Bill Clinton (demócrata) y Bob Dole (republicano). Según Cohen, el episodio no tuvo en consideración ninguna de las reglas que seguían Los Simpson, pues aunque la serie siempre había tenido siempre referencias muy evidentes, nunca había puesto nombres ni había sido tan específica. Hasta este momento.

Parodiando asimismo el título de Ciudadano Kane (Orson Welles, 1941), vemos como la historia comienza con Homer relajándose mientras pesca. En ese momento, una nave alienígena lo abduce y le exige que la lleven ante su líder terráqueo.

Homer confiesa que Clinton es su presidente, pero que hay elecciones en una semana y puede que cambie, por lo que deciden abducir y suplantar a ambos líderes, metiéndolos en extraños tanques de conservación.

Lanzan a Homer a su barca y este vuelve a casa para contarle todo a Marge, acusándole Bart de ser un “borrachín”. Kang y Kodos comienzan los últimos días de la carrera presidencial dando charlas, haciendo promesas a sus votantes y dejando claro que “voten a quien voten, su planeta está condenado”. En uno de estos mítines deja una de las frases más icónicas del episodio:

Los del Comité Nacional Democrático le dicen a Clinton que no debería pasear de la mano con su rival, a lo que este responde que deben intercambiar largas cadenas de proteínas. Durante uno de los últimos mítines, Homer intenta destapar la trama que hay detrás, pero nadie le cree. Cuando descubre a Kang y Kodos es demasiado tarde, y la humanidad queda condenada a la esclavitud. Marge, a nosotros no nos mires…

La frase ha sido tan influyente que hasta surgió un grupo de ska punk llamado I Voted for Kodos (IV4K) en Wisconsin en 1999. El episodio, además de haber sido una apuesta muy arriesgada por parte de la serie, ha sido considerado una de las mejores historietas de Halloween, la séptima para Matt Groening. Junto a muchas frases memorables, cuenta con una de las más icónicas para el creador de la familia amarilla:

Qué más podemos añadir. El séptimo especial de Halloween de la serie nos trae tres historias muy diferentes con tonos contrarios, que, a diferencia de los especiales que ya hemos mencionado, tienen mayor coralidad protagonista, siendo esta vez Bart, Lisa y Homer los protagonistas respectivamente. Para nosotros, sin duda el episodio es un grandísimo acierto de temática y gags donde podemos afirmar que, en efecto, entre la primera y la décima temporada, Los Simpson creaban historias de otro mundo.

La próxima semana terminamos nuestro Especial Los Simpson: La casa-árbol del terror, finalizando un mes cargado de grandes momentos e historias para recordar. ¿Cuál será nuestra última elección? ¡Nos leemos el próximo miércoles!

Cristina Domínguez

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.