Compartir

Récords de velocidad en El PalomitrónNo es extraño que muchas veces confundamos el cine con la realidad, y quizá más de uno ha sentido alguna vez la necesidad de emular la destreza al volante de los protagonistas de las películas en las que lo coches y las carreras o persecuciones son las estrellas de la función.

Con el estreno de Fast Furious 8, queremos recordaros que los límites de velocidad están para respetarlos, y que la conducción cívica es una responsabilidad de todos, pues no solo ponemos en peligro nuestras vidas, sino que también podemos condenar de forma gratuita el futuro de personas que nada tienen que ver con nuestras irresponsabilidades al volante. La búsqueda de adrenalina puede llevar a muchos conductores a superar irresponsablemente los límites de velocidad establecidos. Si a un piloto temerario le sumamos un coche deportivo, las posibilidades de inquirir en infracciones por exceso de velocidad aumentan significativamente.

Eso es lo que se puede deducir de los casos recogidos por los comparadores de coches de alquiler y de alojamientos vacacionales,​ HAPPYCAR y​ HomeToGo, quienes se han hecho eco de las ocho mayores infracciones que se han producido en Europa por exceso de velocidad. Entre los vehículos que han protagonizado las mayores infracciones por velocidad de Europa encontramos clásicos como el Porsche 911 Carrera, modelos de Audi y Nissan e incluso una motocicleta Kawasaki Ninja ZX-9R. A continuación, se muestran las sorprendentes velocidades que alcanzaron los diferentes conductores de Europa en el momento en que fueron “cazados” por los radares de tráfico:

Récords de velocidad en El Palmitrón1. El récord de velocidad: 324 km/h con un Bentley Continental GT
Un suizo ostenta el triste récord de velocidad máxima que han registrado los radares en toda Europa. El sujeto en cuestión, fue “pillado” en abril de 2011 conduciendo a 324 km/h (casi alcanzando la velocidad máxima de su deportivo) en un tramo de autopista limitado a 120 km/h. Las autoridades helvéticas sancionaron al conductor con una multa 1.865 € y seis meses de prisión.

2. Un Porsche 911 Carrera en Italia a ¡311 km/h!
Con una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos el Porsche 911 Carrera es el vehículo idóneo para estar en este ranking de mayores infracciones de Europa. Su piloto fue “cazado” por los ​Carabinieri a 311 km/h, cuando el límite de velocidad en las autopistas italianas se sitúa en 130 km/h. ¿Las consecuencias de este exceso de velocidad? Diez puntos menos de un total de veinte en su carné de conducir y 357 € de multa.

3. Francia: sobrepasando el límite de velocidad en un 281,81%
En octubre de 2011, un conductor francés fue detenido por la policía gala pilotando su Audi RS4 a 310 km/h, en un tramo con una limitación de 110 km/h. Para alcanzar dicha velocidad el propietario del Audi modificó la maquinaria para superar con creces la limitación de 250 km/h que presenta este modelo. En lo que corresponde a la sanción por parte de las autoridades, esta fue clara: un año de prisión.

4. Diez años sin conducir por ir a 309 km/h por las carreteras de Reino Unido
Superar en más de tres veces el límite de velocidad trae consigo grandes sanciones en el Reino Unido, concretamente diez años sin carnet de conducir y 28 meses de prisión. Que se lo digan al conductor de un Nissan GTR que fue capturado por los radares de Northamptonshire a 309 km/h. En dicho tramo, la velocidad máxima era de 100 km/h.

5. ¿A 300 km/h en Polonia? Retirada inmediata del permiso de conducir
Esta es la sanción (más 1.170 €) a la que tuvo que hacer frente un conductor polaco por circular con su Porsche Panamera a 300 km/h, de acuerdo a los radares del país. La verdad que no es difícil alcanzar esta estratosférica velocidad con un modelo que alcanza los 100 km/h en apenas 3,8 segundos. Por cierto, el límite de velocidad donde el conductor fue grabado era de 120 km/h.

6. El récord nacional: 297 km/h y superar en 2,5 veces el límite de velocidad
El conductor, que tenía una discapacidad en una pierna, rebasó con creces los 120 km/h de límite de velocidad de la R-4 con un Porsche 911 Carrera. Así lo atestiguó en marzo de 2016 un radar de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en el momento en el que el infractor fue “cazado”. El conductor fue acusado de un delito contra la seguridad del tráfico, con el agravante de que disponía de un permiso de conducción para vehículos adaptados. Hay que tener en cuenta que con dicho carné no se debe conducir por encima de 100 km/h. Finalmente el conductor tuvo que pagar su delirio haciendo frente a una abultada multa de 3.600 € y de un año de retirada de carné.

7. A 290 km/h a lomos de una Kawasaki Ninja ZX-9R
En Holanda un piloto alcanzó los 290 km/h en un tramo limitado a 60 km/h. Una auténtica barbaridad si tenemos en cuenta que superó el límite de velocidad en 4,8 veces. Lo peor de todo es que no fue detenido en el momento de la infracción pero su gran fallo (o error colosal) fue inmortalizar su falta de sentido común subiendo un vídeo a YouTube sobre su temeridad en la carretera.

8. Alemania: y es que no todo iban a ser ​Autobahnen sin límite de velocidad
Que se lo digan al conductor de un Audi A-3 que fue detenido circulando a 240 km/h en una vía con límite de velocidad de 60 km/h. El infractor sufrió las consecuencias del código penal alemán: obtuvo cuatro puntos de sanción, cuando en el país germano se puede recibir un máximo de ocho. Además, se le retiró el permiso de conducción y se le impuso una multa de 680 €.

Compartir
Artículo anteriorDUNE
Artículo siguienteTHE LEFTOVERS: HORA DE PARTIR
Alfonso Caro Sánchez (Mánager) Enamorado del cine y de la comunicación. Devorador de cine y firme defensor de este como vehículo de transmisión cultural, paraíso para la introspección e instrumento inmejorable para evadirse de la realidad. Poniendo un poco de orden en este tinglado.

No hay comentarios

Dejar una respuesta