El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Tiempo de Conquista Destacada
ESPECIAL EL MINISTERIO DEL TIEMPO REDACTORES SERIES

EL MINISTERIO DEL TIEMPO: TIEMPO DE CONQUISTA

Pacino y Alonso MdT El Palomitrón

Los españoles en América es una de las grandes hazañas de nuestra historia, pero también una de las manchas más negras. El esplendor del Imperio español llegó hasta el Nuevo Mundo, lo que nos permitió anotarnos un punto más en nuestra lista de conquistas. Pero si somos objetivos y empatizamos con los conquistados, no hay nada de lo que sentirse orgullosos.

Este mismo debate es el que tienen Pacino (Hugo Silva) y Alonso (Nacho Fresneda), que deben acudir a la América del siglo XVI para encontrar a Jerónimo de Aguilar (Jorge Suquet), figura clave para la conquista de México por ser quien tradujo el idioma nativo para Hernán Cortés. Ahí es nada. Mientras tanto, el resto del ministerio seguirá buscando al Ángel Exterminador.

El Ministerio del Tiempo nos presenta a Gonzalo Guerrero

Miguel Ángel Muñoz El Palomitrón

Gonzalo Guerrero (Miguel Ángel Muñoz) es un cacique maya, pero antes había sido un soldado español hecho prisionero por los propios mayas. Cuando Hernán Cortes rescata a Jerónimo, Guerrero no quiso sufrir la misma suerte, pues se había integrado a la perfección en su nueva cultura y no compartía las maneras con las que los otros conquistadores trataban a los nativos.

Es este enfrentamiento lo que pone en peligro la vida de Jerónimo de Aguilar y es, precisamente, lo que nuestros viajeros del tiempo deben evitar. De nuevo, los valores férreos de Alonso les llevan a ponerse en peligro en más de una ocasión, acabando por entender que Guerrero es tan importante en la historia como el resto de soldados españoles.

La diversidad de opiniones sobre la Conquista de América

Los Mayas MdT El Palomitrón

Alonso y Pacino son los encargados de buscar a Jerónimo de Aguilar, a pesar de que Pacino ya había hecho planes (ni más ni menos que un concierto de Leño). Alonso no consigue comprender cómo Pacino no se enorgullece de participar en una de las grandes hazañas del imperio “en el que nunca se ponía el sol”. Y es que Pacino habla con el peso de los siglos y con el conocimiento de las maneras con las que los españoles llegaron a aquellas tierras. ¿Somos lo que somos por aquello? Por supuesto, pero para lo bueno y para lo malo.

Alonso, además, posee una razón de peso para creer las bondades de aquel hecho histórico: su abuelo participó en la expedición a América. Pero pronto averiguará que el honor y la gloria que aparecen en los libros y se cuentan a la vuelta de las batallas solo son figuras retóricas. Alonso no encaja en el siglo XXI, pero cada vez le ve menos sentido a su propia época, algo que puede ser nefasto para un hombre tan pasional.

Salvador en manos del Ángel Exterminador

Salvador El Ministerio del Tiempo El Palomitrón

El resto del equipo trata de lidiar con las amenazas que el Ángel Exterminador les hace llegar. Las familias de todos los agentes están en peligro, pero la inteligencia y la experiencia de Lola (Macarena García) les ayuda a actuar con precaución. Sin embargo, desconocen el verdadero objetivo de su extorsión.

Toda duda se despeja cuando el Salvador (Jaime Blanch) adulto presenta una alergia a los cacahuetes que lleva años sin comer y que los médicos no consiguen curarle. Y es que Marta y otro miembro del grupo extremista tienen al Salvador niño, quien come unos inocentes cacahuetes, alimento al que es alérgico.

Benedicto XIII y las puertas del Ministerio

Benedicto XIII MdT El Palomitrón

Pacino se perdió a los Leño, pero consigue ver a Bowie en el Calderón en 1987… Ventajas de ser un funcionario del Estado. En el próximo episodio, nuestro conocido Abraham Levi (Paco Obregón), creador de las puertas del Ministerio (por orden de Isabel la Católica), le pedirá al papa Benedicto XIII (Gerardo Malla) que oculte el libro de las puertas. ¿Por qué? ¿De quién debe protegerlos? ¿Estará el Ángel Exterminador detrás de esta amenaza o alguien más quiere hacerse con el ansiado secreto? El próximo lunes más respuestas en TVE.

Lorena Rodríguez

2 COMENTARIOS

  1. Escribes “no podemos sentirnos orgullosos de haber conquistado”. Y yo me pregunto, ¿qué es lo que se hacía en aquella época? Te respondo yo: conquistar. Y en eso los españoles éramos los mejores. Creo que en ese aspecto sí podemos estar orgullosos.

    Hablas de mancha negra cuando no sabes ni te has querido informar de las muchísimas universidades que fundamos, del calendario Juliano, de los conocimientos de medicina con cátedras como la de Salamanca, de los hospitales, de las técnicas hidráulicas, la escritura de Antonio de Nebrija, de las enseñanzas en aritmética, astronomía, geometría, de la imprenta moderna de Guttemberg…

    Creo que de todo eso sí podrás estar orgullosa.

    Por cierto es de ineptos juzgar hechos de hace 5 siglos con la moral del SXXI

    • Gracias por leer el artículo.
      Lo que escribí y lo que se dice en el artículo va en la línea de los debates que se plantean en el capítulo. Nunca, bajo ningún concepto he expresado mi opinión,todo está canalizado a través del guión y la trama del episodio.

      Gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Una tarde, con siete añitos, entré en el salón cuando mi madre veía El Padrino. La escena en cuestión era la del caballo y mi madre me gritó que no mirase, pero miré. Desde aquel entonces no pude dejar de mirar, de observar y soñar. Lo más cerquita que pude quedarme del cine fue haciéndome historiadora del arte. El cine es mi Tardis, un Delorean que me hace la vida real más fácil. Mi primera serie fue Urgencias, siempre fiel, a pesar de lo mal que la trató la tele. No sé decirle que no a una serie.