Compartir

vikingsbanner

 

“This will never end ’cause I want more.
More, give me more, give me more.”

(Fever Ray – If I had a heart)

 

Si hay algo que hemos aprendido en las dos primeras temporadas de VIKINGOS es a tomarnos muy en serio las oscuras profecías del vidente de Kattegat, al que acuden nobles y plebeyos por igual. Él fue capaz de ver la grandeza que los dioses reservaban a Ragnar Lothbrok, y advirtió al conde Haraldson y al Jarl Borg de la fina línea que separa la gloria del riesgo a perderlo todo. Pues bien, la recién estrenada (en USA) tercera temporada de la serie de HISTORY CHANNEL y METRO-GOLDWYN MAYER comienza con una de las profecías del mago. Que, por supuesto, no os vamos a desvelar: TNT ya ha programado su estreno para el próximo 22 de Abril. A lo que sí os animamos es a descubrir por qué VIKINGOS nos parece una de las mejores series épicas del momento.

 

LA SAGA DEL HIJO DE ODÍN

 

ragnar2

 

Ragnar Lothbrok es un personaje histórico rodeado de misterio, entre la realidad y la leyenda. Su historia está recogida en la edda (poema épico islandés) Ragnars saga loðbrókar, que data del siglo XV, y recoge las hazañas de Ragnar y sus hijos. HISTORY CHANNEL se ha inspirado libremente en este relato para ambientar su serie, así que si no teméis a los posibles spoilers podéis leerlo online (en inglés, eso sí), o consultar la edición española de la saga.

El caso es que el principio de la serie nos lo presentaba como epítome del vikingo que asoló los reinos de Occidente durante el Siglo IX: sanguinario, violento, amoral, pagano… pero tras dos temporadas ya sabemos que detrás de su apariencia ruda y primitiva, el héroe encarnado por TRAVIS FIMMEL esconde una ambición secreta: está convencido de ser descendiente del mismísimo Odín, dios supremo de la mitología nórdica, y cree que está destinado a llevar a su pueblo a metas más altas que el pillaje en las costas vecinas. Y eso tratará de conseguir en esta tercera temporada: asegurar a los suyos un lugar en las fértiles tierras del rey Ecbert en Wessex, y saciar la inagotable sed de botín y batalla de sus hombres. Todo ello mientras intenta comprender el cristianismo, esa extraña religión de un solo dios que obliga a sus seguidores a ser corderos en vez de lobos, y a la vez intenta proteger a su familia de sus enemigos. Una cosa es segura: las hazañas de Ragnar Lothbrok serán contadas por igual por amigos y enemigos siglos después de su muerte.

 

LAS HUESTES DE RAGNAR

 

shieldwall

 

A nuestro juicio, uno de los grandes aciertos de VIKINGOS está siendo el saber prescindir del rigor histórico cuando no es esencial (rigor discutible, por otra parte, con un personaje del que nadie sabe a ciencia cierta si fue real o mito), y rodear al protagonista de personajes y situaciones lo suficientemente atractivas para ganar el favor del público.

El resultado no puede ser más positivo, si prestamos atención a los secundarios de la serie. Acostumbrados a series de acción donde el protagonista es el único personaje con entidad, VIKINGOS destaca por su potente galería de secundarios: Floki, su lugarteniente y maquiavélico constructor de barcos (inquietante, magnético GUSTAF SKARSGARD, hijo del prestigioso STELLAN SKARSGARD); Rollo, su impetuoso hermano (CLIVE STANDEN); Bjorn, su hijo mayor, destinado a ser aún más grande que su padre (ALEXANDER LUDWIG); Athelstan, un monje cristiano que se convierte en su consejero espiritual (GEORGE BLAGDEN); Aslaug, su bellísima segunda esposa (ALYSSA SUTHERLAND)…

 

lagertha_3

 

Pero sin duda, la gran sorpresa de la serie es Lagertha, la primera compañera de Ragnar, y papel que está lanzando al estrellato televisivo a la canadiense KATHERYN WINNICK: una mujer libre, inteligente, fuerte, ambiciosa y que está a la par del personaje principal en cuanto a fuerza y carisma. Si Ragnar es la encarnación del perfecto vikingo, Lagertha es la viva imagen de la representación más terrenal de la Valquiria nórdica: las doncellas guerreras que acompañan como iguales a los hombres en la batalla.

 

QUÉ NOS ESPERA EN LA TERCERA TEMPORADA

 

floki

 

VIKINGOS ya ha emitido su segundo capítulo en Estados Unidos, y podemos afirmar que el show continúa explotando sus virtudes: a la buena ambientación histórica, cruda y realista, pero con su toque de distinción (mención especial a los locos peinados de las y los protagonistas de la serie, que ya disfrutan de tutoriales para que sus fans emulen las trenzas de Lagertha o las crestas de Porunn) se une una narración limpia y directa, pero con suficiente intriga en las tramas secundarias para no resultar monótona, y unas escenas de acción dinámicas y contundentes, con un toque gore muy a lo BRAVEHEART.

 

porunn

 

Por otro lado, los grandes temas de la serie (la búsqueda del destino de cada individuo, el precio que se ha de pagar por el poder, el choque entre culturas y religiones que afecta a invasores e invadidos…) siguen adelante, con el desembarco definitivo del pueblo del ahora rey Ragnar en las costas inglesas. Y se abren nuevos interrogantes: ¿es el culto y generoso rey Ecbert un aliado fiable? ¿Y la lujuriosa princesa Kwenthrith? ¿Por qué Floki reniega, de repente, de su nueva familia? ¿Llegará el joven Bjorn a ser tan famoso y temido como su padre? ¿Rehará su vida Lagertha junto a algún nuevo súbdito? ¿Elegirá Athelstan, por fin, a su dios verdadero?

Lo que sí os adelantamos, sin necesidad de acudir al Vidente, es que merecerá la pena la espera: los fieros vikingos de Kattegat vuelven a TNT el próximo 22 de Abril. Y esta vez puede que los dioses decreten que algunos no vuelvan a casa…

 

 

 

Paco Fernández

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.