Compartir

Night-Moves-Images

 

Pese a su estimulante sinopsis (tres ecologistas activistas pretenden volar una presa hidroeléctrica como acto de concienciación social), NIGHT MOVES es una de esas películas que hay que afrontar con cierto conocimiento de causa. Lo digo por qué en ella, KELLY REICHARDT (una de las realizadoras de cine independiente americano más reconocidas, autora de pequeñas joyas como WENDY Y LUCY o OLD JOY) busca experimentar con el suspense más crudo: el suspense de la realidad. Para ello alarga las escenas, alarga las secuencias, acorta los diálogos, contiene a sus actores, y se enzarza en una búsqueda del plano más expresivo posible (algunos dirán, refiriéndose a todo lo que aquí señalo, que innecesariamente) consiguiendo un corte pulcramente sobrio y tremendamente minimalista.

 

night-moves

 

NIGHT MOVES es una película turbadora, tensa y áspera, en parte por el tenso trío diabólico de intérpretes y sus correspondientes personajes (cada cual más misterioso y enigmático que el anterior, y con más falta de confianza en los demás que el siguiente), y en parte por la mirada de la directora americana a la misión de estos activistas ecológicos. REICHARDT se acerca tanto a los preparativos como a la admisión de las consecuencias, la consecuente convivencia con la culpabilidad y la paranoia, y las formas que tiene cada uno de afrontar dicha crisis (dónde verdaderamente empezamos a conocer a cada personaje). Con este panorama, el aislamiento que sufren los unos con los otros les hace incapaces de prepararse ante el más evidente de todas los posibles desenlaces de sus actos.

Puede que con su bello retrato fotográfico de los bosques de Oregón, en primera instancia NIGHT MOVES sea el grito de socorro que el planeta no puede darnos ante la destrucción consecutiva de parajes naturales y hábitats animales. Puede que también busque que reflexionemos sobre la profundidad de nuestros propios actos, sobre el verdadero valor de los métodos que empleamos para conseguir un objetivo, pues REICHARDT en ningún momento juzga a sus personajes (es nuestra tarea como espectadores inteligentes el buscar en nuestra propia moral si la forma que ellos tienen de imponer sus ideales es la mejor o no). O puede que, en realidad, la realizadora norteamericana sólo busque sacar a relucir lo contradictorio del ser humano y (en concreto) de los movimientos radicales, eso sí, sorteando toda clase de clichés demagogos o condenas bipartidistas.

 

27-night-moves

 

La única verdad clara, pura y objetiva que podemos extraer de NIGHT MOVES y de las intenciones de REICHARDT con la película (y también de su final, que rompe de forma violenta con cualquier búsqueda de conclusión), es que no se busca en ningún momento hacer una lectura condescendiente sobre el tema, si no plantear al espectador más preguntas que respuestas y permitir que cada cual saque sus propias conclusiones de dichas preguntas. Y eso… ¿es bueno o es malo? Pues depende.

 

LO MEJOR:

  • El enfoque que REICHARDT tiene de los hechos que nos presenta: no juzga, enseña.
  • Las actuaciones de FANNING, EISENBERG y SARSGAARD.
  • La bellísima fotografía y la tensa banda sonora.
  • Su primera hora es brillante-

 

LO PEOR:

  • Su ritmo flemático (incluso en las situaciones de máxima tensión) no será plato de buen gusto para la mayoría de espectadores.

 

Pol Llongueras

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.