Compartir

Este artículo contiene spoilers del 3×09 de Mr. Robot

Después de la dosis de la semana pasada, Mr. Robot nos trae otro capítulo con un ritmo más tranquilo pero igualmente revelador. A falta de un episodio para terminar la tercera temporada, vemos como poco a poco se atan cabos que nos tienen con la boca abierta detrás de la pantalla. Vayamos por partes.

Revisiones al pasado

Comenzamos con un extraño flashback en el que Tyrell Wellick (Martin Wallström), Phillip Price (Michael Cristofer) y Terry Colby (Bruce Altman) están reunidos con el fallecido Gideon (Michel Gill) exponiendo un plan de seguridad de All Safe. Se ve como Colby menosprecia sus palabras y Phillip intenta darle cancha justo antes de que aparezca Angela (Portia Doubleday) para entregarle unos archivos a Gideon, tratándola Colby de secretaria. En ese momento vemos dónde y cuándo ficha Phillip su objetivo en ella (y es bastante antes de lo que podríamos habernos imaginado). Posteriormente descubrimos a Tyrell en un coche, anunciándonos que el flashback es suyo (aunque tenga la misma importancia para los personajes de Angela y Phillip).

Cambiamos de escenario y protagonistas para encontrarnos a un Elliot (Rami Malek) emparanoiado frente al cristal en el que se lee “They own the FBI”. Al sentarse en su ordenador descubre que está desbloqueado y se pregunta qué ha hecho Mr. Robot la pasada noche, convirtiéndose el resto del episodio en intercalaciones entre el flashback de las horas en las que Elliot fue Mr. Robot (Christian Slater) y la evolución de Elliot con Darlene (Carly Chaikin) respecto al FBI.

There are no gods

Para introducirnos en la noche anterior, el plano cambia de Elliot a Mr. Robot. Este aparece en casa de Tyrell, el cual le propina una paliza (colocándose los guantes tal y como solía hacer en la primera temporada, donde pagaba a vagabundos para desahogarse). Mientras le tiene en el suelo, llaman a la puerta y aparece Phillip.

Posteriormente, Elliot aparece en la antigua sede de fsociety junto a Darlene, donde leen el e-mail de Trenton (Sunita Mani), ojean archivos adjuntos y donde Elliot explica que Dark Army controla al FBI desde el principio. Llegan a la conclusión de que deben introducirse en el servidor más inquebrantable que existe: el del FBI. Tras esto, volvemos a ver a Irving (Bobby Cannavale), ese personaje del que, tras nueve episodios, no sabemos prácticamente nada y que aparece siempre de la forma más oportuna. Esta vez lo acompaña una mujer, y el coche en el que van se queda tirado momento en el que Elliot aparece sentándose en la parte de atrás, avisando a Irving de que ya sabe qué tiene que hacer.

Como destacábamos en el anterior capítulo (pero veníamos viendo a lo largo de toda la serie mediante una progresión temporal coherente), el estado de desolación en las calles va in crescendo. Militares caminando al lado de vagabundos; sirenas sonando en constante estado de alerta; bolsas de basura acumuladas en cualquier rincón junto a hogueras improvisadas en la calle… Un gran contraste con respecto a lo que la serie nos tiene acostumbrados en cuanto a nuestros protagonistas, ya que ninguno de ellos ha pasado a estar en esta situación precaria. Vemos así el contraste de los mundos, ricos y pobres; los que sobreviven gracias a su poder y los que tienen que sacarse las castañas del fuego.

Las calles nos devuelven a una escena entre Elliot y Angela hablando (otra vez) sobre la posibilidad de devolver la vida a sus padres, a lo que Elliot insiste en meterse en casa para continuar la conversación en un espacio más seguro. Claro que no se esperaba que al entrar estuviera Leon (Joey Bada$$) esperándole.

Las chicas de Jersey

Que Darlene y Dom (Grace Gummer) son dos de los personajes con más fortaleza de la serie no le cabe duda a nadie, pero cuando aparecen juntas en plano se comen la pantalla. Llevamos siguiendo su relación de forma más intensa desde que Darlene pasara a trabajar para el FBI y podíamos notar la tensión típica de dos personajes que se contrarrestan aun siendo muy diferentes.

Sin embargo, no llegaban nuestras conclusiones hasta donde en este capítulo hemos podido llegar. Porque ha sido una de las escenas más intensas tanto del capítulo como de las relaciones interpersonales dentro de la serie (dejando a un lado de Elliot y Tyrell).

Volvemos a ver a una Darlene manipuladora, con sus objetivos claros y pensando siempre en el bien común que persigue y en sí misma. Está claro que a estas alturas tiene cariño a Dom, pero si necesita “traicionar su confianza” para conseguir lo que necesita, lo hará. Y si tiene que acabar emborrachándose en casa de la agente del FBI y acostándose con ella, también lo hará. Claro que meterse en la boca del lobo tiene sus consecuencias, y Dom no es precisamente una mosquita muerta. Darlene acaba en las dependencias del FBI dando explicaciones a Dom y al agente Santiago (Omar Metwally) de por qué quería robar la acreditación de la agente.

Llegados a este punto, Darlene les muestra que en su mano está la posibilidad de terminar con el plan de Dark Army, la solución al nine/five, y de que los agentes se conviertan en héroes. Todos los datos que necesitan están en un ordenador al otro lado del edificio entre la colección de Romero (Ron Cephas Jones), lo cual explica por qué sale en el resumen del comienzo del episodio. Se puede leer la excitación en los ojos de Dom mientras el pánico intenta no reinar en Santiago, que automáticamente llama a Irving para informarle de la situación.

El farol de Elliot

Continuando con Elliot y Leon, vemos como Elliot trata de lanzarse un farol sobre el stage 3, ya que lo único que quiere es poder hablar con Whiterose (BD Wong) en persona para intentar comprender por qué parece que a Angela le han lavado el cerebro. Leon le lleva a un encuentro en un campo a las afueras de alguna parte donde dos esbirros de Dark Army y Grant (Grant Chang), el ayudante más cercano a Whiterose, le esperan. Elliot enuncia que su plan es terminar con la moneda de cambio que utiliza E-Corp, la ecoin, para así acabar con la corporación.

Mientras hablan con él, están sacando datos de su portátil, y Elliot no deja de mirar el parpadeo rojo del dispositivo. Después nos damos cuenta de que ha creado un archivo que, al ser introducido en la base de datos de Dark Army, le permite acceso a sus servidores y, por tanto, actividades. Esto nos muestra un mapa del mundo cubierto de puntos rojos como indicadores de colaboradores con Dark Army, y no, no hay pocos.

La santísima trinidad

Cuando Phillip llega a casa de Tyrell se sienta, invitando a los otros dos a seguirle. Phillip anuncia a Tyrell que ha sido nombrado CTO de E-Corp, a lo que este responde con un dudoso gracias. Este no es más que un mecanismo de control y obediencia sobre Tyrell. Mr. Robot se mete en la conversación para preguntar si Phillip es consciente del nine/five y de las actividades que llevaba a cabo fsociety, a lo que responde que sí. Aquí Price recrimina a Elliot su falta de liderazgo en su grupo de hackers anarquistas, tachándolo de lobo solitario.

La dualidad del personaje (no solo de Elliot) sale a relucir, rememorando en el espectador todos los momentos en los que tanto Mr. Robot como Elliot tomaron decisiones que aunaban el pensamiento de todo su equipo, o haciendo que miraban por los demás pero haciéndolo por sí mismos. En esos momentos, el personaje que realmente vimos cien por cien volcado en su grupo entendido como un todo fue a Darlene, que encabezó las decisiones más importantes cuando Elliot no era capaz de actuar.

La estrategia de Dark Army

Si a alguien no le había quedado totalmente claro que Angela estaba empezando a perder la cabeza, solo tiene que fijarse en cómo tiene por dentro la casa. Y si el plástico en las paredes y el cúmulo de basura no son suficiente prueba, puede fijarse en que habla con un pez (el de Elliot). A estas alturas, no creemos que sea algo circunstancial que se refiera así al pez, ya que en algunos momentos diríamos que parece estar hablando con su madre… Pero con Angela ya no se sabe: está en un punto neutro en el que parece una loca muy coherente (y eso es totalmente contradictorio).

Sale a la calle mimetizada con el ambiente de los transeúntes: un carro lleno de trastos, mirada perdida y rumbo indeterminado. Casualidades de la vida aparte, se encuentra a un chico vendiendo compilados de canciones en CD, quizá uno de los mayores detonantes del cambio en su personaje (su crisis personal en la primera temporada). Justo después dos hombres la invitan a subirse a un coche, y ahí perdemos su pista.

Al final del episodio vemos a Whiterose (de mujer) junto a Grant en una sala en la que pierde el control y comienza a destrozar vasos y botellas contra una pared. Grant trata de explicar la situación en la que están y las medidas que deberían tomarse literalmente, diciendo que a Elliot le ha llegado la hora, igual que le llegó a su padre; vamos, que debe morir. Y Whiterose asiente diciendo que debe hacerse lo que sea conveniente.

Angela en un coche con dos desconocidos, Dom con la posibilidad de cerrar el caso, Elliot recién introducido en la base de Dark Army, Tyrell bajo el yugo de E-Corp (de nuevo)… y solamente un episodio para que termine la temporada. Como podéis imaginar, hay tantas cosas que cerrar aún que, o nos dan un episodio de dos horas, o nos dejan con ganas de más durante un año. Y ya sabéis cuál es la respuesta.

Cristina Domínguez

3 Comentarios

  1. Hola!
    Si el 3×01 se titula “1eps3.0_power-saver-mode.h” ,no podria ser que quedasen 2 capitulos??(lo digo x lo de 3.0….el 2 capitulo es 3.1…y asi…..)
    Saludikos!
    Me encantan tus apreciaciones!disfruto de la serie el doble!
    Gracias!

    • ¡Muy buenas! Me alegra escuchar que te gustan los recaps. Contestando a tu pregunta, todas las temporadas de Mr. Robot constan de 10 episodios (salvo la segunda, que tiene 12 ya que el primer y último episodio están divididos en dos partes). Cada episodio piloto de temporada comienza siendo el 3.0 y termina en el 3.9.

      ¿El por qué? Oficialmente no te puedo confirmar nada, pero como apreciación personal podría ser un guiño a las versiones de softwares, por ejemplo (2.1, 2.2, etc.). Así, el 3.0 sería la “primera versión” de la tercera temporada y cada capítulo sería una actualización, continuando el contenido de esta. ¡Espero que te haya servido la respuesta y que disfrutes de la season finale la próxima semana! Un saludo.

Dejar una respuesta