Compartir

Vaselina roja 2 - Waterpolo en el cine - El PalomitrónEs noviembre, llevas desde el verano cuidando la comida, pero tu suegro ya ha reservado mesa en el Cochinillo Burlón y tus padres ya lo tienen todo hablado para que les llegue un buen cargamento de turrones del pueblo. Entras en pánico, el año pasado pagaste el anual en el gimnasio y dejaste de ir en febrero: “Yo no estoy hecho para correr mirando una pared”, justificaste. La cuesta de enero está cerca y vas a caer rodando como estés como una bola. ¿La solución? Busca un deporte que saque lo mejor de ti. Puedes hacer bicicleta, surf, boxeo… ¿Que necesitas inspiración para encontrar ese deporte que te arranque de tu vocabulario expresiones como curva de la felicidad o fofisano? Vamos a ello.

Hoy, ¡toca waterpolo! Os traemos cuatro películas en las que este deporte acuático por equipos es una de las piezas principales del argumento.

Freedom’s Fury
Estados Unidos (2006)

Freedoms Fury - Waterpolo en el cine - El Palomitrón

Documental estadounidense que recoge los hechos ocurridos en la semifinal olímpica entre Hungría y la URSS en los juegos de 1956, celebrados en Melbourne, Australia. Dirigido por Colin K. Gray y Megan Raney, y producido por Quentin Tarantino y Lucy Liu, combina imágenes de archivo con entrevistas realizadas en la actualidad. El partido coincidió con la entrada de las fuerzas rusas en Budapest, buscando someter una revuelta popular. Esa agresividad entre húngaros y soviéticos se trasladó a la piscina australiana, dando como resultado el que es conocido como el partido de waterpolo más encarnizado de la historia y que recibe el nombre de “Baño sangriento de Melbourne”.

Hijos de la gloria (Szabadság, szerelem)
Hungría (2006)

Hijos de la gloria - Waterpolo en el cine - El Palomitrón

Si en cambio preferís ficción a documental, Hijos de la gloria se estrenó en Hungría el mismo año que Fredom’s Fury. Trata también el Baño sangriento de Melbourne, centrándose mucho en la situación en Budapest, y en ella tenemos a dos protagonistas, una de las estrellas del equipo húngaro y a una activista que lucha por la liberación húngara frente al comunismo soviético. Entre ellos surgirá una historia de amor que nos dará como resultado una película que nada entre el drama y el romanticismo, y que dará el nombre original al filme: Szabadság, szerelem (Amor, libertad).

Vaselina roja (Palombella rossa)
Italia (1989)

Vaselina roja - Waterpolo en el cine - El Palomitrón

Michele, uno de los líderes del partido comunista italiano y jugador profesional de waterpolo, sufre un accidente que le hace perder la memoria. Será entonces cuando juegue un interminable partido de waterpolo, que servirá como escenario para reflexiones políticas y humor. Su director y protagonista, Nanni Moretti, fue también miembro del partido comunista y jugador semiprofesional de waterpolo, lo cual ahonda más en esta parábola roja que le valió siete nominaciones al David de Donatello (los Goya italianos), aunque ningún premio en sus categorías.

La ola (Die Welle)
Alemania (2008)

La ola 2- Waterpolo en el cine - El Palomitrón

Política y waterpolo se daban la mano en las anteriores películas que hemos nombrado. Aquí, deporte e ideología siguen muy unidos; en este caso, con el autoritarismo. Para los que no conozcáis La ola, trata de cómo un profesor de secundaria les propone a sus alumnos un simulacro que imite el totalitarismo entre los miembros de la clase, lo cual acaba extendiéndose en la comunidad y escapándose completamente al control del profesor. En ello tiene mucho que ver el waterpolo, deporte rey del lugar y alrededor del cual se empieza a generar un fanatismo extremo, siendo el deporte oficial del grupo totalitario, jugando con la metáfora de una ola que arrasa con todo lo que no sea ella misma.

En el banquillo han quedado otras, como A escondidas (2014), película española que, si bien tiene algunas escenas de waterpolo, no creemos que justifiquen su inclusión en la lista. Así que, si queréis poneros como Tarzán (que por si no lo sabíais Johnny Weissmuller, el Tarzán de los años 30-40, fue también jugador de waterpolo), no dudéis en probar el waterpolo. Solo esperamos que estas cuatro películas os sirvan como punto de partida para interesaros por un deporte en el que, como en la vida, la mayor parte de las cosas importantes no ocurren en la superficie.

Eloy Rojano

No hay comentarios

Dejar una respuesta