Compartir

1

 

Con el subidón que recorría nuestras venas al salir de SPECTRE, nos dirigimos al llamamiento que SONY había realizado a un selecto grupo de medios: a las 2 de la tarde, todos al Teatro Real, sede de la premiere de la película que acontecería sólo unas horas después de  las entrevistas. Con un glamour y un despliegue de medios pocas veces visto, nos subieron a una de las últimas plantas del teatro, convertida en improvisada sala (o salón) de entrevistas.

Por desgracia para todos el avión sufrió un importante retraso que provocó otro en las horas de las entrevistas. El cátering que servían sin parar unos camareros calmó en gran parte el hambre que sufríamos todos los periodistas, mientras nos preguntábamos si tanto SAM MENDES como MONICA BELLUCCI andarían también hambrientos o cansados (pues venían directamente de la premiere en Londres) y, lo más importante: si estarían receptivos a nuestras preguntas.

Al fin y al cabo una superproducción de 350 millones de dólares (la película más cara de la saga hasta la fecha) debe traer consigo una cantidad proporcional de estrés y cansancio. Por otro lado, las buenas críticas de la prensa más importante habrán aliviado parte de los temores que trae de serie dedicarse al cine. “Claro que me preocupo, pero no es algo que pueda planificar ni que deba condicionar mi trabajo” respondió SAM MENDES cuando le preguntamos por el éxito comercial de la cinta. Y es que fue él, el director de AMERICAN BEAUTY y CAMINO A LA PERDICIÓN, al que tuvimos la ocasión de entrevistar en primera instancia, alrededor de una gran mesa circular, con el Palacio Real como imponente testigo.

 

2

SPECTRE ha resultado ser un proyecto titánico para MENDES, lleno de estrés y de dificultades. “El momento más aterrador del rodaje fue cuando volamos en México DF con los helicópteros; aunque estaba bien planificado, pase miedo”. La espectacularidad, propia de la saga, no ha sido excusa para que MENDES no haya imprimido su propio estilo. “Me sentí sorprendido cuando incluí elementos personales en Skyfall porque funcionaron muy bien, así que en SPECTRE también los hay. Skyfall va de dos hermanos que luchan por el amor materno y Spectre, de dos hermanos que luchan por el paterno. También trata de la herencia y el legado; de la elección del amor o el legado. Temas personales que pude incorporar en la película; es inusual que en una gran franquicia puedas incluir cosas personales y me siento orgulloso de haber podido llevar SPECTRE a un terreno así. Y en cuanto a mi estilo, es todo lo que me gusta: Cada peinado y traje es lo que me gusta a mí, es algo personal, nadie ha interferido, me han dado mi espacio y me han apoyado”. Y se atreve a lanzar un mensaje al próximo director. “Creo que lo importante es que el director sea valiente; Bond es mitología contemporánea y estos son mis dos capítulos en esta mitología. Se debe encontrar una persona que tenga una postura clara, apasionada; que tenga una opinión y no intente agradar a todas las partes, sino a sí mismo. Que sea valiente”.

También hubo tiempo para preguntar por la propia película. La cantidad de referencias que tiene es apabullante, a pesar de que SAM MENDES desmintió esto en parte. “Creo que la gente piensa que la película alude a más películas de las que realmente son”, añadiendo, “hay tributos al principio, y en la secuencia del tren. Pero cuando la gente ve la nieve, piensa “ah, es DE LA ESPÍA QUE ME AMÓ” pero solo es una secuencia en la nieve. Lo que pasa es que 007 ha estado en todos los lados y vemos las cosas de otra manera. Así que creo que parte hay en la imaginación del espectador”.  No obstante, SPECTRE tiene un poco, de cada película anterior de Bond. Pero sobretodo destaca la continuidad que tiene con las anteriores películas (a partir de CASINO ROYALE). “Las antiguas películas de Bond son otra cosa. Pero al público la continuidad le enganchó, así que quise indagar en esa línea”.

 

 

SKYFALL es una constante en sus respuestas, pues supuso la certificación del éxito de una apuesta muy arriesgada. “Nos arriesgamos bastante, viendo envejecer a Craig, matando a un personaje importante…”. Y es que MENDES no creía, probablemente por la envergadura del proyecto, que alguna vez le encomendarían dirigir una película de James Bond. “Crecí con Bond y Connery, pero luego, después de Roger Moore, dejé de seguir la saga. Aunque cuando eligieron a Daniel Craig, si me interesó como público. Y luego me llevó 5 años hacerme a la idea de dirigir una. Me habría sorprendido muchísimo que me lo hubieran dicho hace tiempo”.

Nadie sabe (ni el propio MENDES) si él se encargará de la próxima entrega de Bond, o alguien nuevo tomará su lugar. “Claro que puede ser la última de mi franquicia. Me halaga que piensen que tengo que hacer otra pero es como si me preguntan si, haciendo una maratón un día, quiero hacer otra al día siguiente. No lo piensas en ese momento.” Y, al ser preguntado finalmente sobre su legado en la saga de James Bond, fue contundente. “El legado lo tendréis que decidir vosotros”, y añadió, “He hecho las películas que he querido ver como aficionado de Bond, y espero que sirva de aliento para que los próximos directores sigan esa estela y se agraden a sí mismos, y se arriesguen. No sé si eso será mi legado, pero sería bonito que lo fuera”.

 

3

 

Con un final de entrevista tan sincero nos dispusimos a esperar a MONICA BELLUCCI, estandarte de la belleza femenina italiana. Debido al gran retraso que llevaba la entrevista, algunos periodistas tuvieron que excusarse de la misma y quedamos solo tres, aunque esto no debió importar en absoluto a Monica, sonriente y encantadora.

Encantadora, sí, pero también tajante y sincera al hablar sobre su edad. “No soy una chica Bond, soy una mujer” respondió al ser preguntada con el apelativo de “chica” tan típico a la hora de referirse a las mujeres de la franquicia. Volvió a su cara la sonrisa mientras hablaba de cómo llegó a aparecer en SPECTRE. “Acepté este papel porque es un papel clave. A través de mi información, la misión puede empezar. Y cuando MENDES me dijo que buscaba una mujer adulta, acepté”. No duda en deshacerse de elogios hacia el director. “Surgió la posibilidad de trabajar con Sam Mendes, al que respeto mucho. Es un director muy orgulloso, que viene del teatro, que le encanta los actores y que los protege”. Y no es el único componente de la película al que alaba: “DANIEL CRAIG es un gentleman; como James Bond. Es difícil crear escenas íntimas con alguien que no conoces pero con él es fácil porque es sexy y muy caballeroso”.

 

 

Pero no sólo tiene palabras para sus compañeros. Orgullosa de su papel, lo ve como la sensualidad frente al de Lèa Seydoux, que afirma que es el amor. “Mi papel es casi una danza de amor, un juego del pasado, en el sentido de que es un poco ese discurso mafioso, te cambio información por sexo y por salvarte la vida. Un modo de comportarse. Sin embargo  Madeleine (el papel de LÈA SEYDOUX), es una persona que busca respeto y amor”. “No me inspiré en ninguna otra chica Bond pasada, porque un papel así es una novedad. Una mujer así es distinta, nunca se había visto en Bond una mujer tan adulta” respondió al ser preguntada por las influencias en su papel. En efecto es un trabajo un tanto atípico en la saga.

Y también lo es en su filmografía, una de las más eclécticas que se pueden ver hoy en día. “En mi carrera siempre he hecho elecciones un poco aleatorias, siempre actuando en Europa. Y siempre he elegido papeles muy particulares, IRREVERSIBLE, LA PASIÓN DE CRISTO… la próxima película que estreno es con EMIR KUSTURICA. Busco siempre papeles extraños, una elección diversa. Un registro diverso. Diferentes autores”. Aun así no se cierra a un género o estilo cinematográfico concreto. “Tanto en las películas de autor o grandes producciones la cosa no cambia cuando estas delante de la cámara: la interpretación es la interpretación. Delante de la cámara es una actriz. Y no hay más”.

Inevitablemente la conversación llevó a un tema candente: ¿Es la saga Bond (no ya su protagonista), sexista? “Todos hablan de que las mujeres Bond son mujeres objeto. Yo no estoy de acuerdo, porque las mujeres de bond han representado una belleza icónica, como HALLE BERRY, SOPHIE MARCEU, EVA GREEN, ROSAMUND PIKE… Ha habido muchísimos papeles femeninos que han creado diferentes tipos de belleza”. Y añade: “James bond para mi es una gran institución, es una gran tradición. A mí me gustaba mucho el discurso histórico y además es un personaje icónico. Pero también me gusta la evolución femenina. Son mujeres que viven en un mundo en el que las reglas están dictadas por los hombres, ellas viven en esta realidad y Bond las salva. Luego está Madeleine, que es una mujer joven y que ayuda a bond a salvarse. Es una evolución del pasado al futuro”. Una declaración de ideas en toda regla.

No hubo tiempo para más pues tanto actriz como director tenían otras entrevistas (y debían prepararse para la glamourosa premiere de la noche), así que abandonamos el Teatro Real y volvimos a tocar el suelo de Madrid después de un par de horas muy cerca del firmamento.

SPECTRE llega hoy mismo a carteleras, y nuestro consejo es claro: todos al cine con el cubo de palomitas más grande que encontréis en el bar.

 

Guillermo Martínez

No hay comentarios