Compartir

GOT 5.8

Nos parece increíble que la sexta temporada de Juego de tronos ya haya llegado a su ecuador, pero no tanto por lo mucho que la estamos disfrutando como por la trascendencia de los sucesos que están teniendo lugar en su historia. Si hasta ahora la serie siempre se había caracterizado por sus temporadas cocidas a fuego lento y por la creación de conflictos con un detonante tardío pero muy justificado, el no disponer de un “material en papel” al que sujetarse o del que tomar referencias le ha dado una velocidad irrefrenable. Llevamos un par de capítulos en los que las tramas no solo van avanzando a grandes pasos, sino que están dejando entrever que no estamos tan lejos del desenlace de la historia como los directivos de HBO quieren hacernos creer.

George R. R. Martin les ha dado carta blanca a David Benioff y a D. B. Weiss para que dirijan los acontecimientos de Poniente al ritmo que ellos crean conveniente, y eso se está notando mucho. Los personajes están evolucionando a un ritmo inusitado, las distancias entre las distintas localizaciones parecen más cortas y los hasta ahora inexistentes saltos temporales se han convertido en un elemento crucial para entender el alcance de lo que está sucediendo, lo que ha sucedido y lo que está por suceder.

Y así, en medio del torbellino argumental que está aportando a Juego de tronos sus mayores cuotas de entretenimiento hasta la fecha, La Puerta llega como un capítulo trascendental en la historia de los Siete Reinos y cuyo visionado nos ha dejado más trastocados que de costumbre. ¿Ya lo habéis visto? Pues pasad adentro y seguid leyendo.

got 5.2

Si antes mencionábamos la sorprendente velocidad a la que están evolucionando algunos personajes lo hacíamos principalmente por Sansa Stark. Después de tantas temporadas presa de hombres crueles y manipuladores, su cambio de actitud emociona y decepciona a partes iguales. Deseábamos ver a una Sansa guerrera, decidida a vengarse de todos aquellos que han hecho sufrir a ella y a su familia y que no se deja doblegar por nadie. Nos encanta que su presencia en el Castillo Negro sea tan poderosa que haya convertido a Jon Nieve en un simple peón de batalla. Necesitábamos esta Sansa, pero el cambio ha sido tan drástico y tan rápido que resulta poco creíble.

Sin embargo, sabemos que debemos sacrificar ciertos detalles por el bien de la historia. Y estábamos dispuestos a sacrificarlo todo para que Sansa pusiese en su sitio a Meñique. Tras jugar con ella todo lo que ha querido y más, parece que a Petyr Baelish se le han acabado las manipulaciones con la casa Stark. Sansa no quiere saber nada de él, ni siquiera si este viene a ofrecerle ayuda en la batalla contra Lord Bolton. Aunque quizás saber que su tío abuelo, Brynden Tully, tiene un ejército que puede respaldarla le vendría bien para protegerse de una posible derrota.

No sabemos qué está tramando Meñique con esta extraña alianza. No nos fiamos de él, y mucho menos cuando su capacidad de influencia se encuentra en sus horas más bajas. Queremos creer que su intento de ayuda es sincero, pero no estamos en una serie donde debamos hacernos demasiadas ilusiones con la bondad de sus personajes. En todo caso, veremos si esta nueva reunión familiar entre los Stark y los Tully llega a buen puerto, al igual que esa extraña y cómica fascinación que Tormund siente por Brienne.

GOT 5.3

El segundo acelerón de tramas y desarrollo de personajes más llamativo de esta temporada tiene lugar en las Islas del Hierro. Hace un par de capítulos nos quejábamos del mal trato que la serie le había dado a la casa Greyjoy y de la necesidad que tenía de dar un golpe de efecto para captar la atención de los espectadores. Pues bien, aquí lo tenemos, aunque para ello se hayan ventilado todas sus tramas de los libros en un par de minutos. En vez de meternos una vez más en intrigas políticas, conflictos de sucesión y redecillas internas, los guionistas de la serie han optado por darle un ritmo más acorde al que está viviendo la serie y sacrificar la coherencia en pro del entretenimiento.

De este modo, vemos a un Theon que poco tiene que ver con su personaje esclavizado y atormentado por Ramsay Bolton. El Theon de ahora es capaz de defender el derecho de su hermana Yara a gobernar las Islas del Hierro, una decisión ya casi tomada hasta que su tío Euron Greyjoy aparece en escena e implanta de nuevo la misoginia en Pyke con una facilidad tan apabullante como inconsistente a ojos del espectador. Tras su veloz coronación, su primera orden es asesinar a sus sobrinos para asegurarse su reinado, pero toma la decisión demasiado tarde. Yara y Theon ya han escapado con los mejores barcos de la flota en busca de esa supuesta heredera de la casa Targaryen que, además de dragones, necesita transportes para llevar su ejército hacia Desembarco del Rey y recuperar el Trono de Hierro. ¿Nuevas alianzas y encuentros a la vista? Si Euron no lo impide, parece que así será.

GOT 5.4

Hablando de la Madre de Dragones, parece que la enésima muestra de lealtad de Jorah Mormont hacia Daenerys por fin le ha servido para limar asperezas entre ambos y perdonarse los errores cometidos en el pasado. El problema es que quizás sea demasiado tarde para Jorah, pues su psoriagrís empieza a estar ya bastante extendida. Daenerys, sin embargo, no está dispuesta a perder a su consejero, protector y amigo, y le pide entre lágrimas que busque una posible cura a esa enfermedad. Una cura imposible, pero que ya pudimos comprobar en Shireen Baratheon que podía controlarse. No sabemos el recorrido que le queda a Jorah y si será otro de los grandes secundarios de los que deberemos despedirnos pronto, pero quizás su salvación esté relacionada con ciertos sucesos que han tenido lugar en Meereen en este episodio.

La Bahía de los Esclavos vive un periodo de tregua tras los tejemanejes diplomáticos de Tyrion con algunos de los amos más poderosos de Yunkai, Astapor o Volantis. Sin embargo, toda la corte regente de Daenerys sabe que esa paz es muy frágil y basta una pequeña confrontación para reactivar las batallas. Los motivos que llevan a los ciudadanos de Meereen a desconfiar en su reina son lógicos, y más teniendo en cuenta que lleva desaparecida bastante tiempo. Ante este contratiempo, hay que buscar un remedio para inspirar confianza y fe entre aquellos que se niegan a fiarse de la voluntad de la joven Targaryen. Sin embargo, la solución ha llegado esta vez por su propia cuenta.

A pesar de que las tramas de Juego de tronos ya están muy avanzadas, todavía hay tiempo para introducir nuevos personajes. En este capítulo hemos conocido a Kinvara, una nueva sacerdotisa seguidora del Señor de Luz que quiere prestar sus servicios a la casa Targaryen. El misterio con el que ha aparecido y el reciente fracaso de Melisandre en su apoyo a Stannis Baratheon son motivos suficientes para que Varys desconfíe de su utilidad, pero a la misteriosa sacerdotisa le ha valido con insinuar un oscuro pasaje de la infancia del consejero de Tyrion para aceptar su ayuda. ¿Qué le sucedió a Varys cuando era pequeño? ¿Habrá más flashbacks? ¿Será Kinvara un nuevo fraude religioso? ¿Ha llegado para ayudar a Daenerys o para hundirla? ¿Y ese collar? ¿Tendrá el mismo efecto que con Melisandre? ¿Habrá pelea de gatas pelirrojas? Solo nos queda esperar para poder resolver tanta incógnita.

GOT 5.5La única trama que hasta ahora se sigue desarrollando a la antigua usanza es la de Arya Stark en Braavos. Su entrenamiento para ser una asesina sin nombre alcanza un nuevo nivel o, mejor dicho, una última oportunidad. Jaqen le encomienda un nuevo asesinato. Esta vez, el homicidio tendrá que cobrarse una vida inocente. La muerte no solo se lleva a las malas personas, ya lo sabemos. Sin embargo, no deja de ser curioso que la nueva víctima de Arya sea una actriz y que esta trabaje en una compañía que representa los sucesos acontecidos en Desembarco del Rey y la decapitación de Eddard Stark. De hecho, Arya asiste por segunda vez a la decapitación de su padre entre el público, algo paradójico debido a la evolución que ha experimentado el personaje desde la primera temporada y que ahora ha servido para ver que la pequeña Stark no va a dejarse llevar por las emociones esta vez. Pero ¿a dónde le llevará este entrenamiento interminable? Suponemos que su aportación a la historia de Poniente debe ser clave, aunque hasta ahora sea la única trama que no seamos capaces de enlazar con ninguna otra.

got 5.6

Y, por último, llegamos al momento cumbre del episodio y de todo lo que hemos visto hasta ahora en esta sexta temporada. Intuíamos que Bran Stark iba a desempeñar un papel muy importante, pero no sabíamos que su trama iba a coger tal interés y relevancia que nos obliga a cuestionarnos hasta qué punto Jon Nieve era crucial en el desarrollo de esta historia. Gracias a Bran no solo estamos conociendo eventos pasados de los Siete Reinos cruciales para comprender el presente, sino que nos está ayudando a resolver incógnitas ante las que ni siquiera lo fanáticos eran capaces de encontrar una explicación sólida.

La primera de las que hemos descubierto hoy es el orígen de los caminantes blancos. Vimos hace un par de temporadas cómo se transformaban los unos a los otros, pero ahora sabemos que fueron una creación de los Hijos del Bosque que utilizaron como arma para evitar la invasión de los humanos en sus tierras. La cosa, como ya sabemos, se les fue de las ramas. Pero esta revelación no parece ser suficiente para Bran, quien decide adentrarse por su cuenta en las visiones del cuervo de tres ojos con la mala suerte de toparse cara a cara con el ejército de muertos y con el Rey de la Noche, quien consigue entrar en contacto con él y marcarle el brazo.

Podrían haber indagado un poco más en la historia de los caminantes blancos para darle algo más de consistencia, pero en esta etapa de Juego de tronos no hay lugar para las reflexiones y el descanso. De hecho, el Rey de la Noche no tarda en presentarse junto con todo su séquito en el refugio donde se encuentran Bran, el cuervo de tres ojos, Hodor y Meera. No les da tiempo a huir. Ni siquiera les da tiempo a terminar el entrenamiento de Bran. El asedio y la huida tienen lugar en una escena que corta la respiración y que incluso puede llegar a dar cierto miedo. La situación es desesperada, casi tanto como su desenlace.

Y así, en medio de una persecución, de una lucha entre zombis e Hijos del Bosque y de otra visión de Bran y el cuervo de tres ojos mientras este último es asesinado en el presente por el Rey de la Noche, se nos muestra la escalofriante resolución a otro misterio que lleva abierto desde hace muchas temporadas: la extraña “enfermedad” de Hodor. Para ello, hemos tenido que asistir a su sacrificio en ayuda a sus dos pequeños amigos, un sacrificio que se produce entre dos líneas temporales distintas y que lo lleva al borde del colapso cerebral en su versión más joven. Hold the door! es lo que le grita Bran en el presente para que les dé tiempo a escapar de los zombis mientras Hodor atranca la puerta de la cueva. Tres palabras que se instalan en la mente del joven Hodor y que le lleva a repetirlas una y otra vez hasta que se entremezclan entre ellas en un balbuceo intermitente. El resultado, ya sabéis cuál es. Hodor renuncia a su salvación en el presente y se condena en el pasado paralelamente. Nos deja un personaje que, con solo una palabra, ha sabido despertar la simpatía de todos los seguidores de la saga, y lo hace con una de las escenas más tristes, crudas y preciosas de toda la serie.

GOT 5.7

Con esta descarnada escena nos despedimos de uno de los capítulos más excelentes de Juego de tronos, quizás el mejor que hayamos visto desde aquel desenlace de la cuarta temporada. Llevamos cinco episodios donde la historia va por libre respecto a su trayectoria en los libros, y podemos afirmar sin miedo a que esta autonomía era el soplo de aire fresco que necesitaba. La serie está cogiendo un ritmo trepidante capítulo a capítulo, dándole al público el entretenimiento que desea y a los más fieles de la saga unos desarrollos de tramas que no están nada mal para lo que podrían haber sido. Este episodio demuestra a la perfección por qué Juego de tronos es el fenómeno global que es y por qué tiene enganchados a tantos millones de personas alrededor del mundo. No hay serie en la actualidad que sea capaz de mezclar tantas historias, géneros y emociones sin descarriarse o perder su credibilidad. En cambio, esta temporada no hace más que crecer constantemente, y no parece que todavía haya tocado su techo. No olvidemos que hay una revuelta pendiente en Desembarco del Rey que creemos que tendrá lugar muy pronto y que promete tanta espectacularidad como todo lo que está sucediendo al Norte de Poniente. Pero, mientras tanto, habrá que esperar.

GIF PARAISO FRIKIJorge Bastante

No hay comentarios