Compartir

cartrobhoderrol

La poca imaginación en Hollywood hace estragos y se ve reflejada en la actual industria cinematográfica. Por ello, en los últimos años, las historias se están centrando en el ya manido género de los biopics, biografías de personajes reconocidos en la sociedad. EL LOBO DE WALL STREET, LINCOLN o J. EDGAR son sólo algunos de los títulos de los últimos años que engrosan un listado que en el próximo año se verá enriquecido con proyectos como el nuevo relato de la vida de Steve Jobs, fundador de Apple, interpretado por MICHAEL FASSBENDER y con DANNY BOYLE tras la dirección, o el biopic de la rockera Janis Joplin, llevada a la gran pantalla por AMY ADAMS.  Conscientes del éxito de este tipo de cine, RICHARD GLATZER (EL ESTIMULADOR, STILL ALICE, QUINCEAÑERA) y WASH WESTMORELAND (STILL ALICE, QUINCEAÑERA), ambos como director y guionista conjuntamente, vuelven a la gran pantalla con una historia basada en hechos reales y que nos acerca a la vida de un personaje bastante conocido, la estrella de Hollywood ERROL FLYNN, con LA ÚLTIMA AVENTURA DE ROBIN HOOD, una cinta muy bien documentada y que sorprenderá a los espectadores más despistados que, creyendo encontrar una nueva película de aventuras de espadachines protagonizada por el arquero inglés y defensor de los pobres Robin Hood, terminarán visualizando una producción madura sobre la vida del reconocido actor, donde las luchas quedan relegadas a lo meramente imaginativo.

Han sido muchos los hombres que han interpretado al inglés escondido en los bosques de Sherwood y Barnsdale, como RUSSEL HICKS, RICHAR TODD, SEAN CONNERY, KEVIN COSTNER, PATRICK BERGIN o RUSSELL CROWE, entre otros, pero entre el público, FLYNN siempre ha sido valorado como uno de los mejores en hacerlo desde que en 1938 saltara al estrellato con ROBIN DE LOS BOSQUES. Sin embargo, la película nos traslada décadas posteriores a este éxito, narrando la última etapa, de 1957 a 1959, de la vida del mencionado y reconocido actor, así como seductor nato. La relación amorosa entre FLYNN y una joven actriz llamada BEVERLY AADLAND, de tan sólo 15 años, y en cuyos brazos terminaría muriendo este, es la trama principal sobre la que gira toda la cinta. Nueva York, Africa, Cuba o El Caribe, donde el actor realizó su propia película para conseguirle a AADLAND un papel protagonista (CUBAN REBEL GIRLS, 1959), FLYNN y la joven actriz eran inseparables y sólo ellos y FLORENCIA AADLAND, madre de BEVERLY, sabían la verdad de una relación cuya naturaleza era calificada por la opinión pública como natural y meramente laboral. El juego de fama, dinero y amor en el que entró BEVERLY AADLAND supuso un precio que costaría caro a madre e hija finalmente, cuando el escándalo se diera a conocer tras la publicación del libro THE BIG LOVE en 1961, tras la confesión de FLORENCIA al escritor TEDD THOMEY. Precisamente, es la propia BEVERLY AADLAND quien aprobaría en 2010 la veracidad de la historia y el filme antes de fallecer en el mismo año.

The Last of Robin Hood

Los directores muestran así una nueva faceta de la vida del actor. Una historia donde la fama está por encima de todo y que hace que el espectador esté en constante incertidumbre respecto a las verdaderas intenciones del personaje de FLYNN con AADLAND. El guión, muy bien realizado, refleja perfectamente la muestra de amor de una madre a su hija, en la que la primera hace todo lo posible para que la segunda sea feliz. Madre esta que es capaz de perderlo todo por dar la oportunidad de vivir una historia inolvidable a su pequeña, donde la fama y el dinero son lo que prima. No sólo el espectador quedará prendado por el aura de misterio e intriga de la historia, la narración esta aun mejor conseguida gracias a su vestuario y a la buena fotografía de MICHAEL SIMMONDS, que ambienta a la perfección la época de finales de la década de los 50.

El elenco de actores es muy reconocido, mostrando a una DAKOTA FANNING (LA SAGA CREPÚSCULO: AMANECER- PARTE 2, EFFIE GRAY) más madura y femenina, pese a su característica niñez, interpretando a la pequeña “ninfa” de BEVERLY, que es como la llama cariñosamente FLYNN. Por otro lado, el peso de la interpretación recae sobre KEVIN KLINE (UN PEZ LLAMADO WANDA, PLAN EN LAS VEGAS), actor que se mete en la piel del conocido intérprete. KLINE encarna a la perfección a ese hombre que tuvo pero que ahora añora su fama, aquella que tenía en su época dorada, donde todos aquellos le llamaban Hood, esencia de la que ya no queda nada, y cuya apariencia es la de galán y caballero, pero en el fondo se mueve en función de sus intereses, derrumbado y estancado en sus problemas de alcohol y drogas. La pareja de actores compenetran a la perfección en pantalla y son acompañados por SUSAN SARANDON (MEJOR…¡NI ME CASO!, WALL STREET 2: EL DINERO NUNCA DUERME), intérprete de FLORENCIA AADLAND, madre que quiere que su hija consiga la fama que ella no pudo tener, debido a su grave accidente de coche, que la frustró su sueño de ser bailarina SARANDON, gran actriz, se ‘come’ una vez más su papel, y conforma un trio perfecto junto a los anteriores.

o-THE-LAST-OF-ROBIN-HOOD-facebook

LA ÚLTIMA AVENTURA DE ROBIN HOOD refleja así un tema interesante que tratan muy bien los guionistas, como es el aluvión de la prensa rosa y las revistas, los chismes o cotilleos en los que se ven en este caso envueltos BEVERLY y su madre, y que en la actualidad priman en diversos programas televisivos o prensa sensacionalista. No será una película que gane grandes premios o llegue a ser recordada por muchos, debido al personaje protagonista del biopic, pero sí que tiene varios aspectos por los que merece la pena ser vista, como la estructura narrativa o los valores humanos, y que harán que el espectador, tras una historia de amor prohibido, fama, egoismo y tragedia, no necesite de luchas ni espadas para quedar satisfecho.

LO MEJOR:

  • El trio de actores
  • Historia bien documentada y engancha

 LO PEOR:

  • No será una película que trascienda en el futuro

 

 

María Páez

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.