Compartir

 

mortadelo1

La ficción supera la realidad. En efectos especiales, desde luego. y como la tecnología avanza, la animación lleva una importante ventaja. De esto se ha debido dar cuenta el cineasta JAVIER FESSER, que hace ya once años sorprendió convirtiendo a los agentes del tebeo en personajes de carne y hueso. LA GRAN AVENTURA DE MORTADELO Y FILEMON tuvo su éxito dada la novedad; cinco años más tarde vendría MORTADELO Y FILEMON. MISION: SALVAR LA TIERRA, esta vez con MIGUEL BARDEM a los mandos. Pero ahora, de nuevo en manos de Fesser, los trabajadores de la T.I.A se pasan a la animación con MORTADELO Y FILEMÓN CONTRA JIMMY EL CACHONDO.

El director de CAMINO respeta al dibujante Francisco Ibañez al máximo. El estilo de la película es fiel al que esbozó su creador hace ya unas décadas. El historietista catalán creaba a este dúo inigualable: Mortadelo, el hombre camaleónico y Filemón, el malhumorado.

 

MORTADELO Y FILEMON CONTRA JIMMY EL CACHONDO. Crítica. Cine familiar. Estrenos en El Palomitrón

 

Ibáñez tenía un trazo muy personal e inspirado en la cultura popular. Por algo se ha convertido en icono e influencia para muchos. Las andanzas en el tebeo siempre tocaron la actualidad sin inmiscuirse demasiado. Pese a las novedades, avances o personajes de los que hablen sean coetáneos, el conjunto es bastante atemporal. La versión del tebeo en cinta 3D refleja la misma aureola: la España de barrio, los bares de tapeo, en donde la chulería y el cutrerío van de la mano, la Mirinda está presente, y el lenguaje sólo se entiende con fanfarronería, tono gruñón y piropos elementales.

A las nuevas peripecias acuden sus secundarios: El Superintendente Vicente, el Profesor Bacterio y Ofelia. Lamentablemente no hay personal disponible en la organización, y mal que le pese al jefe, pide ayuda para la nueva misión a estos dos que son, como bien mencionan en un momento de la película, “dos descartes de la humanidad”. Y como era de esperar, los planes maquinados seguirán el mismo esquema: Mortadelo haciendo alarde de sus artilugios y Filemón sufriendo los percances por la torpeza de ambos. Por eso no es difícil saber cómo será la trama: desesperante, sobre todo porque estos dos perdedores empiezan por esconder a un testigo protegido en su casa, del cual hasta ellos mismos –sobre todo Filemón- tendrán que protegerse (y cautivarán al público con la sucesión de atropellos hilarantes en el hogar).

Su humor es típico: fácil, simple y con esa comicidad tan de aquí, esa que se suele acompañar con mamporros y los moratones. Ingredientes claves de los que se nutre la acción. Porque desde luego, la narración poco tiene que envidiar a la asidua película de acción; de hecho, ésta parece un híbrido entre la dirección de MICHAEL BAY y el costumbrismo de MAKINAVAJA.

 

MORTADELO Y FILEMON CONTRA JIMMY EL CACHONDO. Crítica. Cine familiar. Estrenos en El Palomitrón

 

Las confabulaciones son, por supuesto, al estilo Mortadelo: planes con mil trampas, persecuciones y puñetazos donde la pareja acabará con la lengua fuera y unos cuantos chichones (los último minutos serán un dispendio de accidentes, y casi un homenaje a las onomatopeyas de las historietas). Semejante dispendio de efectos especiales no deben envidiar nada a la tropa de Marvel. Maravilloso el acierto de la voz de Ramón Langa para el inicio en la primera peripecia en altos vuelos.

También la genialidad de incluir a Rompetechos en el argumento es de agradecer (la fauna made in IBAÑEZ da para mucho). También hay algún que otro personaje popular. Además muchas marcas pero que muy patrias y de diversa índole se versionan en el argumento, muy reconocibles para todos, desde canales de televisión hasta grandes almacenes.

Los mayores recordarán las épocas en las que leían a Mortadelo y Filemón y el resto de estirpe creada por Francisco Ibañez. FESSER ha cumplido con su misión: mantener el vivo color, el carácter y la esencia de este comic, que hora por un canal más asequible se facilita a las generaciones más jóvenes.

 

 

LO MEJOR:

  • Refleja el mundo propio del tebeo.
  • Se ameniza la hora y media, que pasa sin que perdamos el interés.
  • La historia original no queda desaprovechada.

LO PEOR:

  • Mucha broma fácil no es del gusto de todos.

 

María Aller

No hay comentarios

Dejar una respuesta