Compartir

tower of joy game of thrones flashback

Nueva semana, nuevo capítulo de Juego de tronos. La sexta temporada sigue cociéndose a fuego lento, pero el carbón ya empieza a emitir sus primeras chispas. Estamos ante una serie que ya ha pasado el ecuador de su trayectoria, y esto empieza a notarse ligeramente en sus tramas. Queda todavía mucha tela que cortar, pero los más avispados ya pueden empezar a afianzar sus teorías de cara a lo que nos deparará la historia creada por George R. R. Martin en su tramo final. O quizás eso es lo que quieren que creamos. Si algo hemos aprendido a lo largo de todo este tiempo es que en esta serie no puede darse nada por sentado. Las alianzas y las promesas penden de los intereses de cada personaje. Los juramentos no solo están para cumplirlos, sino también para romperlos. Y precisamente de juramentos trata este tercer episodio que pasamos a comentar a continuación. Ya sabéis: si no lo habéis visto todavía, ¡ni se os ocurra seguir leyendo!

got 3.4

Jon Nieve ha vuelto de entre los muertos. Aunque fue la sorpresa más evidente de la temporada y la mayor cobardía que ha tenido la serie desde sus inicios, hay que aceptarla y seguir adelante. Es cierto que todos teníamos curiosidad por ver qué iba a ocurrir con su resurrección, pero parece que el bastardo de los Stark ha regresado igual que como se fue: sin saber nada. Con su retorno, los sucesos en el Castillo Negro se han precipitado: Melisandre vuelve a tener fe en el Señor de Luz; Davos intenta asimilar lo sucedido, al mismo tiempo que se autoproclama consejero del “no-muerto”; los traidores (entre ellos, Ser Alliser y Olly) son llevados a la horca, y Eddison Tollett es nombrado nuevo Lord Comandante de la Guardia de la Noche.

A priori, no sabemos si Jon ha renunciado a su cargo o ha decidido ofrecérselo a su amigo porque ya ha cumplido su juramento. Es cierto que un Lord Comandante debe serlo hasta su muerte, pero no hay ninguna cláusula referente a aquellos que reviven. Tampoco sabemos si tendrá alguna secuela tras realizar ese viaje tan peculiar. Lo único evidente es que volvemos a tenerlo en el tablero y seguramente lo veremos capitaneando algunas de las batallas que están por venir.

got 3.6

Todo parece indicar que la primera batalla con la que deberá lidiar Jon será contra Ramsay Bolton. Puede que sea para defender el Castillo Negro, para recuperar Invernalia o por otro motivo más emocional que se ha añadido en este episodio y que sí ha supuesto una auténtica sorpresa para todos: Rickon Stark y Osha regresan tras casi tres temporadas ausentes, y lo hacen como prueba de lealtad de la casa Umber a la casa Bolton. Que dos personajes aparezcan de manera tan inesperada, tan distinta a como los vimos por última vez (recordemos que iban buscando protección y han reaparecido como presos) y en manos de Ramsay, sugiere que a los Stark todavía se les puede aplicar un poco más de sufrimiento. A Ramsay le crecen los sujetos contra los que desplegar sus peculiares entretenimientos, y a estas alturas de la partida no creemos que se ande con remilgos si quiere causar el mayor daño posible a sus enemigos.

got 3.7

Donde también se está empezando a gestar otra batalla es en Meereen. Varys por fin vuelve a hacer uso de su picardía manipuladora y consigue arrancarle a una prostituta aliada a los Hijos de la Arpía una confesión sobre quiénes dirigen y financian este sanguinario movimiento social. Al parecer, el reinado de Daenerys no solo ha conseguido tener sus detractores en la ciudad, sino que ha puesto en su contra a toda la Bahía de los Esclavos. La pobre khaleesi debería añadir el denominativo de Reina de los Escraches a su retahíla de títulos nobiliarios, pero menos mal que tiene un buen comité dispuesto a arreglarle todos los zafarranchos que va causando allá por donde va.

Tyrion parece tomarse muy en serio su regencia. No le tiembla la mano al querer provocar a los amos de Yunkai y Astapor, y parece que tanto Missandei como Gusano Gris creen suficiente en él como para unirse a la causa. Por lo tanto, tenemos nuevas intrigas políticas en Meereen que, de seguro, acabarán en otro conflicto bélico. Esperemos que sea el definitivo para reinstaurar el orden y la democracia en la Bahía de los Esclavos y por fin toda la tropa ponga rumbo a Desembarco del Rey para hacerse con el trono de hierro.

got 3.5

No obstante, para que esto suceda es necesario que Daenerys regrese a Meereen, aunque los últimos acontecimientos no se lo están poniendo nada fácil. Ya en Vaes Dothrak, la heredera de la casa Targaryen ha sido encerrada en el templo donde residen todas las khaleesis viudas. Despojada de todos sus bienes, a la Madre de Dragones no solo le espera una convivencia que promete ser de lo más desagradable, sino que, además, deberá pasar ante un tribunal que juzgue si merece seguir viviendo tras no acatar las normas que toda khaleesi viuda debe seguir tras la muerte de su marido. Efectivamente, toda esta trama empieza a parecerse a la que sufrió Cersei con los Gorriones durante la temporada pasada. ¿Reciclaje de ideas? Queremos creer que habrá ciertas diferencias entre ambos casos, pero tendremos que esperar para ver qué sucede entre la Rompedora de Cadenas y esta agrupación de mujeres pseudomachistas.

Por otro lado, quien se ha liberado por fin de su condena es Arya. La joven Stark parece haber entendido qué es ser nadie. No sabemos muy bien cuál de todos los detalles o confesiones que ha ido soltando a lo largo de este capítulo ha sido el que le ha absuelto el castigo, pero resulta curioso que le hayan pedido nombrar a los integrantes de esa lista negra que la trajo hasta allí cuando, precisamente, matar a uno de los que aparecían en ella fue el motivo de su sanción. ¿Por qué le dicen ahora que es una lista demasiado corta? ¿A quién más ha añadido para despojarse de la ceguera? Hay demasiados misterios en torno a esta trama, aunque parece que su motor empieza a arrancar por fin.

got 3.2

La trama que sigue inflando su tensión y que va a explotar de un momento a otro es la que tiene lugar en Desembarco del Rey. Los Lannister están empezando a recuperar su terreno en la capital de Poniente poco a poco, empezando por corromper a los “pajaritos” que tenía Varys allí y exigiendo formar parte del consejo real. Ha sido un placer volver a ver a Olenna y sus constantes ataques nada sutiles a Cersei. Pero cuidado, porque algo nos dice que la abuela de Margaery y el resto de miembros del consejo pueden acabar muertos muy pronto, y ese algo no es más que el mastodóntico Gregor Clegane. Su sola presencia infunde tensión en el ambiente, y en este episodio lo hemos podido comprobar a la perfección. No sabemos qué es lo que ha retenido al guardaespaldas de Cersei para no destrozar a todos los que la han increpado en la sala, pero esa contención augura una carnicería que tendrá lugar muy pronto.

Y mientras la tiranía de los Lannister vuelve a extenderse poco a poco, los Gorriones siguen esparciendo su sombra. Durante la charla o el lavado de cerebro que mantiene con el Septón Supremo, Tommen fracasa una vez más al intentar liberar a Margaery de su encarcelamiento. Sin embargo, descubre que ni siquiera su madre ha expiado sus pecados con el paseo de la vergüenza. A pesar de que el amor por su hijo es su carta de salvación, todavía le queda mucho camino para ser perdonada. Veremos qué le tienen preparado a la Reina Madre y cuál será su contraataque contra la secta que ella misma encumbró.

got 3.8

Sin embargo, a pesar del ritmo que están cogiendo la mayoría de tramas, todas se quedan en un segundo plano en comparación a lo que hemos visto con Bran. Su viaje por el tiempo junto al cuervo de tres ojos nos ha trasladado a una de las míticas batallas que tuvo lugar entre Eddard Stark y Arthur Dayne, justo cuando el Rey Loco y Rhaegar Targaryen ya habían sido derrotados. Sin embargo, lo que se descubre en esta visión dista mucho de lo que Edd le contó a Bran cuando era niño. No fue él quien mató al mejor espadachín de los Targaryen, ni tampoco le dijo que su hermana Lyanna estaba retenida en la Torre de la Alegría por motivos que todavía se desconocen. Quizás esta sorpresa es lo que mueve a Bran a querer saber qué más ocurrió en aquel momento, y a intuir que, pese a las restricciones de su mentor, puede interferir en los sucesos del pasado. Bran llama a su padre y este lo escucha. Parecía que la historia estaba escrita, pero ahora ya no está tan claro.

got 3.9

Como comentábamos al principio de la crítica, es la primera vez que Juego de tronos parece estar empezando a resolver conflictos o a encaminar todas sus tramas hacia una misma dirección. Ha sido un episodio casi redondo que no ha necesitado muertes o polémicas para llamar la atención, sino que ha preferido construir su solidez a través de la intuición sobre lo que está por venir. Y eso que está por venir quizás no llega del futuro, sino del pasado. Que Lyanna Stark (o su posible descendencia) tenga un peso importante en la historia de los Siete Reinos y que Bran pueda ser partícipe de acontecimientos del pasado puede trastocarlo todo. Quizás todo se altere y el presente de Poniente cambie. Cabe la posibilidad de que lo que hemos visto hasta ahora nunca llegue a suceder si el joven Stark decide entrometerse más de la cuenta, y eso sí que sería un giro que nadie vería venir. Puede que Juego de tronos rompa su propio juramento y remodele sus esquemas, pero de momento nos basta con seguir lanzando teorías al aire y disfrutando de una temporada más que satisfactoria.

Jorge Bastante

GIF PARAISO FRIKI

No hay comentarios