Compartir

Más de una vez (y de dos), se sabe cómo empiezan las cenas entre amigos, pero cómo acaban… ya es otra historia. Si encima el que mueve los hilos de los acontecimientos es un genio de los desvaríos como Álex de la Iglesia, resulta probable que la cosa se desarrolle de manera imprevisible y acabe de bizarras maneras. El primer tráiler de la nueva película del cineasta acaba de ver la luz, una comedia negra bautizada muy apropiadamente con el título de Perfectos desconocidos (remake de un exitoso largometraje italiano de Paolo Genovese).

En el cine español existen varios largometrajes con puntos de partida similares a la idea que plantea el director en Perfectos desconocidos (véase El rey tuerto, de Marc Crehuet, La noche que mi madre mató a mi padrede Inés París). Igual que esos dos títulos recientes de nuestra filmografía, lo nuevo de Álex de la Iglesia también arranca con una cena entre amigos en una noche de verano, una noche de eclipse que acoge una reunión por compromiso. Y un juego que surge sobre la marcha, a priori, inocente, pero que navega por terrenos escabrosos. En definitiva, secretos que se destapan, vidas enteras compartidas al detalle.

Es ya marca de la casa del cineasta colar en sus trabajos un aluvión de cuestiones para reflexionar sobre lo divino y lo humano. Dentro del cine de Álex de la Iglesia suele abundar, salvo algunos deslices, bastante más fondo que un contenido entretenido y dignamente hecho. Desde la primera incursión en la gran pantalla con El día de la bestia (en 1995, ahí es nada) hasta el título más reciente, El bar, estrenado este mismo año, el realizador ha puesto empeño sobradamente en que el espectador se sorprenda a sí mismo sobrepasando los límites de su propio humor, pasando olímpicamente de lo políticamente correcto.

De la misma forma, es un maestro colocando a los personajes fuera de sus límites: seres corrientes que, bajo ciertas circunstancias, acaban actuando como caricaturescos monstruos, provocando en el público, de paso, un replanteamiento de la percepción moral de la realidad. La fórmula la repite en Perfectos desconocidos, volviendo a ejercer de retratista de las relaciones humanas. Lanzando al aire una pregunta nunca pronunciada para quien tenga valor de planteársela a sí mismo. “¿Qué grado de sinceridad somos capaces de soportar?”.

Protagonizado por Ernesto Alterio, Juana Acosta, Eduard Fernández, Dafne Fernández, Eduardo Noriega, Belén Rueda y Pepón Nieto, el filme aterriza en cartelera el 1 de diciembre. Mientras, te dejamos un mínimo avance para que la apuntes en tu lista de películas pendientes:

María Robert

No hay comentarios

Dejar una respuesta