Compartir

trek4

Hay que admitir que lo que ha hecho J.J. ABRAMS con esta franquicia ha sido una apuesta muy arriesgada. Actualizar una franquicia con tanto recorrido y una legión de fans tan exigentes como STAR TREK es una empresa en la que muchos habrían fracasado estrepitosamente, y ABRAMS ha sacado nota alta.

Aunque la franquicia haya recibido un lavado de cara gracias al avance de los efectos especiales y la evolución de la narrativa, ABRAMS sigue respetando el espíritu clásico de la saga en sus aspectos más filosóficos y espirituales, esos que proclaman la Federación como una Organización que busca la paz y la investigación de otros mundos, evitando todo acto belicoso en sus protocolos de actuación, a no ser que el uso de la violencia sea el único camino para la supervivencia, y no del individuo, sino del grupo. Aún con esta consiga esta secuela tiene en el ritmo, trepidante y continuo,  su punto más positivo. Ya no hace falta hacer presentaciones ni explicar orígenes así que el director abre la película yendo al grano y nos mete de lleno en una misión que la tripulación del Enterprise está llevando a cabo en un lejano planeta, para luego mandarles a casa y presentar la trama. Es el mismo esquema que siguen todas las películas de la serie Bond (y otras tantas…).

HH

Todos los elementos en STAR TREK están pensados para que los sentidos del espectador disfruten. En el apartado visual no hay descanso, todas las localizaciones, ciudades, planetas, bases estelares, naves… todo tiene una factura técnica exquisita. Al apartado visual se le une una excelente banda sonora, que también mejora la partitura de la primera entrega. Nos da la sensación que ABRAMS ha dedicado mucho tiempo a revisar iconos del género (la escena de los robots del muelle de carga manipulando los misiles nos recuerda mucho a otra muy parecida en ALIENS) y a su próximo proyecto (STAR WARS VII) porque lo que vemos en pantalla es un universo STAR TREK mucho más infinito, poblado con gran variedad de criaturas, multitud de mundos, y ciudades hiperpobladas y ultraevolucionadas (a lo Coruscant). Además, algunas secuencias nos recuerdan a la saga de LUCAS, (spock en el volcán y la pelea final), así como ese enfrentamiento constante y eterno entre personajes que respetan los códigos de honor fijados por la moral y la ética y los que abandonan esta senda movidos por el odio y la ambición.

HH

Con todo esto, el guion nos parece como mínimo un pelín confuso en sus tramos más importantes, los que explican las motivaciones y los porqué, aunque tampoco hay que darle mayor importancia porque la película, gracias a sus aptitudes técnicas, sigue funcionando bien.

Todos los personajes mejoran respecto a la primera entrega. El director borra algunos aspectos un poco juveniles que lastraban la primera parte y los convierte en humor, un humor muy bien dosificado que sienta muy bien al conjunto. El malo de la función, BENEDICT KUMBERBATCH (televisivo Holmes), tiene su punto pero no está bien definido, quizá por culpa del guion. Nos quedamos con el fenomenal punto de maduración que CHRIS PINE y ZACHARY QUINTO alcanzan en esta entrega, algo totalmente necesario para que la saga eche a andar sin miedo. Esperemos que la marcha de ABRAMS a otra galaxia mucho más lejana no trunque todos los avances y logros que se han conseguido con estas dos entregas, que a día de hoy debería de servir de ejemplo para el resto de reboots que Hollywood tiene en cartera.

TREK33

Cine de entretenimiento puro y duro que os hará mirar muy poquito el reloj. La elección del 2D o el 3D es cosa vuestra, nosotros ya sabéis lo que opinamos de las “gafitas”.

 

 

LO MEJOR:

  • Supera en todo a la primera entrega.
  • Un final que promete nuevas aventuras, nuevos mundos y culturas, nuevas entregas!

LO PEOR:

  • El guion es bastante discreto y tiene muchos puntos (y trucos) discutibles.

 

 

Alfonso Caro

 

No hay comentarios