Compartir

emm

La 66 edición de los Premios Emmy, que tuvo lugar en lunes por primera vez desde 1976, fue una noche llena de entusiasmo y alta costura por doquier. Una vez más los Emmy demostraron ser más informales y “familiares” que sus primos Oscar, y sus artistas pasaron una gran noche celebrando al sector televisivo (y su auge actual) por todo lo alto.

Fue una noche entretenida que, pese al pensamiento común inicial, albergaba unas cuantas sorpresas. La llegada a la Academia de nuevos formatos como Netflix, independientemente de su resultado en la noche, fueron uno de los temas más tratados en esta edición. Incluso en el vestuario de las grandes mujeres de la televisión arraigó la idea de que ‘el naranaja es el nuevo negro’ (ORANGE IS THE NEW BLACK). Es esperanzador y reconfortante presenciar a lo más alto de la industria televisiva del mundo acogiendo con los brazos abiertos a las creaciones de nuevos soportes.

Importante una mención especial al trabajo de NBC, la cadena anfitriona del evento, por ser pionera en estos tiempos de continuo avance y haber manejado magistralmente la transmisión de contenidos a través de su canal oficial de Youtube.

 

LA GALA

 

https://www.youtube.com/watch?v=5gBc7ubEO1c

 

La noche fue inaugurada por el monólogo de SETH MEYERS, presentador de la ceremonia, en ausencia de un número musical que no se echó de menos. El discurso fue divertido, dinámico y mordaz en la medida necesaria, aunque sin arriesgar demasiado. MEYERS quiso dar un pequeño reconocimiento al importante trabajo de los guionistas, y al reinado de HBO como cadena de cable, que se enfrentaba a la noche con 99 nominaciones.

El mayor acierto de SETH MEYERS como presentador fue apoyarse en grandes cómicos para conducir la gala; contó con la colaboración de JIMMY FALLON, JIMMY KIMMEL, la magnífica AMY POEHLER (que más que una invitada, parecía ser una co-presentadora encubierta), y RICKY GERVAIS entre otros.

Pero las colaboraciones estelares no acabaron aquí. Los actores nominados también participaron en una ronda de preguntas hilarantes con el presentador, protagonizando uno de los mejores momentos de la noche. JULIANNA MARGULIS y JON HAMM intentando robar el Emmy de MAGGIE SMITH no tuvo precio.

https://www.youtube.com/watch?v=otVarmV4jS4

 

Pero no todo fueron bromas, también hubo momentos solemnes y para recordar a los que ya están con nosotros. Ha sido un año muy duro para el mundo del espectáculo, y estos grandes talentos fueron recordados en un In Memoriam endulzado con la perfecta interpretación de “Smile” por SARA BAREILLES. En especial ROBIN WILLIAMS, a quien rindió tributo su gran amigo BILLY CRYSTAL, completamente emocionado:

Era tan genial en el escenario…

Era el mejor amigo que se pueda soñar.

 

GTY_Robin_williams_mar_140825_16x9_992

 

Otro de los momentos destacados de la gala fue la actuación de WEIRD AL YANKOVIC, que vino cargada de controversia por el humor ridículo. WEIRD AL realizó un número cómico musical con las intros de las series más destacadas de la temporada: MAD MEN, SCANDAL, HOMELAND, MODERN FAMILY y JUEGO DE TRONOS. Incluso hizo partícipe de su broma a GEORGE RR MARTIN, el escritor de la saga de CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO, instándole a escribir más rápido su próximo libro.

 

LOS PREMIADOS

BREAKING BAD volvió a ser la ganadora absoluta de la noche. En su última vez como Walter White, BRYAN CRANSTON se alzó con la estatuilla a mejor actor principal de drama (saliendo victorioso de su esperado duelo con MATHEW McCONAUGHEY, también uno de los favoritos por su papel en TRUE DETECTIVE), así como sus compañeros AARON PAUL y ANNA GUNN se hicieron con la suya en sus categorías de actores secundarios. La victoria de AARON PAUL fue una de las sorpresas de la velada. El joven actor consiguió su segundo Emmy por el papel de Jesse Pinkman frente a grandes veteranos como MANDY PATINKIN o PETER DINKLAGE.

Junto con el premio a mejor serie de drama y mejor guión, BREAKING BAD se despidió de los Emmys y de la televisión pasando a la historia y por todo lo alto. Sus ganadores no tuvieron más que palabras de afecto y agradecimiento en sus emotivos discursos, demostrando cómo esta serie ha cambiado sus vidas y los ha acercado unos a otros.

 

bryan-cranston-aaron-paul-anna-gunn

 

En la categoría de comedia no hubo ninguna sorpresa, con unos premios muy similares a los del año anterior. MODERN FAMILY arrasó en sus categorías y JIM PARSONS volvió a recoger su Emmy por dar vida a Sheldon Cooper como si de un déjà vu se tratase.

No obstante fue en los premios de comedia donde se dio el acontecimiento que nos dejó a todos pegados a la silla. El momento en el que JULIA LOUIS-DREYFUS iba a recoger su premio a mejor actriz principal por VEEP y fue sorprendida por BRYAN CRANSTON, quien le plantó un morreo espectacular que se ha consolidado como el mejor momento de la noche y referido como ‘EL BESO’.

 

https://www.youtube.com/watch?v=_3StunWHKyI

 

El caso de SHERLOCK fue también uno de los más sorprendentes, que consiguió ser una de las más galardonadas de la ceremonia. Se echó de menos que BENEDICT CUMBERBATCH no estuviera allí para celebrarlo.

Para la estatuilla a mejor actriz principal, más que sorpresa hubo expectación, y mucha. Pero todos los nervios se vieron recompensados y la gran JULIANNA MARGULIS consiguió hacerse con el premio por su papel en THE GOOD WIFE. 

66th Annual Primetime Emmy Awards - Show

 

Las también aclamadas TRUE DETECTIVE y ORANGE IS THE NEW BLACK fueron las peor paradas en sus nominaciones. Fuese por la innegable calidad de las series más antiguas, o fuese quizás por la desubicación de categorías que ambas han sufrido, estas dos series que han sido de lo más comentado en la temporada 2013/2014 tuvieron que conformarse con el premio a mejor dirección, en el caso de TRUE DETECTIVE (sí, el episodio de ESE plano secuencia) y mejor actriz invitada para UZO ADUBA, nuestra querida Crazy Eyes, para ORANGE IS THE NEW BLACK.

JUEGO DE TRONOS también se fue de vacío, excepto por los premios técnicos que ya se había llevado a casa.

 

MOMENTOS DESTACADOS:

·  JIMMY KIMMEL subió al escenario a presentar un premio y no dejó pasar la ocasión para meterse con alguno de los actores. En este caso su objetivo fueron los actores de cine “intrusos” en la gala. Afirmando que la cara de MATHEW McCONAUGHEY es una ‘cara de cine’ (mientras que la de RICKY GERVAIS es una “cara de tv”), y pidiéndole que dejara de acaparar premios y se fuese al cine donde pertenecía, llevándose a JULIA ROBERTS con él.

·  La propia JULIA ROBERTS no ganó en su nominación, para sorpresa de algunos, y tuvo que conformarse con un inesperado pequeño homenaje que hicieron a su trayectoria.

·  WOODY HARRELSON y McCONAUGHEY subieron al escenario a presentar un premio, donde demostraron una vez más la gran química que tienen y lo bromistas que son. Destacable la imitación de Harrelson de su compañero, sin olvidar el “Alright alright alright” que tanto gustó en su discurso de los Globos de Oro.

 

10269419_687253188035073_265459467362496893_n

 

Y Woody no fue el único en recordarlo; también lo hicieron JIMMY KIMMEL (“Alright alright alright already!”) y JULIA ROBERTS.

·  Muy divertido el vídeo que prepararon SETH MEYERS y BILLY EICHNER preguntándole a gente de la calle sus opiniones sobre algunos de los temas referentes a los Emmys y sus protagonistas.

·  Los estilismos de los premios, pese a algunas excepciones (LENA DUNHAM, nos das miedo) fueron muy correctos. Las grandes mujeres de la televisión fueron las absolutas protagonistas en una noche donde destacó el blanco, negro y rojo.

Nosotros nos quedamos con lo preciosa que iba LIZZY CAPLAN (MASTERS OF SEX), aunque había mucho donde elegir. ¿Y vosotros?

 

pic

 

·  Por último destacar la presencia de AMY POEHLER de la mano de MEYERS para presentar a la gran pareja protagonista de TRUE DETECTIVE. Para dicho honor, habían preparado distintas frases introductorias (a cada cual más genial) para deleite del público. Al final se decidieron por “la única pareja de actores que no se rumorea que estarán en la segunda temporada de TRUE DETECTIVE”.

 

Los Emmys 2014 han sido unos premios correctos, con pocas sorpresas pero consistentes. Una gala más entretenida que la del año anterior con un SETH MEYERS que ha sabido estar a la altura (como dijimos antes debido sobre todo a saber rodearse de los mejores compañeros). Ahora sólo queda esperar al año que viene para ver si los nuevos contenidos se harán paso en una gala que tiene fama de tradicional, y también a que sea en una fecha más agradecida.

Pero, sobre todo, no podemos esperar porque cualquier ocasión de celebrar la magia de la televisión, es una ocasión que no nos queremos perder.

 

Isabel S. Samaniego

 

 

1 Comentario

  1. Me gustan los premios porque la verdad me encanta ver el modelito de cada invitado es muy esperado para muchos, todo sea por criticar. La realidad es que estos premios son bastante acertados sobre todo porque cuando los veo, descubro series que aparte de ser entretenidas son muy interesantes. Además con el tiempo muchas cadenas de TV se han dedicado a apostar por nuevas y diferentes temáticas basadas en acontecimientos sociales, eso la verdad me gusta bastante.

Dejar una respuesta