Compartir

Burning Yoo Ah-InLOS ANTECEDENTES

Calificada como una obra maestra perfecta por muchísimos críticos en su estreno en el Festival de Cannes de 2018 y considerada por muchos como la auténtica merecedora del mayor reconocimiento del festival. De una forma u otra, Burning ha dado muchísimo de qué hablar, porque esta adaptación de una obra de Haruki Murakami es probablemente la película más valiente del año.

LA PELÍCULA

Es difícil hablar de esta película. Cuando nuestros lectores vayan a verla, comprenderán por qué. La historia sigue a Jongsu, un joven sencillo y algo taciturno, cuyas vicisitudes lo conducen hasta un triángulo amoroso donde verá todas sus frustraciones reflejadas en Haemi, una antigua compañera de la escuela de la que está enamorado, y Ben, un joven muchacho que es la definición personificada de un esnob.

A medida que avanza la trama, la obsesión de Jongsu por Haemi va creciendo e interiorizándose cada vez más y más, a la vez que descubre que Ben actúa de forma muy extraña. Las maneras refinadas de Ben chocan contra el carácter humilde y agrario de un Jongsu que vive en una granja cerca de la frontera coreana, y ello va acrecentando más su nivel de sospecha ante un posible sociópata cuyas intenciones son dudosas a lo largo de todo el filme.

Burning no es una película fácil. Es una obra que necesita esas dos horas y media que dura para crear una atmósfera opresiva. Por eso requiere que la primera mitad tarde en arrancar tanto: para que la segunda mitad se desate y nos dé todo lo que nos puede dar. ¿Y qué nos puede dar Burning? Pues una de las historias más crípticas y misteriosas del año. Burning es La aventura, de Michelangelo Antonioni, y son los thrillers de David Fincher. Es pasión en una película fría. Pero, sobre todo, es un descenso a los infiernos cimentado en una obsesión sobre un hecho que jamás llegamos a comprender del todo.

ELLOS Y ELLAS

Dado que casi la totalidad de la trama de la película se sustenta sobre ese triángulo amoroso con el telón de fondo sito entre las grandes urbes y la zona rural en la frontera con Corea del Norte, la interpretación de los tres personajes principales es capital a la hora de sacar adelante un proyecto como este.

Cabe destacar, por encima de todo, las interpretaciones masculinas de Yoo Ah-In en su papel de Jongsu y, sobre todo, la de Steven Yeun (al que ya vimos en su momento en Okja y encarnando a Glenn en The Walking Dead) como el enigmático, sospechoso y petulantemente rico Ben, que con una sonrisa y un bostezo dice mucho más de lo que puede llegar a decir con palabras.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Justo a mitad de la película sucede uno de los momentos más impactantes (pero no por ello el que más, porque ese está en la secuencia final) que determina el camino que va a tomar la película a partir de ese instante, resuelto en una clave videoclipera. Y no podemos decir nada más…

LA SORPRESA

Esto también viene dado por el anterior epígrafe, porque esa secuencia supone asimismo una sorpresa radical en la percepción del espectador para con la película, porque al fin comprenderemos por qué se ha tomado tanto tiempo para presentar el conflicto y los personajes. Y de ahí, todo el camino es cuesta abajo…

TE GUSTARÁ SI…

Si quieres deleitarte con una obra llena de misterio aderezada con varias capas de lectura que te harán pensar en ella mucho después de haberla visto, o si crees que no puede haber una película en cartelera que pueda agarrarte a la butaca y dejarte sin aliento. Porque, créenos, esta película lo va a lograr.

LO MEJOR:

  • Toda la segunda mitad.
  • El plano secuencia que constituye el clímax.
  • El ambiente opresor que genera.

LO PEOR:

  • A pesar de todo el talento que esconde, tarda en arrancar. Y aunque esté justificado, deja a la película con una sensación de que está coja.
  • Hay una secuencia con la madre de Jongsu que sobra mucho.

 

Álvaro Salas

Reseña Panorama
Nuestra valoración:
Compartir
Soy ese tío que va solo al cine y aplaude cuando la peli termina. Cuando estoy triste me veo una peli de Bergman y, o se me pasa, o me pongo peor. Defiendo las precuelas de Star Wars (a excepción de El Ataque de los Clones) y El Consejero como la mejor película de Ridley Scott desde Thelma y Louise. Las pelis de Béla Tarr se me pasan volando. Si crees que ser guapo y tener un talento inconmensurable no van de la mano, piensa en Paul Thomas Anderson.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.