Compartir

 

POS_ESO_01

 

Animación, folclore, exorcismos, sangre, actualidad y humor, mucho humor. Pos eso, una deliciosa gamberrada made in Spain.

El padre Lenin (con la voz de JOSEMA YUSTE) es un aventurero cura que, al más puro estilo Indiana Jones, consigue las valiosas reliquias que el obispo (SANTIAGO SEGURA) le pide. Por su lado, Trini (ANABEL ALONSO) es la mejor bailaora que ha existido nunca. Se casó con un famoso torero, pero, cuando este murió, la dejó sola con su hijo que parece algo trastocado (¿les recuerda a algo esta historia?). El comportamiento del niño empieza a empeorar y parece estar poseido por el propio demonio. La única esperanza de tan desdichada familia recaerá en las manos del padre Lenin.

 

POS_ESO_02

 

SAM, seudónimo del director SAMUEL ORTÍ MARTÍ, firma su primer largometraje con un resultado más que notable. Empezó con THE WEREPIG (O GÜEREPORK) (2008) y a esta breve producción se le unió en 2010 VICENTA, que obtuvo la nominación a mejor cortometraje de animación en los Goya. SAM siempre ha encontrado en la plastilina la manera de canalizar este especial y bizarro humor que tanto le caracteriza, pero con POS ESO da el salto al circuito comercial y se le augura una prometedora carrera. Su paso por SITGES fue más bien discreto, pero se espera que haya un mejor trato por parte de la taquilla. De los actores de doblaje poco se puede decir: son la flor y nata de la comedia española. A YUSTE, ALONSO y SEGURA se les unen dos personalidad que, por desgracia, nos dejaron recientemente: ÁLEX ANGULO y MARIVÍ BILBAO. Un reparto de infarto que sabe potenciar todos sus puntos fuertes.

La técnica del stop-motion unida al uso de la plastilina es de sobras conocida (WALLACE Y GROMIT o el entrañable PINGU son dos pequeños ejemplos), pero algo tiene este formato que siempre ha abierto la puerta a la transgresión. Es evidente su vinculación con el mundo infantil, pero los artistas que lo han utilizado han tenido tendencias asociadas a la ironía o el sarcasmo. Sería una osadía comparar POS ESO con la inconmensurable EL DELIRANTE MUNDO DE LOS FEEBLES (una de las mejores y más desconocidas películas de PETER JACKSON), pero sin duda traza unos puentes que serán apreciados por los amantes de la comedia más disparatada.

 

POS_ESO_03

 

Respecto a la historia, podemos decir que los primeros minutos son impactantes, que la parodia del exorcismo, aunque sea un tema ya muy trillado (SCARY MOVIE II o el brillante “Exorcismo de Jonah Hill” en JUERGA HASTA EL FIN), se resuelve con solvencia y que se toma una decisión de guión estupenda: eliminar por completo el tercer acto (el final de la película, cuando ya todo ha acabado). Es este el momento en el que la pieza se puede hacer larga, o cuando los gags acaban de perder toda la gracia que tenían. Acabarlo todo una vez conseguidos los objetivos es una apuesta que se agradece sobremanera. Pero sí tenemos un gran “pero”, y es el predominio de personajes cuyas parodias vemos casi a diario. Nos referimos a la panda de tertulianos del corazón y el famoseo de la prensa rosa; los chistes sobre “Andreita cómete el pollo” se agotaron hace tiempo. Esto no sólo es molesto por lo repetitivo, sino porqué va en detrimento de la construcción de los personajes que realmente importan. El padre Lenin pasa de puntillas por el filme, cuando en realidad debía ser el protagonista de este.

Es agradable comprobar que la buena (y justificada) fama que tienen los técnicos españoles también se traslada al mundo de la animación. La edición y el montaje de sonido son exquisitos de principio a fin. Delante del reto de crear todo el espacio sonoro desde cero, este departamento coge el toro por los cuernos y consigue llevar todo el peso emocional de la narración en más de un momento. En cambio, el tratamiento del tempo por parte del montaje flojea en algunas secuencias con abundancia de gags. Una pena, pues puede conseguir que algunos espectadores pierdan parte del interés.

 

LO MEJOR:

  • La propuesta en sí misma. Divertida, irreverente y refrescante.
  • El maravilloso ambiente sonoro.

LO PEOR:

  • La agotadora repetición de algunos gags de sobras conocidos.
  • Un protagonista que no conocemos en una trama que nos sabemos de memoria.

 

Adrià Naranjo

1 Comentario

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.