El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Tres idénticos desconocidos (1) – El Palomitrón
CINE CRÍTICAS REDACTORES

TRES IDÉNTICOS DESCONOCIDOS

Tres idénticos desconocidos (2) – El Palomitrón

LOS ANTECEDENTES

David, Eddy y Bobby, mellizos separados al nacer, se reencuentran por casualidad de adultos. La noticia se convierte en un bombazo en Estados Unidos durante los años ochenta y copa las portadas de cientos de periódicos y cabeceras informativas, lo que catapulta a la fama a los tres protagonistas, que hasta hicieron varios cameos en Hollywood, uno de ellos junto a Madonna. Todo fueron buenas noticias hasta que lo que parecía la historia de un emotivo encontronazo entre tres hermanos separados por los infortunios del azar mutó en una historia de conspiraciones tejidas por un grupo de psicólogos tutelados por la Junta Judía de Nueva York.

LA PELÍCULA

El dilema que plantea Tres idénticos desconocidos despierta escalofríos: ¿son el entorno y la educación lo que conforman nuestra psique o, por el contrario, son los genes los que delimitan el comportamiento humano? ¿Somos dueños de nuestra propia vida? La habilidad de Tim Wardle reside en la facilidad con la que cambia de tono: primero, alegría; después, clava un puñal en las entrañas y transforma la sonrisa en una mueca de disgusto. Una transformación orgánica que se siente natural gracias a la narración de los protagonistas, los dos hermanos que aún quedan con vida, y las imágenes del pasado (recreadas al estilo de Man on Wire) con las que se intercalan sus testimonios. La historia improbable se convierte en una urdimbre imposible y la realidad acaba superando la ficción.

Entre otras virtudes (ritmo, banda sonora, calidad visual), Tres idénticos desconocidos presenta una labor periodística deslumbrante. Años de investigación, entrevistas y dolores de cabeza le sirven a Wardle para reunir todas las piezas del puzzle en torno a un supuesto complot urdido por una organización dedicada a estudiar el comportamiento de mellizos separados tras nacer. El tono afable marcado por la espontaneidad del reencuentro y el terremoto mediático que generó en los medios de comunicación se ven desplazados cuando los hermanos deciden investigar de dónde vienen y por qué los separaron. Es entonces cuando se topan con una espuria red de conspiraciones: alguien los separó intencionadamente para estudiar su evolución y comportamiento y determinar si sus genes los hacían ser como eran o, por el contrario, la educación jugaba un papel preponderante. Fueron cobayas humanas, y nadie, ni siquiera sus familiares de adopción, eran conscientes de ello.

El misterio reside en que los resultados permanecen sellados, inaccesibles bajo los impenetrables sistemas de seguridad de la universidad de Yale hasta 2066. Los pocos que han conseguido acceder a ellos hablan de archivos inconclusos, irresolubles, caóticos. Por eso el documental arroja más interrogantes que respuestas: ¿se trata de un complot de las facinerosas cúpulas de poder, que experimentan con seres humanos sin su consentimiento con Dios sabe qué fines? ¿Es toda la historia una mera excusa inflada por sus autores para explotar la naturaleza obsesiva de los conspiranoicos? ¿A qué conclusiones llegó aquel misterioso psiquiatra austríaco, el Dr. Neubauer, líder del proyecto, instruido en las técnicas psicoanalíticas de Freud? A lo único que uno puede aventurarse es a lanzar hipótesis. Pero todo lo que rodea este caso es perturbador. El director juega con ello. Sabe que es su mejor baza

LA SORPRESA

El cambio de tono a poco más de media hora de metraje. Todo se oscurece, las teorías conspiranoicas empiezan a brotar. El interés va in crescendo, pero al mismo tiempo la película choca con una realidad exasperante: o los secretos en torno a este caso están demasiado bien guardados o, sencillamente, no hay secretos.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

El estremecedor declive que toma la relación de los trillizos cuando descubren que detrás de su separación hubo una empresa que los separó para estudiar su evolución en diferentes entornos familiares.

TE GUSTARÁ SI…

Eres fan de las teorías conspiranoicas que afirman que todo lo que hacemos está siendo controlado por las élites de poder.

LO MEJOR

  • El cambio de tono de la película
  • La historia la cuentan las personas que lo vivieron

LO PEOR

  • No llega a conclusiones lógicas ni despeja las preguntas más interesantes
  • Pretende abarcar más de lo que puede explicar.

David G. Maciejewski

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Periodista. Me colé por los recovecos de la Escuela TAI en mis tiernas juventudes. Allí redescubrí lo que sabía desde crío: quería consagrar mi vida al celuloide. Desde entonces he publicado artículos y reportajes sobre cine en distintos medios de comunicación, entre ellos los diarios ABC, 20minutos y la revista QUO. También dirijo mi propio medio de comunicación, Perro Come Perro, un proyecto de investigación docente que nació en el seno de la Universidad Complutense de Madrid, y el programa radiofónico de cine Efecto Phi. Soy miembro de AICE desde 2017.