Compartir

 

saul

 

Con motivo del estreno el próximo 9 de febrero, hemos podido asistir gracias a la gentileza de MOVISTAR SERIES y SONY al visionado del piloto de BETTER CALL SAUL, el spin off precuela de BREAKING BAD, uno de los estrenos más esperados del año y que nos ha dejado con muchas ganas de más.  VINCE GILLIGAN y PETER GOULD son los creadores de esta serie que nos traslada al 2002, seis años antes de que Saul Goodman (BOB ODENKIRK) se convirtiese en el abogado de Heisenberg (BRYAN CRANSTON).

Uno de los contrapuntos cómicos y que más simpatía cosechó entre los seguidores del drama BREAKING BAD fue sin duda el personaje que creó BOB ODENKIRK, el abogado caradura que se valía de cualquier triquiñuela y método no legal para salirse con la suya, un chanchullero a disposición de cualquier criminal. La frescura y comicidad con las que ODENKIRK concibió a SAUL otorgaron el aire necesario para respirar la dura y oscura historia de Walter White. No obstante, fue un personaje desconocido en muchos aspectos para la audiencia y la idea de profundizar en él, según cuentan sus creadores, comenzó como una broma durante el rodaje de BREAKING BAD que fue tomando cuerpo poco a poco hasta que se materializó definitivamente en BETTER CALL SAUL, la serie que nos acercará a Saul Goodman cuando todavía se llamaba Jimmy McGill. Y ahí arranca esta serie, en un momento en el que Jimmy McGill es un abogaducho que trabaja de oficio luchando en vano por conseguir clientes, con una penosa situación económica y sin mucha vida social. Cómo va abriéndose camino en la abogacía, gestando su negocio será la trama principal de esta serie, que sus creadores conciben una serie criminal. Así que los líos en los que se meterá Jimmy McGill serán de los gordos, como digno spin off de su predecesora.

 

better-call-saul-900x506

 

Resulta difícil no hacer comparaciones y aunque sus creadores insisten en que es una serie nueva, que debe ser vista con ojos nuevos, los planos, el empleo de música, la fotografía, Nuevo México, Mike Ehrmantraut (JONATHAN BANKS) nos recordarán gratamente a BREAKING BAD y hará que nos debatamos entre la añoranza de volver a vivir lo que ya terminó o comenzar algo nuevo. BETTER CALL SAUL se presenta como una serie mucho más cómica, como era de esperar. Pero no del todo. Se apunta también al drama, de hecho las primeras imágenes son en blanco y negro, unas desconcertantes imágenes iniciales sólo con música, que nos plantean otro salto en el tiempo al futuro, pero a otro futuro que aun no conocemos.

No obstante, la combinación equilibrada de comedia-drama siempre resulta complicada, en este caso funcionando mucho mejor la parte cómica, al menos en el primer capítulo. Por otra parte, ODENKIRK tiene un protagonismo absoluto y los secundarios se presentan con muy poco peso. Esperemos que vayan tomando cuerpo para estar a la altura en capítulos posteriores. En cualquier caso y pese a estos dos apuntes, el piloto nos ha dejado un buen sabor de boca y con muchas ganas de seguir viendo como avanza la temporada que cuenta con 10 capítulos que podréis disfrutar en España gracias a MOVISTAR SERIES en un estreno doble: el día 9 de febrero (sólo un día más tarde de su estreno en EEUU) se emitirá el primer capítulo y el día 10 el segundo, emitiéndose un capítulo semanal a partir de entonces todos los martes.

Y tú, ¿tienes ganas de ver BETTER CALL SAUL? ¿crees que estará a la altura?

 

BETTER CALL SAUL amplía la oferta de MOVISTAR SERIES, que ya cuenta con 36 series en servicio y a las que ese unirán MANHATTAN (19 de febrero), AMERICAN CRIME y SMOKE (6 de marzo) y POWERS (11 de marzo).  Dando un servicio en HD, disponible en cualquier dispositivo y con estrenos 24 horas después de los estrenos en su país de origen.

 

Elena Martín

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.