El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

CINE CRÍTICAS REDACTORES

JUDY

ANTECEDENTES

Estamos en una época donde el biopic está a la orden del día, el público los demanda y por lo tanto se hacen como churros: Bohemian Rhapsody, Tolkien, Jackie…  Todo estos títulos han conseguido una buena recepción pero también han recibido la crítica de no aportar nada más allá de ayudar a alimentar a la leyenda. Este es el punto de fuerte de Judy, ya que es una película necesaria mucho más allá de la estrella. Hablar de Judy Garland es hablar de la historia del cine como tal, entender como funcionó la industria y conocer sus claroscuros. 

LA PELÍCULA

Nos encontramos en 1968, treinta años después del estreno de El Mago de Oz. Judy Garland es una estrella llevada al ostracismo debido a una fama que la señalaba como una persona difícil con la que trabajar. La trama se desarrolla a lo largo de su último año de vida, cuando vivió en Londres actuando en un club nocturno. Lo que encontramos es el retrato de una mujer frágil e inestable, pero con muchísima humanidad.

Judy es una película que trata de muchas cosas: de la crueldad de la fama, el lado oscuro de los grandes estudios de Hollywood y la experiencia de ser mujer en un mundo de hombres. Cualquier fan que se precie de los musicales conoce la turbulenta estela de Judy Garland, una muñequita al orden de los grandes estudios que sobrevivió a un ritmo de trabajo abrumador gracias a una cantidad apabullante de drogas. Lo impactante del asunto es cómo han tardado 50 años en dar voz a una de las historias más interesantes de la industria. Sin duda la tercera ola del feminismo junto con el movimiento Me Too han tenido algo que ver. Si no, es difícil imaginar un film tan valiente a la hora de apuntar a los abusadores y los abusados con nombres y apellidos. Por lo tanto, estamos ante un film necesario que logra limpiar el nombre de la estrella sin llegar a idealizarla.

Resultado de imagen de judy renee zellweger

ELLOS Y ELLAS

La sublime actuación de Renée Zellweger eclipsa el trabajo de sus compañeros . Tenemos la sensación durante todo el film que el único cometido de los secundarios es conseguir que su protagonista brille aún más. No podemos quitarnos de la cabeza como consigue dar humanidad a un personaje tan estridente y excéntrico sin caer en la sobreactuación. Un trabajo de diez a la hora de representar los tics y las formas de un personaje tan peculiar por el cual debería ganar un Óscar.

LA SORPRESA

Estábamos, desde el minuto uno, seguros que de alguna forma tendrían que meter al colectivo LGTBI+, lo que no sabíamos era cómo. La sorpresa vino en forma de una subtrama bastante humilde y sencilla, en la cual dos hombres homosexuales se presentan para ver a su tan preciado icono. Una de las escenas más dulces y más necesarias de la película.

Imagen relacionada

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Toda la secuencia inicial del discurso de Victor Fleming (el director del Mago de Oz) a Judy Garland. Una escena perfecta que resume de una manera sublime los claroscuros de la época dorada de Hollywood y la complicada carrera de la actriz.

TE GUSTARÁ SI…

Estás dispuesto a hacer una reelectura de la gran narrativa Hollywoodiense de las estrellas. Quieres conocer a la verdadera Judy con todo lo que conlleva ver a una persona más allá de la leyenda.

LO MEJOR

  • Renée Zellweger. Grandiosa.
  • Los flashbacks.
  • Los números  musicales.

LO PEOR

  • Podría ser mucho más trágica y cruda. Una mirada más amable de lo que esperábamos.
  • Lo pastelosa que puede llegar a ponerse.

Charas Vega

1 COMENTARIO

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Graduada en comunicación audiovisual y periodismo y cursando un máster en teoría del cine. Me gusta la animación, los documentales y las películas donde la acción se desarrolla en una sola noche.