Compartir

Fremde Tochter El Palomitron

LOS ANTECEDENTES

Se podría decir que las relaciones imposibles y el drama de los refugiados son dos constantes en la obra del director y guionista alemán Stephan Lacant. En Freier Fall, publicitada en su día como “la respuesta alemana a Brokeback Mountain” y su película más famosa hasta la fecha, nos relató la dolorosa historia de un policía casado a la espera de su primer hijo que se enamoraba de su compañero de trabajo. Por otro lado, la reciente TV movie Für meine Tochter narra la desesperada búsqueda de un padre tras la misteriosa desaparición de su hija (activista prorrefugiados) en Berlín.

LA PELÍCULA

Lena, una adolescente alemana, se encuentra casualmente con Farid, un joven musulmán de 19 años. Ella muestra una actitud de rechazo total hacia su cultura y religión, pero a pesar de sus diferencias y discusiones, se enamoran. Cuando Lena se queda embarazada inesperadamente, los dos jóvenes deben decidir qué hacer y cómo explicar la situación a sus familias, en contra de la relación desde el principio.

Estamos antes una cinta de cine social que nos introduce el hostil y crudo entorno del extrarradio de una ciudad alemana, donde tensamente conviven familias con pocos recursos y refugiados musulmanes. Además del inevitable choque cultural, el autor lanza una fría crítica al estado, sociedad y tejido empresarial alemán, que lejos de colaborar para mejorar la precaria situación de estos guetos del primer mundo, la agravan con su rigidez procesal y falta de empatía.

La primera hora de película es excelente. La puesta en situación e introducción de los personajes principales se desarrollan con la profundidad y el ritmo adecuados, mientras que la delimitación Oriente-Occidente es transmitida con la ayuda de una inspirada dirección de fotografía y la hipnótica música original compuesta por el dúo musical Dürbeck & Dohmen. Solo la falta de aprovechamiento de algunas historias secundarias desvirtúa sensiblemente la primera hora de historia.

Será en la segunda parte cuando las cosas empiecen a desafinarse un poco. Si bien la protagonista continúa su proceso de evolución de manera soberbia, el guion se vuelve demasiado confuso y acelerado, perdiendo profundidad y enfoque. El doble final no parece muy coherente con la historia relatada, dejándonos con una sensación agridulce. En definitiva, buen cine social con una impecable factura técnica y una gran protagonista, pero inseguro y difuso en sus conclusiones.

Fremde Tochter El Palomitron

ELLOS Y ELLAS

Después de más de 10 años trabajando en papeles pequeños y secundarios, la joven Elisa Schlott ha tenido en esta película la oportunidad para brillar, y vaya si la ha aprovechado. Desde un principio, la actriz nos transmite esa inseguridad-agresividad superficial tan propia de la adolescencia mientras nos hace cómplices de sus altibajos emocionales. El proceso de madurez que experimenta y la catarsis final son buena muestra de que estamos ante una nueva estrella del cine europeo.

Por su parte, Hassan Akkouch, actor alemán-libanés de corta trayectoria televisiva, ofrece una correcta interpretación de un personaje lleno de conflictos internos, pero da la impresión de que no es capaz de imprimirle la complejidad necesaria para llegar al nivel de su compañera de reparto. Finalmente, como secundaria de lujo, la experimentada Heike Makatsch resuelve el papel de madre soltera (maltratada por la vida) sin mayor problema y en perfecta armonía con la protagonista.

LA SORPRESA

El tono transgresor. Son buen ejemplo de ello los juguetones correteos de los protagonistas (totalmente desnudos) por una oficina de cubículos, Lena preguntándole a una niña musulmana dónde fabrican bombas o las directas y encendidas críticas al sistema de bienestar social alemán.

Como dato adicional, también sorpresivo, hemos descubierto que el título original esconde un doble sentido. Fremde Tochter fue traducido al inglés como Strange Daughter (Extraña hija), pero la palabra Fremde también significa extranjero en alemán, algo muy apropiado para la historia.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

El primer encuentro de Lena con la comunidad musulmana de Farid en un colegio y la situación de máxima tensión que se vive.

Fremde Tochter El Palomitron

TE GUSTARÁ SI…

Eres seguidor del cine social europeo o si quieres profundizar un poco más en el proceso de integración de refugiados musulmanes en Alemania.

LO MEJOR

  • Todo lo que hace Lena, la protagonista, interpretada por Elisa Schlott.
  • La ambientación de los bloques de Occidente-Oriente.
  • La hipnótica y sugerente música original, obra del dúo Dürbeck & Dohmen.

LO PEOR

  • La última parte del filme pierde coherencia y mala leche.
  • Alguna subtrama poco aprovechada (por ejemplo, la del niño vecino).

Pedro Figueiras

 

EL PALOMITRÓN, MEDIO OFICIAL DE #27FCM

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.