El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

PORTADA CRÍTICA EL REGRESO DE MARY POPPINS - EL PALOMITRÓN
CINE CRÍTICAS REDACTORES

EL REGRESO DE MARY POPPINS

NIÑOS BANKS Y POPPINS CRÍTICA EL REGRESO DE MARY POPPINS - EL PALOMITRÓN

LOS ANTECEDENTES

Pocas películas infantiles han impactado en tantas generaciones como la Mary Poppins de Julie Andrews. En 1964 llegaba a la gran pantalla la historia dirigida por Robert Stevenson sobre una niñera mágica que cuidaba de los pequeños Michael y Jane y unía los pedazos en los que se estaba convirtiendo la familia Banks. Trece nominaciones a los Premios Oscar y cinco galardones en las estanterías de Walt Disney después, la cinta de la niñera “prácticamente perfecta en todo” se convertía en una película indispensable en todos los hogares.

El nombre detrás del regreso de la niñera es Rob Marshall, director de la aclamada Memorias de una geisha, el remake de 2002 del musical clásico Chicago y la extraña fantasía musical de Disney de título Into The Woods. En esta última colaboró por primera vez con Emily Blunt, la actriz encargada de interpretar esta vez a Mary Poppins, y con Meryl Streep, protagonista de uno de los cameos más sonados de la cinta.

LA PELÍCULA

Han pasado más de quince años desde que Mary Poppins se fuera volando de Londres. El mundo occidental se encuentra sumido en la Gran Depresión y Michael, que acaba de perder a su mujer, se enfrenta a la posible pérdida del que ha sido siempre su hogar. Para evitar que esto ocurra debe buscar las acciones del banco a nombre de su padre, perdidas en algún lugar de la casa. La niñera mágica vuelve a la capital británica para cuidar de Michael y Jane, y retornar la ilusión a unos niños obligados a crecer por las circunstancias. Gracias a ella, los que una vez fueran niños tutelados por Poppins podrán buscar una solución a la situación familiar.

Como película infantil que es, El regreso de Mary Poppins no desarrolla tramas complicadas y grandes misterios. Un ejemplo de ello es la aventura en la ensaladera, que da a entender quien es el “malo” de la película. Por otro lado, y también para los más mayores, la búsqueda de las acciones tiene un desenlace bastante obvio. El largometraje atrapa al público adulto mediante la nostalgia, los incesantes guiños a la cinta original y la espectacularidad de los números musicales.

Si la historia anterior mostraba la autoridad del cabeza de familia en el hogar, en esta se intenta enseñar la naturaleza de los sentimientos. Disney rehúye la masculinidad tóxica y permite al Michael padre y viudo llorar la pérdida de su alma gemela y sufrir por el estado en que se encuentra su familia, todo ello mientras busca una solución para salir adelante. Esto último lo llevará a cabo con la ayuda de su hermana Jane. Además, la cinta defiende el respeto hacia los más pequeños, la capacidad de los mismos para razonar y lo innecesario de la fuerza física a la hora de criar a los hijos.

El regreso de Mary Poppins no solo acierta en lo visual y su temática, también consigue retratar la sociedad tanto en la cinta original como en la más reciente. La versión de 1964 aborda la separación de las familias, el exceso de trabajo y muestra una situación económica de bonanza. En esta ocasión, se desarrolla el periodo de crisis económica más oscuro de la historia. Habla del abuso por parte de la banca, de la precariedad laboral y de la pérdida de ilusión incluso entre los más pequeños. En ambos largometrajes se ve un paralelismo claro de la sociedad mostrada (1910 y 1930) con las situaciones que vive la sociedad global en los momentos en que se estrenaron (Los sesenta y la actualidad).

ANIMACIÓN CRÍTICA EL REGRESO DE MARY POPPINS - EL PALOMITRÓN

ELLOS Y ELLAS

El protagonismo de la película recae a partes iguales en los personajes de Michael, sus hijos, Mary Poppins y Jack (el encargado de encender y apagar la ciudad). Nathanael Saleh, Pixie Davies y Joel Dawson interpretan de maravilla a los más pequeños de los Banks, mostrando el contraste de la madurez con la inocencia infantil y recuperando poco a poco esta segunda.

La niñera mágica encuentra una nueva cara en Emily Blunt, pero el personaje pierde parte de su humanidad. Mientras que la Mary Poppins interpretada por Julie Andrews era una mujer segura de sí misma, la reproducida por Blunt pasa por encima de la seguridad y se recrea en su propia soberbia. Quien sí mantiene su esencia es el personaje de Lin-Manuel Miranda, que sirve de sucesor de Dick Van Dyke en la nueva aventura. En este caso no se utiliza su personaje como mero narrador y compañero de la niñera, sino que desarrolla su propio hilo argumental. Eso sí, siempre ayudando a los pequeños a recuperar la ilusión.

Los hermanos Jane y Michael han perdido la ingenuidad de la infancia, pero no han cambiado en gran medida. Emily Mortimer interpreta a una Jane activista, siempre preocupada por los demás. Ben Whishaw muestra la desesperación de Michael y cómo, poco a poco, consigue recobrar la esperanza. A pesar del paso de los años y la evolución de los dos, los jóvenes recuerdan en cierto modo a los personajes creados para la película original.

La cinta dirigida por Marshall está repleta de cameos. En ella podemos encontrar números musicales como el protagonizado por Meryl Streep y la participación de estrellas invitadas a papeles con mayor peso, como Colin Firth. Sus actuaciones son satisfactorias, pero a excepción de una aparición sorpresa, no destacan en gran medida.

LA SORPRESA

Cuando una película se posiciona como las mejores de su género (y en este caso de su compañía) volver a la historia resulta cuanto menos arriesgado. Sorprendentemente, en el caso de El regreso de Mary Poppins el riesgo se ve mermado por sus grandes actuaciones, la adaptación de los problemas de los Banks al mundo moderno y el encanto de sus aventuras.

COLIN FIRTH HERMANOS BANKS CRÍTICA EL REGRESO DE MARY POPPINS - EL PALOMITRÓN

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

La secuencia estelar está protagonizada (como no podía ser de otro modo) por el dúo formado por Emily Blunt y Lin-Manuel Miranda. Lo que podría pasar como uno de los muchos números musicales anclados a la historia de la película se convierte en una de las grandes performances de la misma.

En la escena se combina la animación 2D con la acción real, tecnología con la que Mary Poppins ganó el Oscar a Mejores Efectos Especiales. Además, el segmento deja “la huella Miranda” con la fusión de estilos que comenzó a utilizar Lin-Manuel en el musical Hamilton. Mezcla la partitura de corte más clásico, similar a las composiciones de la película de Stevenson, con pop y rap.

Por otro lado, gran parte del encanto de la secuencia radica en el factor nostálgico de la misma. Aunque la historia que cuentan las letras de la canción sea bastante irrelevante para la trama, durante la actuación aparece algún que otro personaje conocido.

TE GUSTARÁ SI…

Te gustan las películas infantiles. Si guardas en el corazón la cinta protagonizada por Julie Andrews, El regreso de Mary Poppins te hará volver a enamorarte de la niñera y sus aventuras. Si tienes a cargo a los más pequeños de la casa y buscas una película con la que entretenerlos esta Navidad, tanto vosotros como ellos disfrutaréis de cada segundo con Poppins en la pantalla.

LO MEJOR

  • Los cameos.
  • Volver a fusionar la animación 2D con acción real.
  • Adaptar la historia a los nuevos tiempos.

LO PEOR

  • No poder quedarnos a vivir en la fantasía de Mary Poppins.

María Reinoso

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Amante del cine, las series y la literatura con un cariño especial a la animación y tiempos de la regencia. Aunque adoro las cintas de culto clásicas y contemporáneas, disfruto viendo películas de calidad bastante cuestionable.