Compartir

 

perdidos nieve

 

Durante la II Guerra Mundial  Alemania y el Reino Unido se disputan el control sobre Noruega y sus ricos recursos de materias primas. En un enfrentamiento aéreo entre un caza de la RAF y un bombardero de la Luftwaffe, los pilotos se ven obligados a aterrizar entre las inhóspitas montañas nevadas. Los supervivientes, tres alemanes y dos ingleses, encuentran refugio en una cabaña donde deberán convivir y aunar esfuerzos por la supervivencia.

 

A partir de esta historia real PETER NAESS desarrolla un drama antibelicista y atemporal en tono positivo. No se trata de una crítica al uso de la guerra y sus horrores y los terribles efectos que produce en los soldados. En esta ocasión la humanidad y sus mejores valores, como la solidaridad, la amistad, la empatía y los lazos de afecto surgen por encima de los enfrentamientos entre naciones. El aislamiento del mundo y del conflicto les libera poco a poco de sus prejuicios y muestra la evolución de unas relaciones de amistad inesperadas pero inevitables.

 

perdidos22

 

Bajo el fondo del magnífico y hostil paisaje de las montañas de Noruega, la trama se desarrolla básicamente en una pequeña cabaña donde todo el peso de la acción se centra en la interpretación de los protagonistas y en unos magníficos diálogos llenos de un sutil sentido del humor. No estamos ante grandes discursos ni grandes frases que pretendan posicionarnos ni justificar ideologías. Todo transcurre desde la serenidad de los problemas del día a día, de las pequeñas peleas por lo cotidiano normalmente ausentes de las películas bélicas pero a través de las que se nos muestra al verdadero individuo.  Es por tanto un trabajo de actores que nos remite a un escenario teatral característico del cine noruego. Esa carga de realismo de los diálogos les confiere un peculiar sentido del humor a la vez que una ternura intimista que ya nos mostrara este autor a través de los protagonistas de ELLING.

 

perdidos11

 

Su éxito está en la agilidad de las escenas y la fuerza de sus personajes, cinco caracteres bien definidos y contrastados. Desde un confuso oficial alemán magníficamente interpretado por FLORIAN LUKAS, hasta la gran sorpresa que supone la interpretación de RUPERT GRINT (el Ron de HARRY POTTER) artillero inglés que con su afilado cinismo sirve de contrapunto a un joven nazi alemán (DAVID KROSS) tratado en esta ocasión, y para variar, desde la comprensión  y la tolerancia. El tercer soldado alemán, interpretado por el único actor noruego del reparto, STIG HENRIK HOFF, nos muestra de forma más explícita esa liberación que van a experimentar los personajes que les permitirá enfrentarse a sus propios conflictos.  Más estereotipado aparece el piloto inglés (LACHLAN NIEBOER) cuya petulancia y altanería contribuyen sin embargo a crear las escenas más divertidas de la película.

 

Es quizá por ese afán de crear un ambiente alejado de las tensiones de la guerra lo que hace que en algunos momentos se exceda en un tono amable que no encaja con el desarrollo de los acontecimientos. Pero también es cierto que gracias a esa serenidad y a la sencillez de su argumento, nos encontramos ante una película fácil de ver, que nos permite relajarnos y disfrutar de un momento de buen cine sin grandes pretensiones.

 

 

 

 

LO MEJOR:

  • Las interpretaciones de sus cinco protagonistas cuya compenetración traspasa la pantalla.
  • Los ágiles y divertidos diálogos que hacen que la película sea fácil de ver y nos atrapa de comienzo a fin.

 

LO PEOR:

  • Se echa en falta más realismo en el dramatismo y la necesaria tensión de algunas escenas que se exceden en su tono amable.

 

 

Marina Calvo.

 

 

Compartir
Artículo anteriorCONCURSO MAMÁ
Artículo siguienteTHE PURGE
Alfonso Caro Sánchez (Mánager) Enamorado del cine y de la comunicación. Devorador de cine y firme defensor de este como vehículo de transmisión cultural, paraíso para la introspección e instrumento inmejorable para evadirse de la realidad. Poniendo un poco de orden en este tinglado.

No hay comentarios

Dejar una respuesta