El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

CINE CRÍTICAS FESTIVALES, EVENTOS Y GALAS REDACTORES

70 SSIFF: CRÍTICA: MODELO 77

objetos

ANTECEDENTES

Alberto Rodríguez siempre ha sabido ganarse al público y construir historias cautivadoras e inteligentes. Así lo ha demostrado en películas como La Isla Mínima o El Hombre de las Mil Caras, que desde su estreno son considerados como algunos de los mejores thrillers de nuestro país. En esta ocasión, Rodríguez se atreve con un thriller carcelario encabezado por Miguel Herrán y Javier Gutiérrez, dos actores magnéticos más que conocidos por todos los amantes del cine. Para presentar Modelo 77, su nueva película, Rodríguez ha elegido un escenario inmejorable: el Festival de Cine de San Sebastián.

LA PELÍCULA

Modelo 77 nos habla, principalmente, de la triste historia de un país. Tras la muerte del dictador Francisco Franco, la situación de muchos presos en España continuaba siendo realmente indignante. De hecho, resulta chocante que en los comienzos de una democracia existiera tal sistema carcelario. Rodríguez decide situar ahí la cámara y enfocar una realidad de la que muchos no éramos conscientes. Es por ello que sirve también como homenaje a las personas que sufrieron aquellas barbaries que, en muchos casos, quedaron impunes.

Dicho esto, es evidente que la realidad comentada en el anterior párrafo puede ser narrada de muchas formas. Rodríguez elige una forma comercial de hacerlo que, si bien es cierto que es entretenida y cumple con su objetivo principal, carece de complejidad y de un estudio más exhaustivo de sus personajes. Esa falta de profundidad provoca que la historia no sea tan emocionante ni brillante como podía haberlo sido. Por otro lado, es entendible que sea así, ya que siempre se debe renunciar a algo con el objetivo de conseguir otra cosa.

En este caso, el firmante de este texto considera que Rodríguez ha optado por el camino sencillo, al contrario que en algunas de sus otras películas, como La Isla Mínima. El resultado es un thriller entretenido e interpretado de forma notable, pero que no permanecerá en la memoria del espectador por un tiempo muy largo. Es un pasatiempo, pero un pasatiempo de los buenos.

ELLAS/ELLOS

No puedo negar que me hallo sorprendido ante la interpretación de Miguel Herrán. Es una gran elección de casting y una labor que le confirma como un buen actor que sabe adaptarse a distintos papeles. En esta ocasión, Herrán interpreta a un personaje honesto y elegante con una sencillez y una elegancia que no estábamos acostumbrados a ver en sus papeles. Por otro lado, Javier Gutiérrez cumple, como siempre, con nota. Es un actor que realiza varias películas anualmente, pero que no defrauda en ninguna de ellas. En Modelo 77, Gutiérrez se mete en el papel de un hombre misterioso y arisco acostumbrado al sufrimiento.

LA SORPRESA

La sorpresa llega casi en su final, cuando la película abandona por completo sus tintes dramáticos y se abraza al thriller.

LA SECUENCIA/ EL MOMENTO

Las secuencias en las que Herrán y Gutiérrez comienzan a entablar una relación son una maravilla.

TE GUSTARÁ SI…

Si te gustan los thrillers carcelarios con los que puedes olvidarte de todo lo que te preocupa durante dos horas.

LO MEJOR

  • Las interpretaciones de Miguel Herrán y Javier Gutiérrez.
  • El equilibrio durante todo su metraje.
  • Lo entretenida que resulta.

LO PEOR

  • Su falta de ambición.
  • La falta de originalidad en su desarrollo.

Jorge G. Leguina

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.