Compartir

The Walking Dead 8x1 Rick despertando El Palomitrón

Con el otoño regresa The Walking Dead, y con ella la casquería, las explosiones, los largos tiempos muertos de imágenes que no sabemos cómo encajar, las incongruencias en los guiones, esas pérdidas de continuidad en las escenas… Y es que este primer capítulo no parece remontar lo que vimos en la última temporada; la ficción de la AMC, que aquí podemos ver en Fox, parece deslizarse a una agónica muerte andante, como la de su título. A continuación analizamos el comienzo de la octava temporada.

Atención: Contiene spoilers

Comienza el capítulo con el rostro de Rick; parece herido, somnoliento, despertándose de algún tipo de trauma. A continuación, aquellas enigmáticas imágenes del tráiler, del mismo protagonista en un extraño ambiente, envejecido, con una abundante barba canosa… Tras volver a encontrarnos con el policía, esta vez delante de la tumba de Glenn, será el momento del discurso motivador de él, de Ezekiel y de Maggie conjurando a sus “soldados” contra el reinado del terror de Negan. Entendemos que ha pasado ya un tiempo desde su última escaramuza, aunque desconocemos cuánto. No demasiado a juzgar por el estado de gestación de la mujer (a la que no se le nota el embarazo lo más mínimo).

The Walking Dead 8x1 Rick y Maggie El Palomitrón

Se han intercalado imágenes de Dwight y Daryl, que han establecido un curioso sistema de comunicación; de Carol y Tara, planeando algún tipo de estrategia; y una escena que tendrá su repercusión posteriormente, en la que Carl se encuentra con un vivo mientras busca provisiones en una gasolinera, pero su padre le espantará a tiros. Además, los de Rick van asesinando a distintos vigilantes de los Salvadores, preparan sus coches y se dirigen a llevar a cabo su plan, para lo cual se dividirán en al menos dos grupos.

Dary, Carol, Tara y Morgan hacen estallar coches bomba para atraer a los caminantes y a los de Negan (que terminarán en una de sus trampas). Y atraen a una horda de caminantes hacia los dominios de sus enemigos. Mientras, el resto, con Rick a la cabeza, se presenta en el cuartel general de los Salvadores. Negan sale junto a sus lugartenientes, pero también aparece Gregory, que insta a los suyos a deponer las armas, algo a lo que harán caso omiso. Tras un intercambio de frases, comienza el de disparos. El dueño de Lucille está acorralado, y Rick quiere acabar con él, cuando Gabriel le pide que lo deje porque es hora de marcharse.

The Walking Dead 8x1 El cura El Palomitrón

Los caminantes ya están entrando en el recinto; el cura está a punto de salir en su coche junto a sus compañeros, pero ve a Gregory que está malherido y se decide a ayudarle. En cuanto se descuida, este le deja tirado en medio de los mordedores. Finalmente encontrará un refugio, y allí estará también Negan, que le amenaza de malas maneras. Volvemos a ver una de esas ¿ensoñaciones? con el Rick avejentado que disfruta de una vida familiar junto a Michonne y sus hijos en un idílico entorno. Pero de nuevo aparece su rostro sudoroso, extrañado y doliente, y dice lo siguiente: “Mi piedad prevaleció sobre mi ira”. Más discurso motivador, Carl dejando comida en la gasolinera y una nota al misterioso personaje del principio.

El capítulo es bastante caótico. Es muy fácil seguir el argumento y esa estructura no lineal, repleta de flashbacks, flashforwards y, quizá, delirios; lo que complica al espectador el disfrute del episodio es no saber cuándo está ocurriendo la acción. ¿Cuánto tiempo ha pasado desde los hechos narrados en el último episodio a hoy? Debería haber sido al menos varias semanas, porque no es factible que los pacíficos hombres y mujeres de Hilltop se conviertan en supersoldados en dos días. ¿Cuándo estableceríamos, más o menos, las ensoñaciones de Rick? Él parece muy mayor en relación a Michonne y a Judit, pero ese Carl que vemos de espaldas es todo un hombretón. Pueden parecer detalles menores, pero consiguen que la suspensión de la incredulidad cese y nos salgamos totalmente de la ficción. Además, se vuelve a dejar escapar a un villano, y seguro que va a volver. ¿En ese argumento van a basar toda la temporada? Seguir alargando de forma tan inconsistente esta ficción es muy poco respetuoso para sus seguidores.

Un capítulo 100 que, como en anteriores ocasiones, se nos prometía espectacular y se ha quedado en un nuevo bluf. Y son demasiados los que acumula ya la serie, a pesar de que sus fans más acérrimos no dejan de darle oportunidades. Pueden que hayan despertado algo de curiosidad por saber el misterioso significado de esas palabras de Rick y descubrir qué le ocurre exactamente cuando las pronuncia, pero también habrá muchos que decidan abandonar a los supervivientes a su suerte. Esperamos que con el señuelo que nos tienden vuelvan a dirigir sus pasos a buen camino, aunque tenemos tantas dudas… Queremos añadir que el capítulo fue dedicado a la memoria de John Bernecker, el especialista que falleció durante el rodaje de esta temporada, y a George A. Romero, el mítico director de La noche de los muertos vivientes.

Rocío Alarcos

No hay comentarios

Dejar una respuesta