Compartir

 

no-molestar-cartel

 

En los últimos tiempos, parece que la comedia francesa ha encontrado una nueva forma de expresión, una en la que no sólo las secuencias graciosas, las caídas, los tropiezos y las cientos y cientos de fórmulas para arrancar al menos una una sonrisa al espectador tienen cabida, sino que parece que va más allá, dando una inteligencia a la trama que no siempre se puede ver en la gran pantalla y que muchas veces echamos de menos. Y no sólo eso. Las nuevas estrellas de la comedia creada en el país vecino parecen sacadas de un mundo nacido únicamente para hacer reír a los espectadores, aportando una brillantez interpretativa que ha hecho a más de uno llorar de risa en la butaca del cine. La exploración y exageración de momentos mundanos llevados al límite y a la desesperación de los personajes son las pautas a seguir cuando de comedia gala se trata, creando una atmósfera tan cómoda para la carcajada que solo algunos pocos son capaces de mantener una expresión recta y firme en el rostro. Son muchos los elementos que hacen de la comedia francesa lo qué es y, sin embargo, la forma de encajar todas estas piezas tan dispares es la que hace que el resulta sea, en la mayoría de las ocasiones, altamente satisfactorio.

 

no-molesatr-pelicula-2015-imagen-04

 

La nueva comedia del director PATRICE LECONTE (EL MARIDO DE LA PELUQUERA, LA CHICA DEL PUENTE), NO MOLESTAR, parte de la simple premisa que nace de la necesidad que cada uno tenemos de disfrutar de un momento de soledad. Sin embargo, son las situaciones que derivan de este deseo de que a uno simplemente le dejen en paz las que hacen de este largometraje una comedia incluso curiosa y, quizá, algo molesta e incómoda. La fuerza de esta cinta nace precisamente de ese punto a favor, ese que se desgrana de una trama en la que, no solo el personaje protagonista está realmente incómodo con el día que le ha tocado vivir, sino que estos problemas del primer mundo incluso se transmiten al espectador quien, aparte de disfrutar de alguno de los momentos cómicos que se proyectan en la gran pantalla, se encontrará también con la sensación de empatía hacia este hombre. Sin embargo, esta fuerza pronto se verá desinflada para dar lugar a una trama que, a pesar de las buenas intenciones y de la infinidad de situaciones que podrían despertar la comicidad, probablemente dejará al espectador con la sensación de haber visto una comedia de enredo realmente simple en la que lo ocurrido llegará a rozar la exageración. Dicha exageración excede los límites de la burla en varias ocasiones, lo que da lugar a pequeños retazos de incredulidad que alejarán al público de las intenciones propias de este largometraje.

 

Une heure de tranquillité, un film de Patrice Leconte, scénario de Florian Zeller, avec Christian Clavier (Michel), Carole Bouquet (Nathalie), Valérie Bonneton  (Elsa), Rossy de Palma (Maria), Stéphane de Groodt (Pavel), Sébastien Castro (Sébastien)

 

Quizá el elemento que más debe ser destacado de NO MOLESTAR es precisamente el que más sufre las consecuencias de una trama un tanto descuidada. Así, el conjunto interpretativo es precisamente el elemento que más ha de ser destacado, por encima de una historia que a ratos se encuentra completa y en ocasiones no parece totalmente pulida. De este modo, CHRISTIAN CLAVIER (DIOS MÍO, ¿PERO QUÉ TE HEMOS HECHO?) demuestra una vez más que, a través de un enorme talento para la exageración de la expresión facial, domina el arte de la comedia sin necesidad de apoyarse en un buen guion. VALÉRIE BONNETON (PEQUEÑAS MENTIRAS SIN IMPORTANCIA) no se queda atrás y hace alarde de su peculiar forma de interpretar la comedia, manifestando que ella seguirá siendo una de las actrices más graciosas y que mejor entienden el género cómico del cine actual.

NO MOLESTAR es, en conjunto, la mezcla de la exageración propia del género cómico con unas interpretaciones que, lejos de resultar caóticas, hacer que la trama finalmente parezca tener un cierto sentido que era complicado de encontrar a lo largo del metraje. Sin embargo, es el enredo de las situaciones la que distrae al público y denota la simpleza del argumento, dando lugar a un conjunto argumental que se queda en una mera anécdota cinematográfica.

 

 

LO MEJOR:

  • El reparto en su conjunto, desde los protagonistas hasta los secundarios.
  • La forma de llevar a cabo todo un argumento en un único espacio.

LO PEOR:

  • La simpleza de la trama.
  • La exageración de situaciones cómicas con el único fin de arrancar a la fuerza una sonrisa al espectador.

 

 

Sheyla López

No hay comentarios