Compartir

samba-banner-588x250

 

Cuando una película tiene que venderse como “De los directores de…”, es que hay algo aquí que va mal. ERIC TOLEDANO y OLIVER NAKACHE vuelven, tres años después de su mega-éxito mundial (mega-azucarado, también) con INTOCABLE. Y lo hacen con repetición total y absoluta de esquema: en esta película, dos personas de clases sociales totalmente diferentes (un pobre inmigrante africano, esta vez ilegal; y un ejecutivo de clase alta, esta vez mujer) ven cruzadas sus vidas para aprender, el segundo la alegría de vivir, y el primero que una vida mejor es posible si se tiene dinero suficiente. Este irritante choque de contrarios (que empieza con la errónea concepción de que los problemas de los personajes protagonistas se parecen) sirve a los directores franceses (que también actúan como guionistas) para escribir una comedia dramática con una edulcorada e imposible historia de amor.

 

samba

 

La idea de que para solucionar problemáticas sociales se use un romance (obvio, facilón, poco romántico y) metido con calzador resulta absurda, y reducir una temática de este calibre a una (algo) cutre comedia de tarde de domingo, cubre todo el metraje de una ingenuidad de la que no consigue recuperarse nunca: ya sea por los intentos fallidos de NAKACHE y TOLEDANO de forzar dicho romance entre OMAR SY y CHARLOTTE GAINSBOURG (que demuestran no tener ningún tipo de química en pantalla en un desperdicio de ambos talentos) o por el desesperante aburrimiento que provocan las monerías de TAHAR RAHIM (compañero de batallitas del personaje de SY). Claro que no todo podía ser malo en SAMBA. Sin duda el espíritu de INTOCABLE flota en el aire durante toda la película, y NAKACHE y TOLEDANO se sacan de la chistera un par de gags consiguen hacer reír (gracias al carismático SY). Además, la trabajadora social de IZIA HIGELIN (en su segunda aparición en una película) resulta ser la única actuación brillante de un filme altamente mediocre. La película resulta amena y sus casi dos horas no son especialmente pesadas.

 

232937.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

 

No hace falta más que ver el tráiler para saber que algo va mal en SAMBA: TOLEDANO Y NAKACHE no buscan otra cosa que repetir el fenómeno que les hizo mundialmente reconocidos. Y los que se resienten son los espectadores, que podrían ver la calidad interpretativa de actores como OMAR SY, CHARLOTTE GAINSBOURG o la inédita IZIA HIGELIN aprovechada por historias más interesantes, guionistas mejores, y directores más válidos.

 

LO MEJOR:

  • La actuación de la (casi) novata IZIA HIGELIN.

 

LO PEOR:

  • SAMBA repite paso por paso la fórmula INTOCABLE.
  • La mínima química en pantalla entre GAINSBOURG y SY, y lo desaprovechados que están sus talentos.
  • Lo poco graciosa y poco romántica que acaba por resultar esta edulcorada y floja crítica social.

 

Pol Llongueras

No hay comentarios

Dejar una respuesta