Compartir

 

image

 

Ya lo hacían FRED ASTAIRE o GENE KELLY en  los clásicos del cine musical, cuya virtuosidad en sus bailes eran capaces de transmitir riesgos y cuyo control técnico y sentido del ritmo en la ejecución eran asombrosos. Gracia, originalidad y precisión presidían al protagonista absoluto que era el número de baile y cuyo principal objetivo era dejar al espectador alucinado y con la boca abierta. Ahora en MAGIC MIKE XXL décadas después, la idea y el eje central de la trama sigue siendo el mismo: el baile como principal rey de la función, aunque se añaden ciertos matices importantes tales como la sensualidad a base de bailes insinuantes y con bastante menos ropa y los músculos de TATUM  en pantalla grande, un buen reclamo lo suficientemente importante para ser capaz de llevar a las salas a un gran número de féminas deseosas de ver ligeros de ropa a algunos de los actores más deseados del momento.

 

image

 

En MAGIC MIKE (2012) el director STEVEN SODERBERGH (TRAFFIC, BEHIND THE CANDELABRA), quien no se desvincula completamente del proyecto haciéndose cargo de la fotografía en esta secuela, perfiló personajes dando un significado al por qué de la vida nocturna y a la crueldad de una vida aparentemente divertida, pero en MAGIC MIKE XXL  cuyo testigo en la dirección recae en GREGORY JACOBS (ESCALOFRÍOS, CRIMINAL) lo más interesante ya estaba hecho, con lo que nos encontramos con una secuela del mundo desconocido de los strippers masculinos demasiado honesta y débil, más parecida a un fin de semana de amigotes en busca de juerga, al más puro estilo RESACÓN EN LAS VEGAS (TODD PHILLIPS, 2009), que a una truculenta película sobre la vida prohibida de los espectáculos masculinos, cuyo enfoque pueril y simple destroza cualquier prestancia narrativa, sólo permitiendo el disfrute en los momentos musicales y bailes sensuales. Desgraciadamente una cinta cuya principal intención es claramente hacer caja.

En MAGIC MIKE XXL se repite gran parte del elenco actoral de la primera entrega. CHANNING TATUM (EL DESTINO DE JÚPITER, FOXCATCHER) vuelve a recordar sus épocas pasadas como stripper para ser de nuevo Mike, el líder del grupo, cabeza pensante y principal estrella del espectáculo, cuyos números de baile son la gran baza de la película y lo único que colorea la trama, si es que alguien la encuentra. El resto de actores: MATT BOMER (LADRÓN DE GUANTE BLANCO-la serie, IN TIME) o JOE MANGANIELLO (SABOTAGE, PUNTO DE IMPACTO) se limitan a ser simples comparsas decorativas  que bailan a su mismo son, cuya finalidad es agradar y hacer sentir especiales a todas las mujeres que disfrutan de su espectáculo; son animadores (como ellos se definen) dejando de lado el ego masculino, tratándolas con respeto. Los secundarios de la cinta evidentemente son mujeres como JADA PINKETT SMITH (EL PROFESOR CHIFLADO, COLLATERAL) que interpreta a  Rome, la personificación del poder femenino, una mujer de gran personalidad que dirige un club nocturno, capaz de incitar a TATUM a quitarse la ropa sin despeinarse y cuyo poder recae en su erotismo, haciendo aumentar su autoestima ante los demás, y ANDIE MACDOWELL (ATRAPADO EN EL TIEMPO, CUATRO BODAS Y UN FUNERAL) coronando el elenco actoral, una actriz consagrada que da vida al prototipo de mujer madura asqueada de los hombres, cuya interpretación aunque olvidable siempre es un placer reencontrar en la gran pantalla.

 

image

 

MAGIC MIKE XXL no deja de ser una road movie de fiesta continua de la hermandad masculina, con machos alfa y mucha testosterona llena de números de bailes exóticos, más depurados y elaborados pero a la vez menos provocadores y eróticos que en la primera parte. En definitiva, una película entretenida y ligera sin mucha complicación cuyos bailes insinuantes son lo mejor de la película y con un grupo de personajes que son capaces de hacer una parada en una gasolinera para sacar una sonrisa a una empleada asqueada de su trabajo.

 

 

 

LO MEJOR:

  • Los números de baile y los cuerpos esculpidos de los protagonistas, ya que sabe a qué público se dirige y en que liga juega.
  • Algunas referencias cinematográficas que provocan la sonrisa del espectador.
  • La gran química que se refleja en pantalla de todos los protagonistas, una actitud que transmite frescura y buen rollo.

LO PEOR:

  • Una película conocida y previsible hasta la saciedad.
  • La trama poco elaborada.
  • Demasiado infantil y simple.

 

 

 

Silvia Estivill

No hay comentarios