Compartir

critica de boku no hero academia 2x23 uraraka - el palomitron

Ya sabemos que la adaptación animada de la obra de Kohei Horikoshi no se anda con rodeos. Tras el fin del arco argumental del villano Stain, la serie comenzó su último arco de la temporada, uno que se alejaba de villanos y duelos a muerte para focalizar toda su atención en los exámenes finales. Sí, exámenes finales, porque al igual que cualquier adolescente de 15 años que va a la escuela, estos pequeños héroes también tienen que enfrentarse a ellos.

La parte teórica de estos se trata de manera casi anecdótica; es en su parte práctica donde la serie ahonda en su recta final. Boku no Hero Academia tiene un elenco de personajes y superpoderes muy abundante y, a pesar de que unos pueden resultar más originales que otros, el autor consigue que todo fluya de manera orgánica, sin caer en situaciones forzadas e innecesarias.

Tras los acontecimientos sucedidos en la U.A. durante el último año, el consejo escolar decide que el examen práctico consistirá en enfrentamientos reales entre equipos de dos alumnos contra un profesor. Y es por esto por lo que hemos mencionado en el párrafo anterior la capacidad del autor de hacer que todo sea orgánico. Las parejas de aspirantes a héroe no son elegidas a dedo, ni tampoco lo es la elección de su rival. Horikoshi busca la creación de sinergias entre sus personajes, la superación de traumas u otros obstáculos, así como el aprendizaje de aquellos valores que de verdad convierten a alguien en un “héroe”. En estos combates, además, se hace especial hincapié en la capacidad de decisión. Si los aspirantes se ven abrumados por el poder de su rival, pueden optar por escapar de la zona por medio de una única ruta de salida.

critica de boku no hero academia 2x23 mineta - el palomitron

Boku no Hero Academia 2×23 sigue la tónica marcada en el episodio de la semana anterior. Aunque, en lo personal, ninguno de los enfrentamientos de esta semana llega al nivel del visto en el duelo entre Todoroki y Yaoyorozu contra Aizawa. Una prueba de inteligencia e ingenio donde la joven Yaoyorozu recupera la confianza en sí misma y el talentoso Shoto demuestra que también sabe acatar órdenes. Al margen de esta pequeña valoración personal, los nada menos que cinco combates que tienen lugar en este capítulo siguen mostrándonos pinceladas de las personalidades de los secundarios.

Uraraka “confirma” sentir algo por Midoriya, y Koda (un personaje que no había dicho palabra desde que comenzó la serie) supera su fobia a los insectos con el fin de pasar la prueba, y también conocemos un poco más acerca del pasado del director ratón de la escuela. Incluso Mineta tiene su momento de gloria. Sí, ese renacuajo que tan solo parece estar ahí para los momentos más machistas de la serie. Si echamos la vista atrás en este escrito, son esos momentos de Koda y Mineta de lo que hablábamos.

Muros y valores

El primero supera una fobia que le atormentaba desde crío, y lo hace para superar su objetivo y seguir avanzando en el duro camino del héroe. El segundo, por su parte, nos brinda otra reflexión. Mineta quería ser un héroe simplemente para ser popular entre las mujeres. Un propósito demasiado mundano, pero un propósito al fin y al cabo. Sin embargo, se da cuenta de que los héroes no son geniales por serlo, sino que lo son porque hacen cosas geniales. Tienes que saber cuál es tu verdadero propósito si de verdad quieres llegar a ser un héroe. Parece que el espíritu que transmite Midoriya a sus compañeros ha terminado calando en este peculiar personaje.

critica de boku no hero academia 2x23 bakugou - el palomitron

En resumen, tanto Boku no Hero Academia 2×23 como los anteriores capítulos cumplen con su función de ahondar algo más en el papel de algunos de los secundarios. La segunda temporada está llegando a su fin (tan solo quedan dos episodios) y estos combates representan un mero trámite hasta el esperado enfrentamiento final. Midoriya y Bakugou tendrán que unir fuerzas para batirse en duelo contra el héroe más poderoso que existe actualmente: All Might. ¿Podrá Midoriya dejar de ver a All Might como su ídolo? Y más importante, ¿podrá Bakugou dejar a un lado su carácter explosivo e inseguridades para cooperar? La semana que viene saldremos de dudas.

Edu Allepuz

No hay comentarios

Dejar una respuesta