Compartir

Better Call Saul - El PalomitronLa tercera temporada de Better Call Saul ya tiene fecha de estreno, y será exactamente en un mes. El 10 de abril (y solo un día después en nuestro país gracias a Movistar+) regresará a nuestra pantalla Saul Goodman, personaje sacado de la laureada Breaking Bad, el abogado más polémico y sin escrúpulos al que da vida Bob Odenkirk, aunque no lo hará solo. Esta tercera entrega se verá marcada por la vuelta de Gus Fring (Giancarlo Esposito). El actor se presentó en la rueda de prensa que anunciaba su participación en Better Call Saul repartiendo cajas de Los Pollos Hermanos de pollo frito y pan, que, como recordamos, era el hogar del “mejor pollo del mundo”, como tanto insistía su personaje en Breaking Bad.

Gracias a las nuevas imágenes que os enseñamos más abajo (¿dónde está Mike?) y a la información que ya tenemos de la tercera temporada, podemos intuir la importancia que tendrá Gus en la nueva trama, ya que se contarán sus inicios como empresario, la construcción de su imperio, su pasado… Solo podemos esperar grandes cosas de un personaje tan jugoso en un spin-off que complementa a la perfección la serie original. Y es que los creadores Vince Gilligan y Peter Gould solo veían una manera de salir adelante con la historia para que todo encajara a la perfección, y para ello debían crear la situación en la que Saul y Mike (Jonathan Banks) conocieran al temido narcotraficante y, de ese modo, introducirlo en la historia. Si algo está claro es que su regreso resolverá muchas dudas y permitirá abrir más caminos interesantes e inexplorados.

En cuanto a la trama, y en boca del propio protagonista, esta temporada será mucho más variada en cuanto a drama y comedia, acentuando bien las dosis para crear un ambiente más dinámico, empezando por la transformación que sufrirá Jimmy McGill hasta convertirse en Saul Goodman, una metamorfosis que se verá paulatinamente, narrada al detalle por Gilligan y Gould y su manera tan especial de contar historias, con guiños, saltos en el tiempo y conexiones sutiles entre temporadas, e incluso entre una serie y otra.

Lo difícil en un spin-off es lograr enganchar al público fiel de la serie original y conseguir mantener la unión y el sentido de la trama y las diferentes relaciones que se tejen entre personajes. En esto ayudó mucho el propio Odenkirk, que nunca buscó llegar a protagonizar una serie, pero que consiguió tal conexión con su propio personaje que al final los creadores no tuvieron más remedio que dedicarle toda una serie a él.
Esperemos que la tercera entrega mantenga su esencia y consiga rellenar los huecos y conexiones que faltan. O, quién sabe, quizá nos sorprenda con más personajes conocidos… o joyas por conocer.

Naomi Barki

No hay comentarios

Dejar una respuesta