Compartir

El Studio Ghibli, fundado en 1985, está reconocido en todo el mundo como uno de los máximos exponentes de la animación japonesa. Por sus filas han pasado talentos que han grabado su nombre a fuego en la historia del cine, ya sean directores, guionistas, animadores o incluso músicos. Y es que salta a la vista que, detrás de cada película, se esconde un minucioso proceso de creación, infinidad de referencias y un universo de ideas maravillosas capitaneadas por el genial Hayao Miyazaki. Mi vecino Miyazaki es un libro que nos arroja luz sobre todas y cada una de las películas de los estudios, desde Nausicaä del Valle del Viento hasta El viento se levanta.

Alvaro López Martín y Marta García Villar se ponen el mono de trabajo para traernos este análisis exhaustivo y a la vez desenfadado de las películas de Studio Ghibli, editado por Diábolo Ediciones. En total veinte críticas, que funcionan igual de bien tanto a nivel analítico como a nivel informativo. Repleto de datos curiosos, los autores nos tratan de dar su visión personal de las películas japonesas, nutridas siempre de un trabajo de investigación evidente. El objetivo de esta pequeña enciclopedia para los amantes del estilo de Hayao Miyazaki o Isao Takahata es el de ser un aderezo para los propios filmes. Siempre que quieras volver a ver una de las obras de culto de Studio Ghibli, o únicamente quieras hacer memoria, Mi vecino Miyazaki te esperará en tu estantería para cumplir esa función con creces.

El autoconocimiento, la preservación de la naturaleza, el antibelicismo, la cultura japonesa… En todas y cada una de las obras de Studio Ghibli hay ciertos patrones que son ya seña de identidad de la casa. Hayao Miyazaki e Isao Takahata nunca han desaprovechado la oportunidad de mandar mensajes al espectador. Y este libro nos ayuda a descifrarlos. El sentido de la responsabilidad de Nicky (Nicky, la aprendiz de bruja), la pérdida del paisaje japonés tradicional (Pompoko) o la autodestrucción industrial del ser humano (La princesa Mononoke) se entienden mejor con las pistas que nos aportan Álvaro López y Marta García.

Acompañando a la crítica de cada filme, encontramos una pequeña ficha de este (con su director, guionista, música y fecha de estreno), anotaciones breves con curiosidades y, finalmente, tres pequeñas reseñas de gente de a pie. Las críticas van también acompañadas de fotogramas a todo color de la película que se está analizando. El resultado final es un manual de usuario para los fans de Ghibli, una enciclopedia ilustrada de su contexto y una herramienta para descifrar la nube de ideas que Miyazaki y sus acompañantes despliegan en cada largometraje.

Mikel Iturbe

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.