Compartir

desc

 

 

Parece que, a pesar de lo que aparentaba en un principio, el thriller nunca se ha visto en peligro de desaparecer de nuestro cine. Realmente, los indicios que hace unos años facilitaban los presagios que indicaban una frenada en este género tan versátil, apenas fueron suficientes para asegurar que la buena marcha de este tipo de cine tendría en algún momento algún tropiezo estrepitoso que supondría su total ausencia de la creación cinematográfica patria. Resulta incluso curioso la forma en que estos temas se han ido desarrollando hasta encontrar un estilo propio y reconocible en nuestras fronteras, fomentando las historias que se alejan del carácter norteamericano que parece autoimponerse en esta temática para dar paso a unos largometrajes que no olvidan su procedencia. Todo lo contrario. Si hay una característica que sobresale por encima de las demás en cuanto a cine de suspense en nuestro país, es esa predilección por trasladar a la gran pantalla guiones que funcionan precisamente por la consonancia que se crea con el contexto en el que se desarrollan.

 

foto_luis

 

 

EL DESCONOCIDO sigue esta premisa para desarrollar un guion dinámico que fácilmente podría trasladarse a un entorno eminentemente comercial, sin caer en una rutina argumental que despiste totalmente al espectador. Su mayor virtud reside, con toda probabilidad, en el modo en el que los hechos se suceden a medida que avanza la cinta y no tanto en la forma de llevar a cabo la trama. Ciertas secuencias dotan a la película de una frescura que parecía olvidada y arrinconada en el más oscuro de los recovecos cinematográficos, a pesar del constante recuerdo que, sin duda, trasladarán al público a otros largometrajes que siguen una línea temática (bastante) semejante. Tanto es así que, incluso el cambio que supone trasladar una historia de suspense a una ciudad completamente nueva en estos asuntos, genera una pequeña sensación de novedad que fomenta esa parcela de innovación que se le resta, en gran medida, al estilo familiar y un tanto falto de originalidad del peca la cinta. Por ello, la combinación de factores supone, finalmente, una propuesta que funciona, que nos acerca al thriller casi en su forma más primigenia, a pesar de que se construya a partir de lo ya conocido, de aquello que en su día funcionó y parece condenado a funcionar de forma constante.

 

desc

 

 

A pesar de todo, del dinamismo que se respira en cada minuto de metraje y de la fuerza con la que se imprimen los actos, EL DESCONOCIDO resultaría en su totalidad un largometraje condenado a caer en el olvido si no contase con la presencia de un reparto que ensalza las intenciones finales a las que aspira. LUIS TOSAR desarrolla en su papel, más si cabe, ese vigor al que nos tiene acostumbrados y que le ha convertido en uno de los actores totalmente imprescindibles de nuestro cine. Su capacidad interpretativa es la que lleva a esta película a alcanzar unas cotas a las que no podría ambicionar de otro modo y, dada la responsabilidad a la que se enfrenta aquél que carga con el peso protagonista de una trama, la encarnación de un personaje que, aun con un pasado altamente cuestionable, supone la creación de una empatía con el espectador que difícilmente se podrá pasar por alto y que nace totalmente de la mano de un TOSAR que, no solo no decepciona, sino que incluso sorprende. Por supuesto, la compañía de JAVIER GUTIÉRREZ no hace más que acrecentar este hecho y es también su competencia la que avala todavía más el conjunto actoral que se reúne en EL DESCONOCIDO.

DANI DE LA TORRE dirige, así, una obra cinematográfica que no resulta redonda, que quizá parezca incompleta en algunos momentos y que, aun con unas intenciones totalmente honorables, pueda decepcionar en cierta medida. Sin embargo, sus virtudes son fáciles de destacar dado el carácter cardíaco que, en ocasiones, se desprende de una trama que funciona, que genera un entretenimiento que no dejará indiferente al espectador y que, sin duda, acrecenta en gran medida la necesidad de que este tipo de género no se quede en una simple anécdota en nuestro país, sino que dé lugar a nuevas y esperadas historias que aceleren la respiración del público.

 

 

LO MEJOR:

  • La forma en que crece el suspense según avanza la película.
  • Las interpretaciones.
  • El modo en el que se utiliza la ciudad casi como un personaje más.

LO PEOR:

  • Esta película probablemente ya la han visto antes.
  • Algunos efectos no están realmente logrados.

 

 

Sheyla López

No hay comentarios