Compartir

Girls

 

Como no hay mejor forma de reunir a las personas que más quieres (y detestas a la vez) que una boda o un funeral, siendo la segunda opción un tanto complicada de llevar a cabo sin incumplir el código penal, LENA DUNHAM ha juntado a todos los protagonistas de GIRLS en el regreso de la quinta temporada para asistir al enlace entre Marnie y el muy pasado de vueltas Desi. Y, por supuesto, lo ha hecho a su manera. A lo Dunham. La creadora aprovecha para insinuar un principio de catarsis que podría culminar en los siguientes episodios. Algo que no acaba de quedarnos claro tras ver el segundo. Y tampoco sabemos si queremos que suceda.

Los caminos sin retorno

GIRLS empieza a tener un serio problema cuando reúne a sus personajes femeninos. Pese a que, cumplida determinada edad, lo más habitual en un grupo de amigos es que sus integrantes no se soporten la mayor parte del tiempo, Dunham ha llevado a las cuatro protagonistas a tales extremos que ya ni recordamos la última secuencia en la que pudimos verlas disfrutar juntas. Hannah y Marnie hace dos temporadas que no se entienden, nadie parece sentir la más mínima empatía por Soshanna y Jessa ha estado tanto tiempo perdida que ha llegado a ser una caricatura de sí misma.

Un episodio catártico parece una buena solución narrativa para reconducir a las chicas y para que Marnie estalle de una vez y deje de estar tan insoportable (otro de los grandes lastres de la serie) pero, a falta de que avance la temporada, parece que Dunham ha preferido que las chicas se muerdan la lengua (como síntoma de madurez, quizá) y no se digan todo lo que llevan acumulando durante años. El problema es que, aun haciéndolo, GIRLS ya ha pasado por esa fase dos años atrás y superar el genial Beach House va a ser complicado.

 

Girls Beach House
Soshanna, a punto de ponerse a repartir estopa en Beach House (3×07)

 

Pese a todo, Dunham ha firmado dos buenos primeros episodios. Parece que a Jessa le está viniendo bien la sobriedad y su nueva relación con Adam y la experiencia japonesa de Soshanna promete regalarnos los momentos más divertidos.

Tras dos temporadas brillantes, una muy buena y otra solo buena, GIRLS parece haber entrado en una fase interesante en la que sus protagonistas tienen cada vez menos recorrido como grupo pero funcionan estupendamente en sus tramas individuales. La madurez les está sentando muy bien y cada vez son menos girls y más women.

 

 

 

Fon López

 

 

1 Comentario