Compartir

Dirty Dancing - El Palomitron

Que levante la mano quien alguna vez no haya sentido auténticas ganas de vivir una película como si fuera el mismo protagonista… Y ahora que la vuelva a levantar a quien no le haya apetecido ni un poquito hacerse un Patrick Swayze. O un Jennifer Grey, que el ritmo y la pasión por el cine no discriminan por sexos. Obviando algunas dosis de almíbar excesivas como el “no permitiré que nadie te arrincone” que le promete Johnny a Baby, lo cierto es que Dirty Dancing se ha ganado motu propio su rinconcito en las filmotecas de los fans del género romántico y, por supuesto, musical. Y, aunque parece mentira, el largometraje de Emile Ardolino cumple nada menos que… ¡30 años! Para celebrar el aniversario a lo grande, una empresa española está organizando una experiencia inmersiva para que el espectador se convierta en el protagonista de la película.

Spectacular! prepara en Madrid un espectáculo completamente novedoso: proyectará y recreará en un espacio de 10 000 metros cuadrados el resort de vacaciones Kellerman’s, epicentro de la historia de amor de Baby y Johnny y sus bailoteos a ritmo de (I’ve Had) The Time Of My Life. Mezclando varias artes escénicas como cine, teatro y música, el espectador vivirá la experiencia desde dentro, rodeado de actores, decorados, luz y sonido. No se trata, por tanto, ni de realidad aumentada ni una proyección en 3D. Los elementos de la película se pueden ver, tocar, oír, oler… Es más, la organización pide, incluso, que el público se ciña al dress code de 1963. La recreación de Dirty Dancing será el próximo mes de junio y las entradas ya están a la venta. Aunque, de momento, el lugar donde se representará es secreto.

En noviembre del año pasado, Spectacular! estrenó su proyecto de cine inmersivo con el clásico Los intocables de Eliot Ness. Más de 1500 personas asistieron al evento, que duró cinco horas y transformó el Museo del Ferrocarril de Madrid en el Chicago de Al Capone.

Ante la idea de acercarse de esta forma al cine, solo se puede añadir una cosa más: Now I’ve had the time of my life…

María Robert 

No hay comentarios